Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid MARTES 21 2 2006 ABC La Cibeles pasa más tiempo seca que mojada. Le queda poco líquido y, a pesar de las sesiones de depuración a que se la somete, corre el peligro de quedarse seca La sequía también hace mella en las fuentes de Madrid. Desde septiembre, está prohibido rellenar los vasos donde, a medida que pasa el tiempo, el agua pierde calidad. Muchas todavía aguantan a base de depuración y de productos químicos A dieta y sin agua TEXTO: MARÍA ISABEL SERRANO FOTOS: JAIME GARCÍA MADRID. Las hay históricas, ornamentales, en medio de jardines, luminosas, en cascada Todas ofrecen una estampa amable y chispeante de la ciudad. Hablamos de las fuentes de Madrid. El Ayuntamiento tiene censadas cerca de 500 pero, a día de hoy, ya son 190- -el 38 por ciento- las que están en parada forzosa, sin gota de agua. Este singular paro puede ir a más. Todo depende la generosidad de las lluvias y de si, gracias a ellas, se puede poner fin a la fase 1 de alerta por sequía, que es como nos encontramos en estos precisos momentos. Ni un chorrito Las fuentes madrileñas sólo tienen agua de diez de la mañana a dos de la tarde. El resto de la jornada, y de la noche, nada de nada. Por eso es fácil caminar por la capital a ciertas horas del día y observar que la diosa Cibeles está sequita, lo mismo que su vecino Neptuno, en la plaza de Cánovas del Castillo; que las cuatro fuentes del Prado no echan ni un chorrito de agua y que las que adornan el paseo de Recoletos o las de Colón- -Jardines del Descubrimiento incluidos- arrastran la misma falta de líquido corriente. La fuente de la glorieta de Atocha es una de las 190 en parada forzosa. El líquido se degradó demasiado y hubo que vaciarla