Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 2 2006 Madrid 37 Los edificios más altos de Madrid Edificio: Torre BBVA Año: 1980 Altura: 107 m Plantas: 28 Autores: Sáenz de Oiza Edificios: Puerta de Europa (Torres Kío) Altura: 120 m Plantas: 23 Autores: Philip Johnson y Jonh Burgee Sede del BBVA Planta superior: Presidencia y salón de consejo y reunión Sede de Caja Madrid Las plantas superiores las ocupa la presidencia, despachos de alta dirección, salón de consejo y reunión Edificio: Torres Colón Año: 1976 Altura: 116 m Plantas: 23 Autor: Antonio Lamela Edificio: Edificio España Año: 1953 Altura: 117 m Plantas: 28 Autores: Joaquín y Julián Otamendi Edificio: Torre Europa Año: 1985 Altura: 121 m Plantas: 30 Autor: Miguel Oriol Edificio: Año: Altura: Plantas: Autores: Torre de Madrid 1957 142 m 31 Joaquín y Julián Otamendi Edificio: Mirador Sanchinarro 2005 Año: 67 m Altura: MVRDV y Autores: Blanca Lleó Edificio: Año: Altura: Plantas: Autor: Torre Picasso 1989 157 m 45 Minoru Yamasaki Oficinas, hotel y residencias Oficina Edificio de oficinas En planta superior está la sede de FCC, el despacho de Esther Koplowitz y el de Marcelino Oreja. En el edificio hay otra empresa Diez de los cien edificios más altos de la capital tienen deficiencias contra el fuego Entre ellos no se encuentra ninguno de los rascacielos con más de cien metros de altura año, el Departamento de Prevención de Incendios del Ayuntamiento cerró 838 expedientes y validó 585 planes de emergencia FERNANDO NAVARRO MADRID. El Ayuntamiento de Madrid, a través del departamento de Prevención de Incendios, ha inspeccionado los cien edificios más altos de Madrid y sólo ha encontrado deficiencias ante posibles siniestros relacionados con el fuego en una decena, aunque no son graves. Los inspectores no han encontrado ningún problema en los diez grandes rascacielos de más de 100 metros de altura existentes actualmente en la ciudad. Edificios emblemáticos como la Torre Picasso, la Torre de Madrid o las Torres de Europa han sido reconocidos sin hallarse ningún tipo de falta en materia de seguridad. Las visitas han servido para verificar el estado de los edificios a efectos de la normativa, aunb Durante el pasado vención. El departamento de Prevención de Incendios actúa en todos los edificios de la ciudad, que alcanza el millón de viviendas. La labor inspectora es aleatoria, bajo una estrategia de prevención que busca minimizar los riesgos y los daños, tanto en inmuebles particulares como en centros comerciales, edificios de oficinas o estaciones de transportes. Tres líneas de actuación Esta delegación contra el fuego trabaja con tres líneas de actuación fundamentales. El primer eje es la labor de oficio sobre el papel, conocida como supervisión previa. Los técnicos verifican, a instancia de la Junta municipal de distrito, que los nuevos proyectos de obra cumplen la normativa previa a la ejecución. Es la prevención a la que se tiene que adaptar cualquier edificio. La segunda fase es la prevención secundaria. Técnicos municipales de prevención de incendios acompañados de bomberos del servicio de extinciones inspeccionan físicamente la estructura. Estos reconocimientos específicos y presenciales permiten a los bomberos crear esquemas y planos muy útiles para situar los puntos de posicionamiento donde hay que colocar las instalaciones y los ataques en caso de incendio. La tercera y última parte del programa de prevención corresponde a la validación de los planes de autoprotección Los edificios tienen la obligación de contar con un esquema de evacuación, como recoge la Ley de Riesgos Laborales y la Ley de Prevención de Incendios de la Comunidad. que otro resultado importante ha sido el trabajo de campo de los bomberos para familiarizarse con las construcciones. Nuevas exigencias Las inspecciones en edificios de más de 50 metros también han sido positivas. Tan sólo diez de los 90 edificios de más de 50 metros que tiene Madrid han registrado deficiencias, que en ningún caso han obligado a declarar el cierre del edificio. Muchas de estas construcciones inspeccionadas corresponden a los bloques de viviendas más altos de la ciudad, que según la normativa tienen un margen por su antigüedad para adaptarse a las nuevas exigencias en prevención de fuegos. La Administración, asimismo, cerró en el pasado curso 838 expedientes de inspección de edificios, dentro de su programa de visitas para comprobar el estado de las instalaciones madrileñas. Además, los técnicos municipales validaron 585 planes de emergencia y 798 proyectos de supervisión primaria, que sirven para verificar que las Extinción del Windsor M. BERROCAL construcciones cumplen los requisitos previos de seguridad antes de su apertura. Hoy por hoy, una ciudad como Madrid es segura ante posibles incendios en sus edificios asegura Alfonso del Álamo Jiménez, director general de Emergencias y Protección del Ayuntamiento. Según las cifras, Madrid tiene menos de diez muertos al año relacionados con el fuego, gracias en gran parte a los programas de pre-