Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional LA BRECHA ENTRE OCCIDENTE Y EL ISLAM MARTES 21 2 2006 ABC UN ATISBO DE ESPERANZA muchos europeos nos ha producido tanta insatisfacción como preocupación la actitud entreguista del tándem Solana- Fratini en su tournée islámica. Nos hubiera gustado que hubieran reivindicado nuestro derecho a la libertad de prensa- -no sin reconocer sus excesos- el fin de las barbaridades que a diario se escriben y dibujan por aquellas tierras contra nosotros y, sobre todo, de las persecuciones a los que profesan otra fe. No ha sido así. Han optado por la tibieza, lo que animará nuevas protestas y exigencias. Sin embargo, lo que ha ocurrido durante estas últimas semanas permite distinguir alFLORENTINO gún aspecto positivo PORTERO que conviene resaltar. Durante la Guerra de Irak la izquierda europea llegó al apogeo del pacifismo y del antinorteamericanismo. Supusieron que el problema no iba con ellos y los más radicales se aprestaron a cerrar un acuerdo de no agresión, que no otra cosa es la Alianza de Civilizaciones La crisis de Irán, con la consiguiente burla a la diplomacia europea, despertó las alertas. Era verdad que estaban desarrollando un programa nuclear y que no pensaban respetar los dictados de Naciones Unidas. Miembros del Consejo de Seguridad no parecen dispuestos a ir más allá de las palabras. China está negociando un acuerdo energético, que incluye tanto petróleo como gas. Rusia es el suministrador de tecnología nuclear, además de proveedor de armamento y otros productos ¿Estarían dispuestos en estas condiciones a aprobar sanciones económicas? Los islamistas que han tomado las calles, asaltado sedes diplomáticas y cometido homicidios no están interesados en diálogos o alianzas, sino en nuestra sumisión a sus postulados. No son unos ciudadanos exquisitos en su respeto a las posiciones del otro, sino todo lo contrario. No aceptan la reciprocidad. Una parte de nuestra izquierda ha entendido que el régimen de no proliferación nuclear está en peligro y que los grandes perdedores seríamos nosotros. Somos vecinos del Islam y apenas hemos avanzado en sistemas antimisiles. También ha comprendido que no es posible una estrategia de pacificación con los islamistas y que ésta sólo les alienta a conquistar nuestros propios Estados al cabo de un par de generaciones. Les falta dar el paso decisivo, comprender que sólo se les contendrá ganando la batalla en su propio territorio, desarrollando Estados eficaces y democráticos que devuelvan la esperanza a los ciudadanos. Pero eso implica injerencia en sus asuntos internos, algo que la izquierda post- colonial y multilateralista rechaza de plano... cuando les conviene. En Kosovo olvidaron sus pudores, actuaron sin resolución del Consejo de Seguridad y se sacaron de la manga la doctrina de la injerencia humanitaria. Con un poco de suerte despiertan a tiempo y Europa es capaz de actuar inteligentemente. A El Papa condena las provocaciones a los sentimientos y símbolos religiosos Benedicto XVI rechaza asimismo la respuesta violenta a las afrentas indirecta a la quema de embajadas y a quienes lo incitan, el Santo Padre afirma que esa escalada es incompatible con la religión JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Benedicto XVI declaró ayer necesario y urgente que se respete a todas las religiones y sus símbolos, y que los creyentes no sean objeto de provocaciones que hieran sus sentimientos religiosos Pero al mismo tiempo que condena la provocación, el Papa rechaza también la respuesta violenta, sobre todo si responde a una explotación política, pues añade un segundo episodio de maldad. El Santo Padre analizó la desastrosa cadena de provocaciones antiislámicas y violencia antioccidental al recibir las cartas credenciales del nuevo embajador de Marruecos ante la Santa Sede, Ali Achour, buen conocedor de España por haber desempeñado misiones diplomáticas en Málaga y en Madrid. Después de condenar las ofensas a los creyentes de cualquier religión, el Papa añadió que sin embargo, la intolerancia y la violencia no se pueden justificar jamás como respuesta a esas ofensas porque no son compatibles con los principios sagrados de la religión Por ese motivo, hay que deplorar las acciones de quienes se aprovechan deliberadamente de las ofensas a los sentimientos religiosos para fomentar actos violentos, y todavía más cuando se llevan a cabo con fines extraños a la religión En su discurso al nuevo embajab En una referencia Benedicto XVI EPA La violencia se ha cobrado en Nigeria 35 muertos, en su mayoría cristianos, y 12 iglesias quemadas dor de Marruecos, el Papa afirmó que el camino de la paz y la fraternidad es el respeto a las convicciones y las prácticas religiosas de los demás, de modo que, de manera recíproca, se asegure en todas las sociedades el ejercicio de la religión libremente elegida El respeto a la conciencia de cada persona debe ser total, y ayer mismo, en su discurso a los obispos de Senegal, Mauritania, Cabo Verde y Guinea- Bissau, el Papa se manifes- tó satisfecho de que los católicos presten servicios de educación, salud, etc. a las personas necesitadas en colaboración con hombres y mujeres que no comparten la fe cristiana, especialmente con musulmanes El Santo Padre recordó que en esas obras de servicio la caridad no debe ser un medio al servicio del proselitismo porque el amor es gratuito como indica en su reciente encíclica Dios es Amor Insistiendo a fondo en el respeto a las creencias, Benedicto XVI añadió que es imperativo profundizar siempre más en las relaciones fraternas entre las comunidades, para favorecer un desarrollo armonioso de la sociedad, reconociendo su dignidad a cada persona y permitiendo a todos el libre ejercicio de su religión El Papa está preocupado por la cadena de odio que va de las caricaturas a las matanzas en diversos países, incluida Libia a raíz de las caricaturas estampadas en una camiseta interior que mostraba en televisión el ya dimitido ministro italiano Roberto Calderoli. Los incidentes antiitalianos de Bengasi, con un saldo de 11 muertos y 69 heridos, se prolongaban ayer en una secuela de disturbios. La situación es mucho peor en Nigeria, donde el balance de tres días superó ayer los 35 muertos, en su gran mayoría cristianos, incluido un sacerdote asesinado en su casa. Los manifestantes violentos han quemado en los últimos tres días 12 iglesias, 200 comercios, cincuenta casas y cientos de automóviles, en un conjunto de desmanes dirigidos también contra el presidente cristiano Olosegun Obananjo. Juicio a nueve daneses de origen paquistaní por un nuevo caso de crimen de honor CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. En medio de un gran tumulto de daneses indignados que pedían a voces que se echaran a los musulmanes tradicionalistas de Dinamarca y con la sala repleta de gente, se celebró ayer en la Audiencia Nacional del este de Copenhague la vista de nueve daneses de origen paquistaní acusados de haber matado a sangre fría a Ghazala Khan, una bella joven de 19 años, y de intento de asesinato del marido de ésta, tras haberlos condenado a muerte en un juicio sumario realizado en Slagelse, a 100 kilómetros de Copenhague. El asesinato, que aumenta el número de los denominados crímenes del honor fue cometido el 23 del pasado septiembre por el hermano mayor de la víctima en el centro de la capital danesa cuando la jóven paseaba con su marido. La chica murió en el acto y su esposo resultó herido de gravedad. El fraticida, que responde al nombre de Akthar Abbas, ajustició a su hermana por haberse casado con un infiel es decir un hombre de otra raza y religión. Se acusa al padre de ambos, responsable de la condena a muerte de su propia hija y de su yerno, de incitador del crimen y a las demás personas de la familia de haber prestado ayuda al asesino. Los nueve sujetos pasaron a disposición de la Policía y permanecerán arrestados hasta que se celebre el juicio a principios de mayo. Este triste caso, que no es ni mucho menos aislado, ha tenido gran repercusión en los medios. Hace unas semanas se encontró el cadaver de otra niña de origen iraquí flotando en las aguas de Prästö, víctima de un crimen del honor y todavía se recuerda el caso de Fadine, ocurrido en Suecia, una joven kurda asesinada a tiros por su padre, un inmigrante kurdo, por tener un novio sueco. Uno de los problemas más graves de la inmigración musulmana es la fidelidad a determinadas tradiciones. Sin querer reconocer la legislación local, han puesto en marcha sus propios tribunales con sistemas de pena y castigo.