Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 2 2006 11 Cerca de 600.000 inmigrantes llegaron el año pasado a España, según datos de la presidenta del INE Acusan a dos miembros de la banda latin king de violar a una menor de edad para admitirla en su grupo to Andrés Ibáñez y Joaquín Giménez García, que redactarán un voto particular) se expondrán hasta ocho razones técnicas que explicarán la clave de la cuestión: es decir, si los treinta años deben entenderse como una nueva pena resultante de todas las condenas (lo que se conoce como refundición, término que, según fuentes consultadas tendría que ser desechado, pues conduce a una interpretación equivocada) o si, por el contrario, se trata de un verdadero límite de cumplimiento que es la tesis que ha triunfado en contra también del criterio mantenido por la mayor parte de los miembros de la Fiscalía de la Sala Segunda. La decisión del TS afectará también a otros criminales con delitos graves Prisiones tendrá que revisar la situación de unos 170 etarras encarcelados la sentencia se puede aplicar a aquellos reclusos que tienen aprobada con anterioridad la liquidación de su condena P. MUÑOZ N. COLLI MADRID. La decisión del Tribunal Supremo de fijar un criterio de aplicación de las redenciones de pena establecidas en el Código Penal de 1973, que garantiza que la mayoría de los etarras condenados varias veces por delitos cometidos hasta 1995 tengan que cumplir los 30 años de prisión efectiva y no 20 como hasta ahora, tendrá consecuencias también para los delincuentes comunes que hayan cometido delitos especialmente graves. Delincuentes tan peligrosos como Miguel Ricart, uno de los asesinos de las niñas de Alcácer; Claudio Lavazza, que mató a dos policías locales de Córdoba; Juan Manuel Valentín Tejero, secuestrador, violador y asesino de la niña Olga Sangrador de Valladolid o José Franco de la Cruz, que cometió unos actos similares con la pequeña Ana María Jerez Cano en Huelva, verán cómo su puesta en libertad, para la que ya no les quedaba muchos años, se retrasará de forma importante. En cuanto a presos etarras, en nuestras prisiones hay un total de 502, después de que ayer fuera excarcelado uno de ellos. De estos individuos, 340 son penados y 162 están aún encarcelados como preventivos. Según los datos de Instituciones Penitenciarias, del grupo de 340 penados aproximadamenb La duda que se plantea es si Del código del 73 a la reforma de 2003 Código Penal de 1973. Fija en 30 años el límite máximo de cumplimiento y prevé dos tipos de redenciones de pena: las ordinarias- -el interno redime un día de condena por cada dos de trabajos realizados en la prisión, lo que se ha traducido en una reducción casi automática de un tercio de la pena- y las extraordinarias. Código Penal de 1995. El legislador reduce a 20 años, aunque con excepciones, el máximo de cumplimiento. Por el contrario, desaparecen los beneficios ordinarios (y se mantienen los extraordinarios) Ese tiempo máximo aumenta hasta 25 años para los condenados por dos o más delitos cuando alguno de ellos esté castigado por ley con penas de prisión de hasta 20 años; y hasta 30 cuando alguno sea sancionable con penas superiores a 20 años. Código Penal de 1995 (tras la reforma de 2003) Mantiene la regla general fijada en la versión anterior y a las excepciones añade dos más: el máximo de cumplimiento asciende a 40 años para reincidentes cuando al menos dos de los delitos sean sancionables con penas superiores a 20 años. También se situará en 40 años para los condenados por dos o más delitos de terrorismo cuando alguno de ellos esté castigado con una pena superior a 20 años. Redenciones sobre cada condena De esta forma, y reproduciendo el mismo ejemplo que la Sala incluirá en su sentencia, si una persona tiene tres condenas de 30, 15 y 5 años las tiene que cumplir de forma sucesiva y los beneficios penitenciarios se aplicarán sobre cada una de ellas de forma individualizada. Así. se empezará con la primera, la de 30 (por ser la más grave) y sobre ella se aplicarán las redenciones correspondientes, que con el Código Penal de 1973 suponen un tercio de la condena. La primera se quedaría en 20 años. Una vez cumplido este periodo, el penado empezaría con la segunda, la de 15 años, que con redenciones se situaría en 10 años. De esta forma, y al haber llegado ya al límite de 30 años previsto en el Código Penal, la tercera condena quedaría ya extinguida. En cuanto al cómputo de las penas, el Pleno de la Sala Segunda ha estimado el recurso de Parot contra la decisión de la Audiencia de que el etarra cumpliera dos condenas de 30 años por dos tramos delictivos distintos. La Sala ve conexidad entre todos las acciones terroristas. te la mitad; es decir, unos 170, tiene refundida su pena a 30 años y, por tanto, la decisión del Supremo obliga a revisar su situación. No hay datos de delincuentes comunes afectados. Una de las dudas que ahora se plantea es qué sucederá con aquellos delincuentes que ya tienen aprobada la liquidación de su condena. Fuentes judiciales consultadas por ABC consideran que esto dependerá de la actuación de los fiscales y resto de las partes, que tras la decisión del Tribunal Supremo podrían solicitar la revisión de sus casos. El PSOE respalda la estrategia de Zapatero e intenta forzar un cambio del PP, al que reclama lealtad G. LÓPEZ ALBA MADRID. Ni un paso atrás. Es Rajoy el que tiene que cambiar de estrategia Y a esperar acontecimientos. Hay condiciones para transitar por el camino hacia la paz. Mantenemos la expectativa a partir de datos ciertos: más de 200 terroristas detenidos y mil días sin atentados mortales En este doble criterio se resumen las conclusiones de la ejecutiva del PSOE, que ayer ratificó su respaldo a la política del presidente del Gobierno, quien se reafirmó en su apuesta, con independencia del impacto electoral que pueda acarrear, con el argumento de que es un objetivo de Estado Ahora mis- mo, nuestro enemigo es la ansiedad alertó José Luis Rodríguez Zapatero. El comunicado difundido el sábado por ETA no cambia nada a juicio de fuentes gubernamentales y socialistas, que siguen confiando en que, más pronto que tarde, se producirá un paso de la banda, con una declaración u otra fórmula, que confirme el pronóstico de que se está en puertas del principio del fin de la banda. Mientras, los socialistas se afanan en presionar al PP para que modifique su estrategia de oposición frontal, en la línea anticipada por Zapatero en su entrevista con ABC: Necesitamos al PP para afrontar un proceso de fin de la violencia Y, puesto que la dirección del PP no parece permeable a tenor de la reacción de Rajoy, el PSOE ha optado por aflorar a sus contradicciones. El portavoz socialista, José Blanco, emplazó al PP a ser leal con el Gobierno, no utilizar a las víctimas y no frustrar las expectativas de paz Para reforzar su apelación, tiró de hemeroteca y distribuyó unas declaraciones hechas en 1997 por Martí Fluxà, a la sazón número dos de Interior, en las que afirmaba: Sólo con la vía policial jamás conseguiremos la pacificación del País Vasco A partir de este recordatorio, y de lo dicho por Zapatero ante la ejecutiva, reclamó a Rajoy que reconozca que este Gobierno tiene tanta legitimidad como los anteriores, y que, si finalmente se abre una esperanza cierta de paz, esté al lado de quienes la impulsan Pero, por si la relación no se reconduce, el número dos del PSOE advirtió de que no vamos a permitir que nadie frustre las esperanzas de paz