Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 2 2006 Internacional 35 La lluvia obliga a suspender las labores de rescate en Filipinas b Informaciones contradictorias se reprodujeron ayer a lo largo de todo el día sobre a posibilidad de que aún hubiera supervivientes enterrados bajo el lodo ABC MANILA. Las operaciones de rescate en la aldea filipina de San Bernardo sepultada por un alud de tierra el viernes pasado, tuvieron ayer que ser suspendidas por causa de la lluvia, anunció la gobernadora de la provincia de Leyte, Rosette Lerias. El balance actual de víctimas es de 81 fallecidos, de ellos 36 identificados, 996 desaparecidos, 1.645 personas refugiadas en cuatro centros de evacuados y otras 15.000 que reciben atención de las autoridades locales. Durante toda la jornada de ayer se produjeron recurrentes y contradictorias informaciones sobre eventuales supervivientes localizados. A primeras horas de la mañana un equipo de rescate que trataba de desenterrar cadáveres de un centro escolar sepultado bajo 30 metros de barro, informó que había detectado señales de vida. Posteriormente un portavoz gubernamental corroboró estas informaciones. Sin embargo, un equipo de rescate norteamericano rechazó todas las informaciones que apuntaban a señales de supervivientes. Familiares de los mineros atrapados reciben información sobre el rescate del capataz de la mina Pasta de Conchos EFE Lucha desesperada para salvar a los mineros atrapados en México La tierra se tragó a 65 trabajadores tras una explosión de grisú mina Pasta de Conchos las operaciones de rescate se realizan prácticamente con las manos ante la presencia de gases tóxicos para salvar a sus compañeros MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. Atrapados en las entrañas de la tierra, incomunicados con el exterior, 65 mineros aguardan desde la madrugada del domingo que alguien acuda a rescatarles del interior de la mina carbonífera Pasta de Conchos, en el municipio de San Juan de Sabinas, en el Estado mexicano de Coahuila. Esas son, al menos, las esperanzas de los familiares que aguardan sollozantes a la boca del pozo. Pues, desde que una explosión de grisú se llevó por delante una galería de más de dos kilómetros de largo y ciento cincuenta metros de profundidad, no se ha vuelto a saber nada de ellos. b En la Estamos cavando prácticamente con las manos, porque los accesos son muy angostos y la situación es muy difícil por la presencia de gases tóxicos, explicaba el responsable estatal de Protección Civil, Sergio Robles. Los equipos de rescate ya habían avanzado 300 metros por el interior del filón después de veinte horas de trabajo, pero se desconoce cuánto tardarán en llegar hasta donde se encuentran los trabajadores. La empresa Industrial Minera México, propietaria del yacimiento, informó de que 87 trabajadores se encontraban en el lugar en el momento de la explosión y posterior derrumbe. Diez de ellos consiguieron salir por sus propios medios y otros doce fueron rescatados con diversas heridas. La mina Pasta de Conchos había pasado una revisión de seguridad hace apenas quince días. Más lluvias La gobernadora anunció la suspensión de los trabajos por la peligrosidad de nuevos aludes a causa de la lluvia, pero no obstante, a última hora de ayer, confirmó a los medios de prensa que las informaciones de que el número de signos de supervivientes crecían. Estamos viendo como se produce con las horas un aumento de signos positivos que nos inducen a continuar adelante con las operaciones de salvamento en espera de encontrar nuevos supervivientes dijo. La atención de Filipinas se ha centrado durante los últimos días en 246 estudiantes y 7 profesores que quedaron atrapados cuando se produjo el alud y sepultó una escuela de una de las barriadas de San Bernardo. Un equipo de rescate dijo que había encontrado rastros de que alrededor de 50 escolares podrían aún estar vivos. El presidente de la Cruz Roja de Filipinas, Richard Gordon, aseguró a los medios de comunicación que ningún cadáver será enterrado sin antes haber sido identificado convenientemente. Especialistas de EE. UU. Malasia, Taiwán y España colaboran con militares, policías y voluntarios filipinos en las tareas de salvamento, que se reanudarán hoy con las primeras horas del día. Oxígeno para 6 horas Siguen atrapadas 65 personas en el interior de la mina No tenemos ninguna comunicación con ellos desde el derrumbe confirmaba a la cadena Televisa el gobernador de Coahuila, Humberto Moreira. Los mineros sólo contaban con reservas de oxígeno para seis horas cuando ocurrió la explosión y las autoridades desconocen si tienen acceso a aire fresco. Los sistemas de ventilación internos, al menos, no han dejado de funcionar. Pero las labores de rescate avanzan muy despacio, debido a que se siguen unas medidas de seguridad extremas: