Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 2 2006 Deportes 91 PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA CUARTA JORNADA ANECDOTARIO DE LA JORNADA LUIS GARDE Murcia iguala la racha de cinco triunfos de Manzano Con la victoria de ayer en Getafe, Pepe Murcia ha igualado la racha de cinco victorias consecutivas de Gregorio Manzano de hace dos temporadas y se queda a dos de las siete que obtuvo Luis Aragonés en la temporada 91- 92. Rijkaard, el mejor centenario Lleva ya cien partidos en la Liga española con 63 victorias, 22 empates y 15 derrotas. Entre los entrenadores que han llegado a centenario es el que mejor porcentaje de victorias presenta (63 por ciento) por delante de Cruyff (60) El Español, más goleado en 2006. Lleva 18 en este año y 16 en la segunda vuelta. Culpa de ello son sus goleadas en Getafe (5- 0) Bernabéu (4- 0) y Villarreal (4- 0) Osasuna busca récords. Tiene 14 victorias de 24 partidos y ha conseguido 46 puntos, como los que consiguió toda la temporada pasada. Está a punto de igualar sus marcas de puntos (48) y de triunfos (15) También ha igualado su récord de victorias a domicilio (5) No puede del Deportivo en Riazor. Los de Caparrós no ganan en Riazor desde el 11 de diciembre (1- 0 al Cádiz) con lo que lleva cinco partidos sin ganar en casa (su peor racha desde la temporada 97- 98) Pablo corta el intento de penetración de Paunovic IGNACIO GIL Granizada del Atlético Los rojiblancos tuvieron más actitud y ambición que el Getafe y, además, se adaptaron mejor al complicado estado del terreno de juego GETAFE ATLÉTICO DE MADRID 0 3 maneras a pesar de la dificultad del choque. Sin embargo, poco a poco se percibió que el Atlético empezaba a estar un pequeño peldaño por encima del Getafe, que se mostró timorato arriba, con poca profundidad y demasiado fiado a la contra, temeroso como estaba Schuster de que la potencia de Torres les cazara a la contra. La no hierba traicionaba a todos. No sólo cortaba los enlaces normales sino que provocaba fallos inusuales. El más importante fue uno de Matellán que Torres tiró fuera de forma incomprensible. Sobre el granizo, sobre el fútbol y sobre todos los delanteros locales sobresalió la figura de Pablo, rapidísimo y seguro en todos los lances, dando una altura y seguridad al Atlético desde donde el equipo de Murcia comenzó a imponerse al de Schuster. En eso y en una presión muy ajustada, cortando los circuitos del Getafe, que maniobraba de forma excesivamente cauta, maniatado por la buena actitud del rival y también por el terreno del césped, que le cortaba las alas. ASÍ JUGARON GETAFE Calatayud: mal. Pulido: regular. Belenguer: bien. Matellán: mal. Pernía: regular. Diego Rivas: bien. Vivar Dorado: mal. Cotelo: mal. Paunovic: mal. Gavilán: regular. Güiza: mal. Redondo: mal. Pachón: mal. Craioveanu: regular. El técnico: Bernd Schuster. Mal. Timorato el equipo, que fue demasiado defensivo, demasiado asustadizo y reservado, sobre todo para estar en casa. Poca elaboración. Lo mejor: Los minutos iniciales, muy igualados. Belenguer y Rivas. Lo peor: Poca ambición y escasa seguridad en el portero. Getafe (4- 2- 3- 1) Calatayud; Pulido (Redondo, m. 61) Belenguer, Matellán, Pernía; Diego Rivas, Vivar Dorado; Cotelo, Paunovic (Pachón, m. 61) Gavilán; y Güiza (Craioveanu, m. 72) Atlético de Madrid (4- 4- 2) Leo Franco; Velasco, Pablo, García Calvo, Antonio López; Maxi Rodríguez (Valera, m. 82) Luccin, Ibagaza (Gabi, m. 65) Petrov; Kezman y Fernando Torres (Pablo Sicilia, m. 89) Árbitro Teixeira Vitienes, del Comité cántabro. Enseñó tarjeta amarilla a Ibagaza, Kezman. Deigo Rivas, Matellán y Gavilán. Goles 0- 1, m. 29: Luccin. 0- 2, m. 48: Maxi Rodríguez. 0- 3, m. 63: Fernando Torres. JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. El teórico desequilibrio que pudiera haber a favor de uno u otro equipo se perdió con el estado del terreno de juego, que era blanco e inocente, pero envolvía un manto de imprecisión y peligrosidad tremenda para todos. Por ahí se fue el toque y las buenas intenciones de unos y otros. Les costaba a los jugadores mantener el equilibrio encima del granizo, así que mucho más complicado era la entrega, los controles en posturas delicadas y la elaboración de las jugadas. Hicieron todos lo que pudieron y de la tremenda hostilidad del tiempo salió un partido apretado en principo, muy igualado, tenso pero con buenas ATLÉTICO DE MADRID Leo Franco: notable. Velasco: regular. Pablo: muy bien. García Calvo: regular. Antonio López: bien. Maxi Rodríguez: bien. Luccin: bien. Ibagaza: regular. Petrov: regular. Kezman: regular. Fernando Torres: bien. Gabi: regular. Valera y Pablo Sicilia: sin calificar. El técnico: Pepe Murcia. Muy bien. Enchufado de nuevo el equipo, con la actitud de las últimas semana indesmayable. Buena presión, coordinada y muy ajustada. Lo mejor: Pablo, excelente siempre. Las paradas de Leo Franco, La actitud de todos y su presión. Lo peor: Ciertas concesiones atrás. La llegada de Luccin La firmeza de Belenguer y la ayuda de Diego Rivas, los valores más estables del Getafe, sostuvieron a los azulones de forma que se veía que el tramo se podía decantar en alguna jugada de estrategia, tan disciplinados que estaban todos en las marcas. Lo decantó el Atlético, que tuvo un pelín más de atrevimiento que los locales. Sacó una falta Ibagaza, despejó Vivar Dorado de forma errónea al centro y allí llegó Luccin como tantas otras veces a la frontal contraria para hacer valer su excelente tiro. Calatayud no llegó y el partido se le puso cuesta arriba al Getafe, que ya no podía dedicarse a esperar más, como había hecho hasta ahora. Le pasó al conjunto local lo que le sucede toda la temporada, que aprieta pero no ahoga. Su reacción se estrelló en el muro levantado entre Pablo, providencial, y Leo Franco, con sus buenas paradas, pero también con la ceguera habitual de sus delanteros, que no ven puerta ni con prismáticos. Si había dudas de que el Atlético había tomado el mando del partido, Maxi lo dejó claro a los tres minutos de la continuación. Otro rechace deficiente del Getafe, esta vez de Diego Rivas, le dejó el balón franco al exterior rojiblanco, que la clavó en la red de Calatayud. El mazazo hundió al conjunto de Schuster, que perdió el oremus Se lanzó con mucha dignidad y poca cabeza arriba, y le pillaron. Entonces fue víctima de lo que había querido evitar antes incluso de empezar: la contra rojiblanca. Perdía ya muchos balones en el medio campo y en uno de ellos Luccin tocó de primera a Fernando Torres, que con terreno por delante es imparable. El nueve no perdonó esta vez y dejó listo el partido. El resto no sirvió para nada. El Getafe buscaba maquillar el resultado y salvar su imagen, y el Atlético conservar el marcador y no sufrir percances. Lo demás ya lo había hecho, y muy bien.