Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional EL ISLAMISMO SE INSTALA EN PALESTINA LUNES 20 2 2006 ABC Israel declara a la ANP entidad terrorista Tel Aviv congela los 50 millones de dólares mensuales que debe transferir a los palestinos b Las sanciones políticas y económicas del Gobierno de Olmert, y las pendientes, se aplicaron ya cuando Hamás no controlaba ni el Gobierno ni el Parlamento JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Nada nuevo bajo el paraguas de Oriente Próximo. El Gobierno de Israel declaró ayer a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) una entidad terrorista tras la toma del Parlamento por parte de Hamás. Muy aparatosa la declaración, salvo en un pequeño detalle: ya se dijo lo mismo en los últimos años de Yaser Arafat. No quiso Olmert cebarse en exceso con el pueblo palestino basta con ponerles a dieta, no hace falta que mueran de hambre que diría Dov Weisglass, asesor nada compasivo del jefe del Ejecutivo) y aparcó hasta nueva orden- -que ya llegará- -algunas medidas recomendadas por los servicios de seguridad israelíes. Entre las que adoptó, ninguna que no haya sido puesta en práctica en el pasado reciente, cuando no gobernaba Hamás ni controlaba Hamás el Parlamento. Así, los 50 millones de dólares que cada mes transfiere Israel a la ANP en concepto de tasas de aduana y de IVA han sido congelados sine die Tel Aviv no puede disponer a su libre albedrío de ese dinero, que pertenece a los palestinos tal y como se recoge en esos acuerdos del pasado entre Israel y la ANP que ahora unos y otros se encargan de exigir a Hamás que respete. Washington ha instado a Olmert a que transfiera ese dinero pero el primer ministro interino, con los comicios a la vuelta de la esquina, no puede jugar con fuego y se queda con una cantidad ajena para que no caiga en manos de los terroristas de Hamás y de paso ganar un buen puñado de votos en las urnas. Ismail Haniyeh, primer ministro de la ANP, ayer en su vivienda del campo de refugiados de Shati Tel Aviv reintroduce las mismas medidas de antes que Hamás gobernase y controlase el Parlamento original desde el estallido de la Segunda Intifada, periodo en el que no sólo no se ha permitido el equipamiento de dichas fuerzas palestinas sino que se han destruido las infraestructuras de seguridad en Gaza y Cisjordania. Y se hizo cuando no gobernaba Hamás, cuando no controlaba Hamás el Parlamento. Se ha pedido desde el Gobierno israelí el aislamiento internacional del nuevo Ejecutivo palestino, salvo para casos de ayuda humanitaria. Lo mismo se pidió en el pasado con Yaser Arafat, cuando ya no era interlocutor, cuando se boicoteaba a cualquier país cuyos representantes se entrevistaran con el rais en la asediada mukata de Ramala. Y se hacía cuando no gobernaba Hamás, cuando no controlaba Hamás el Parlamento. Cerrar la puerta a los trabajadores En las próximas semanas puede prohibirse la simbólica entrada de trabajadores palestinos a Israel (sólo 4.000 lo hacen ahora cuando antes de la Segunda Intifada entraban decenas de miles) prohibición que se pone cada dos por tres en práctica, antes de que gobernara Hamás, cuando no controlaba Hamás el Parlamento. Se plantea desconectar Gaza de Cisjordania, cuando en realidad muy pocos palestinos de Cisjordania pueden pisar Gaza y viceversa desde hace Estrangulamiento financiero No es la primera vez que ese dinero, el 30 por ciento del presupuesto total de la ANP, vital para el pago de los salarios de los 140.000 funcionarios palestinos, descansa en las arcas israelíes. En el pasado ha sucedido con frecuencia, también cuando no gobernaba Hamás, también cuando no controlaba Hamás el Parlamento. El Gobierno israelí negó ayer asimismo cualquier trato de favor a los nuevos diputados de Hamás. Ninguna inmunidad. Ninguna libertad de movimientos. Lo mismo que ha pasado en más de una ocasión con los altos cargos de la ANP, cuando no gobernaba Hamás, cuando no controlaba Hamás el Parlamento. Se impedirá también la llegada del necesario equipamiento de seguridad a las Fuerzas del Orden de la ANP, algunos de cuyos cuerpos quedarán ahora bajo la supervisión de Hamás. Nada años, cuando no gobernaba Hamás, cuando no controlaba Hamás el Parlamento. Y se amenaza con cerrar el paso de Karni a las mercancías que entran y salen de Gaza, lo que estrangularía aún más la miserable economía palestina, medida aplicada con reiterada frecuencia por motivos de seguridad, cuando no gobernaba Hamás, cuando no controlaba Hamás el Parlamento. En este viaje por el tiempo de Ehud Olmert y de Israel se olvida un pequeño detalle: todas, absolutamente todas las sanciones y castigos colectivos contra la ANP, el futuro Gobierno de Hamás y el pueblo palestino que se aprobaron ayer o que quedan pendientes para el inmediato futuro ya fueron aplicadas en el pasado, cuando no gobernaba Hamás, cuando no controlaba Hamás el Parlamento. Hamás confirma a Ismail Haniyeh como primer ministro J. C. JERUSALÉN. Un Gobierno de Unidad Nacional para principios de marzo Ese es el primer objetivo de Ismail Haniyeh, confirmado ayer por Hamás como futuro primer ministro del Ejecutivo palestino. Luego vendrá lo demás pero, de momento, Haniyeh se concentrará en aunar un equipo de funcionarios y técnicos capaz de hacer frente a los retos que se les presentan. Haniyeh es consciente de que no encontrará ayuda en Israel no nos asustan las sanciones anunciadas, no conseguirán ponernos de rodillas en la comunidad internacional (que amenaza con cortar las ayudas económicas a la ANP) en la ANP (el discurso del sábado de Mahmud Abbas ante el Parlamento fue diáfano: nada que hacer si Hamás no reconoce a Israel y no abandona la violencia) en Al Fatah (no se sumará al Gabinete) pero confía en encontrar la asistencia necesaria en los países árabes y musulmanes de la región, con guiños especiales a Egipto, Irán y Siria. Cuestiones políticas, diplomáticas y financieras que tapan otra triste realidad en los Territorios Ocupados Palestinos: ayer, en incidentes separados en Gaza y Nablus, cinco palestinos murieron en enfrentamientos o ataques del Ejército israelí. Suma y sigue.