Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 Economía LUNES 20 2 2006 ABC La Agencia Tributaria prepara una reorganización de sus administraciones para avanzar hacia la ventanilla única Pretende que los ciudadanos puedan realizar sus gestiones en cualquier oficina b El plan que ultima incluirá una reordenación interna del actual sistema de trabajo, pero no se cerrarán administraciones ni se trasladará al personal, según aseguran fuentes de este organismo YOLANDA GÓMEZ MADRID. La Agencia Tributaria que dirige Luis Pedroche ultima una resolución para reorganizar las más de 200 administraciones que tiene repartidas por todo el territorio español. El objetivo es, por un lado, lograr una mayor especialización en el control del fraude fiscal y, por otro, avanzar hacia la implantación de la ventanilla única, de modo que los ciudadanos puedan acudir a cualquier oficina de la Agencia a realizar sus gestiones tributarias, y no necesariamente a la que tengan asignada, como ocurre ahora, según explicaron fuentes de la Agencia. Esta reorganización no implicará, en ningún caso, el cierre de administraciones, el traslado forzoso de perso- nal y, mucho menos, la prestación de menores servicios a los contribuyentes apuntaron las citadas fuentes, ante los temores que los primeros borradores sobre la reorganización habían suscitado en algunos trabajadores. En concreto, el secretario general del Sindicato Independiente de la Agencia Tributaria (SIAT) Ceferino Trillo, denuncia que la reorganización puede suponer la pérdida de los servicios de atención tributaria de que ahora disponen, teniendo que trasladarse a las capitales de provincia o a las llamadas Administraciones de cabecera, situadas en núcleos de población relevantes. Trillo asegura también que el alejamiento de los órganos de apoyo tributario supone una invitación directa al incumplimiento y a la desatención de las obligaciones tributarias. Fuentes de la Agencia negaron estos términos y aseguraron que la primera propuesta a la que se refiere el sindicato está ya muy superada. Se mantienen todos los servicios al contribuyente que se prestan en la actualidad en las administraciones, pero con el obje- Luis Pedroche CHEMA BARROSO tivo de lograr una atención más personalizada, especializando los servicios en función del perfil y las características de cada ciudadano apuntan. El objetivo de la reorganización de las administraciones es que los controles parciales los lleven a cabo funcionarios con competencias regionales, como ya ocurre desde hace años en las inspecciones fiscales más profundas. Es decir, que un pequeño empresario que tribute en módulos de un pueblo de León no tenga por qué ser controlado por los funcionarios de la administración de su pueblo, sino que pueda incluirse en los planes de control de cualquier administración de la región. Con ello Hacienda pretende homogeneizar los controles y facilitar una actuación rápida allí donde se detecte el fraude. Ahora, explican, se puede dar el caso de que en una administración con pocos contribuyentes mire con lupa todas las declaraciones y en otra los criterios sean más laxos porque haya muchos más contribuyentes. Lo que se pretende es fijar unas líneas estratégicas que se apliquen por igual en todas las administraciones, de modo que los contribuyentes tengan las mismas posibilidades de ser comprobados independientemente de donde residan. Para evitar que los contribuyentes incluidos en planes de control fuera de las administraciones de sus pueblos o ciudades tengan que desplazarse, la Agencia asegura que serán los funcionarios los que se trasladen. Además, se pretende generalizar el sistema de cita previa que ya funciona en la campaña de la renta para los procedimientos de control, para evitar esperas y agilizar el proceso, permitiendo que el contribuyente sea atendido en su administración.