Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 2 2006 Economía 85 Los grupos europeos de distribución de coches se posicionan en España Cuatro años después de la liberalización, el sector empieza a concentrarse b El portugués Salvador Caeta- EN ECONOMÍA NO HAY MILAGROS n economía existen tropos poco rigurosos. Por ejemplo, el bautizar como milagro alemán a la excelente recuperación germana tras la tremenda derrota de 1945. Sencillamente se debió a la energía del ministro Erhard, quien aplicó el mensaje que, para una política económica antinazi, había preparado la Escuela de Friburgo, encabezada por Eucken, con la colaboración, desde su puesto en la Universidad de Madrid, de Stackelberg, y con miembros tan importantes como, por ejemplo Müller- Armack. Lo que así se puso en marcha tuvo una notable coherencia científica y política. Además, fue capaz de desarrollar una seria polítiJUAN VELARDE ca de cambios estructuFUERTES rales, lo que siempre significa costes sociales. El maná tuvo su realidad para el pueblo israelita en un momento concreto, pero no volverá a caer. Es evidente que España precisa de un fuerte cambio estructural para aliviar los dos síntomas que demuestran que la política económica practicada desde 2004 origina recalentamientos intolerables: los tremendos, casi ingentes, déficit exteriores y que, en el año que termina en enero de 2006, el IPC haya subido un 4,2 frente al 3,1 en el mismo periodo que concluye en enero de 2005, por lo que el diferencial con el área del euro de 1,2 puntos porcentuales en enero de 2005, salta a uno de 1,8 en enero de 2006. Todo esto agravado porque el índice de precios industriales se situó para todo el 2005 en el 5,2 frente al 5,0 de 2004. España se ha convertido en el país más inflacionista del grupo de los quince países industrializados más importantes. Se ha señalado que se van a adoptar medidas, sin aclararlas, para cortar esta aceleración inflacionista. Éstas sólo pueden ser las bien conocidas del cóctel estabilizador tradicional. En primer lugar, subida de intereses y otras medidas restrictivas del crédito. Con el papel del Banco Central Europeo y el actual endeudamiento de las familias ¿es imaginable? En segundo término, con contundentes políticas de renta, especialmente de rentas salariales. ¿Es pensable que el actual Gobierno español acepte el choque sindical que, sin duda, se produciría? El tercer mejunje de este duro cóctel es un fuerte superávit del sector público. Buchanan y Alesina apostarían a que no es nada probable en las presentes circunstancias de presión autonómica, al abrirse la caja de Pandora de la financiación regional a causa del asunto del Estatuto catalán. Si eliminamos, por estar en el área del euro, el recurso a subir el tipo de cambio, la guinda sería una activísima política de desregulación y de ampliación de la competencia. Más bien se adivina todo lo contrario, observando lo que señala Francisco Cabrillo en el excelente artículo El descrédito de los organismos reguladores publicado en Nueva Revista enero- febrero 2006 en relación con la opa hostil sobre Endesa. Y no hay más, salvo poner en marcha la Fiscalía de Tasas. E Balance medio de un concesionario tipo TOTAL ACTIVO 9,5 millones de euros (1.580 millones de pesetas) Inmovilizado neto 25 Existencias 46 Deudores 18 %O tro circulante 6 RECURSOS PROPIOS FUENTE: Faconauto no ha adquirido el grupo gallego Fernández Alvariño, mientras el británico Inchcape y el holandés Kroymans exploran el mercado en busca de oportunidades de compra ANTONIO POLO MADRID. Los principales grupos de distribución de automóviles de Europa han empezado a tomar posiciones de control en el mercado español, al calor del Reglamento de Distribución aprobado por la Comisión Europea en 2002, que entre otros aspectos regula la compraventa de concesionarios, la comercialización simultánea de distintas marcas y la deslocalización geográfica. Entre los grupos extranjeros que han desembarcado figura el portugués Salvador Caetano, que ha tomado la mayoría del gallego Fernández Alvariño y comprado un concesionario de BMW en Madrid y otro de Mercedes en Málaga. Estas adquisiciones no serán las últimas porque sigue sondeando otras oportunidades de negocio en el territorio nacional que se ajusten a sus necesidades de crecimiento. Otros grupos como el británico Inchcape también está analizando posibles opciones de compra de concesionarios situados preferentemente en grandes núcleos de población como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla. En la misma situación se encuentra el grupo multimarca holandés Kroymans. La llegada de estos grandes grupos europeos y la expansión fuera de sus áreas de influencia de las empresas españolas para comercializar nuevas marcas, ha propiciado que el sector se encuentre inmerso en un proceso de concentración muy dinámico, impulsado por la buena marcha de las ventas de turismos (tanto nuevos como usados) y en gran medida por la alta rentabilidad que garantizan los concesionarios gracias a la financiación, la comercialización de vehículos de ocasión y los servicios postventa (recambios, talleres, etc) La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) destaca las desorbitadas sumas que se están abonando para adquirir o participar en una nueva concesión. Los motivos que explican este movimiento de capitales son múltiples y variados. En primer término los locales comerciales- -el activo que concentra más valor- suelen estar situados en zonas estratégicas y tienen una dimensión media de 15.000 metros cuadrados. De igual forma el nivel de endeudamiento que pueden alcanzar TOTAL PASIVO 9,5 millones de euros (1.580 millones de pesetas) Acreedores a corto plazo 60 Tesorería 5 Acreedores a largo plazo 7 Recursos propios 33 3,24 millones de euros (540 millones de pesetas) Infografía ABC Un negocio de carácter familiar España es uno de los tres primeros países de la CE en el que los concesionarios monomarca alcanzan una cuota del 79 por detrás del Reino Unido (81 y Holanda (80 Como sucede en otros sectores de la economía el negocio de las concesiones se encuentra en manos de las familias. Según Faconauto, el 95 de los mayores 25 grupos españoles de distribución se encuentran gestionados exclusivamente por familias y cuando acceden a dar entrada en su capital a socios externos las participaciones oscilan entre el 1 y el 35 de forma que en ningún caso toman la mayoría. De los 3.000 concesionarios que existen en España (2.500 dedicados a la venta de turismos y 500 a la de vehículos industriales) los citados 25 grupos controlan 360 concesiones, que en su conjunto contabilizaron una facturación de 2.872 millones de euros el pasado ejercicio, cifra que supone el 10 de los coches nuevos comercializados en nuestro país. En términos laborales, este reducido grupo de empresas emplea a 7.272 trabajadores, sobre un total de 160.000 personas. Desde una óptica geográfica los negocios de este reducido grupo de empresas se encuentran distribuidos entre Madrid, Cataluña, Andalucía y Valencia, que concentran el 66 de las ventas de automóviles nuevos y el 60 de los usados. los propietarios del negocio es muy alto debido, entre otras causas, a que el automóvil es un producto seguro y con un ciclo comercial muy delimitado en términos de valoración inicial y depreciación. Tanto es así que tras los créditos hipotecarios los préstamos otorgados a los concesionarios son considerados como las más seguros por parte de los bancos. La razón es sencilla: a cambio de prestar su dinero la entidad financiera toma en concepto de garantía la documentación del automóvil. Elevado flujo de caja El conjunto de estas especifidades proporciona al negocio un flujo de caja elevado, al punto de que los precios de compraventa de concesionarios se calculan tomando como referencia el margen bruto de explotación previsto para un periodo de entre 7 y 10 años. Según estimaciones de Faconauto, la venta de coches nuevos genera el 61,63 de la facturación y sólo el 10 de los beneficios, debido al reducido margen de rentabilidad anual (cerca del 1 que alcanzan los concesionarios con esta actividad. Por el contrario, la comercialización de vehículos de ocasión representa el 9,23 de la facturación y el 20 de las ganancias, mientras que el negocio de recambios y talleres aporta el 26 de las ventas y el 40 de los beneficios. El proceso de concentración sectorial, que no afecta directamente a las pymes, se produce en un contexto marcado por la caída de los márgenes de las marcas generalistas y la contracción de algunas redes de ventas. Los datos de la patronal confirman que compañías automovilísticas como Alfa Romeo, Audi, Citroën, Ford, Fiat, Nissan, Seat o Volkswagen han visto como su redes de concesionarios y de agencias se reducían a lo largo del pasado ejercicio. Por contra, las redes de distribución de los fabricantes japoneses y coreanos siguieron la senda opuesta e incrementaron sus puntos de venta.