Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 2 2006 Sociedad 53 Medio Ambiente Hijas del sol portadoras de almas La mariposa monarca protagoniza hermosas leyendas entre la población indígena de la región mazahua. La más difundida sostiene que ellas son las almas de los niños o los antepasados muertos, ya que las mariposas comienzan a llegar a sus santuarios a primeros de noviembre, coincidiendo con la festividad de los Santos Difuntos. Cada año, los mazahuas esperan a las mariposas monarcas, mensajeras de los dioses con ofrendas de cera y copal. Otra leyenda cuenta de unos indios que emigraban desde las Montañas Rocosas (EE. UU. hacia el centro de México. Debido al frío, niños y ancianos no pudieron continuar el viaje y fueron abandonados; para resistir las temperaturas, cubrieron sus cuerpos con polen y resina de los árboles. Entonces apareció su dios y, compadeciéndose de ellos, los convirtió en mariposas para que pudieran localizar a sus familiares, y fue así como llegaron a los bosques de Michoacán. Una mariposa monarca posada sobre una flor AP La Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) logra reproducir en cautividad a estos singulares insectos, cuya visita anual a tierras mexicanas dispara el turismo y aumenta la protección forestal en los bosques del Estado de Michoacán Palacios para la mariposa monarca TEXTO: MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. Un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) ha logrado la reproducción en cautividad de la mariposa monarca, así como la de una planta que forma parte de la dieta básica de este insecto. El siguiente paso es ofrecer a los santuarios donde hiberna un paquete tecnológico que aporte nuevos individuos y alimento para estos ejemplares. Así, los numerosos visitantes de los bosques del Estado mexicano de Michoacán podrán conocer y observar el ciclo de vida de este lepidóptero, único en el mundo. La vida de la mariposa comienza en la planta Asclepias curassavica L. donde los huevecillos son depositados y, al cabo de un periodo de entre cuatro y doce días, emerge una oruga, la cual se alimenta de la planta en la que nació señala la investigación del Departamento de Entomología de la mencionada Facultad, hecha pública días atrás. Con las condiciones climáticas y de alimentación idóneas se pueden lograr hasta cinco generaciones en un año. El objetivo final del proyecto es el desarrollo de programas sostenibles que garanticen el desarrollo económico de la población, principalmente indígena, que vive cerca de los santuarios, y que sólo obtienen ingresos en invierno, cuando llegan millones de maripo- sas monarca y, con ellas, decenas de miles de turistas. Con la reproducción en cautiverio, se pretende que los campesinos construyan mariposarios y se hagan cargo del proyecto, bajo la supervisión de técnicos de la UAEM. Equilibrio ecológico La Danaus plexippus Linneo es un insecto de singular belleza y colorido, además de un importante agente polinizador y de equilibrio ecológico. La monarca es muy resistente a las condiciones variables del tiempo: mientras las mariposas ordinarias tienen un ciclo vital de 24 días, la monarca llega a vivir nueve meses. Millones de mariposas monarca emigran cada año desde Canadá y el norte de los Estados Unidos para hibernar en zonas boscosas de Zitácuaro, Ocampo y Angangueo, municipios de Michoacán limítrofes con el Estado de México, en el centro del país. Su viaje supera los 4.000 kilómetros. Hasta 1975 fue un misterio el lugar donde pasaban el invierno. Tras décadas de búsqueda se encontró que su lugar de hibernación no estaba en áreas tropicales, como se sospechaba, sino en una zona donde las temperaturas pueden bajar hasta los cero grados, en el corazón de bosques de oyamel a una altitud media de 3.300 metros sobre el nivel del mar, en la majestuosa Sierra Madre. Los motivos de su migración radican en la reducción durante el inverno de las horas de la luz solar y en la progresiva presencia de masas de aire polar en Norteamérica. La monarca sólo alcanza la madurez sexual con el calor primaveral, pero necesita pasar los meses anteriores en un lugar donde la temperatura la mantenga aletargada. Una vez que llegan los primeros calores, a mediados de abril, las mariposas que han sobrevivido emprenden su viaje de regreso, se reproducen y mueren. Desde el pasado mes de noviembre 450.000 personas se han acercado a los santuarios michoacanos a contemplar este bello espectáculo, una afluencia superior en un 40 por ciento a la del mismo periodo del año anterior. El desarrollo del ecoturismo en la zona ha permitido, además, frenar la tala indiscriminada e ilegal de árboles en toda la región. ACTUALIDAD NATURAL MÓNICA FERNÁNDEZ- ACEYTUNO LOS CISNES MUDOS nes. Aunque lo que más llama la atención de estos cisnes caídos, es el silen- P or el color gris y rosado del pico se nota que los cisnes que están muriendo son muy jóve- cio cuando acude a recogerles un hombre emplumado con plásticos blancos, igual que un fantasma irreconocible. Los cisnes, que son tan gárrulos, están callados como una momia. Hay una especie llamada cisne mudo, Cygnus olor, que recibe este nombre vulgar no porque no emita ningún trompeteo o graznido, sino porque es mucho más silencioso que los otros cisnes; empero, al volar, hace auténtica música en el aire, al batir las alas. En tierra, casi todos los cisnes son ruidosos, como el resto de las anátidas, que parpan sin descanso cuando te acercas y siempre dan la voz de alarma. Para Andersen, que tanto escribió sobre los cisnes, no había nada peor que quedarse mudo. En el cuento de La sirenita y en el de Los cisnes salvajes cuando Elisa tejía ortigas en silencio para romper el hechizo de sus once hermanos. Qué hermosos fueron los cisnes hasta que llegó la gripe. Se morían de manera tan bella y discreta que yo hubiera jurado que iban todos al cielo.