Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 2 2006 25 Ehud Olmert, primer ministro israelí en funciones, declara a la Autoridad Palestina entidad terrorista Los intereses de China en Irán impedirían la unanimidad en la adopción internacional de sanciones Marcha contra la Embajada de EE. UU. en Indonesia YAKARTA. Unas 400 personas se manifestaron ayer frente a la Embajada de Estados Unidos en Yakarta, capital de Indonesia, ante la que protestaron con lanzamientos de huevos, piedras y tomates por la publicación de las caricaturas de Mahoma. En la imagen, los manifestantes atacan una puerta de la legación a palos y pedradas. La protesta fue convocada por el Frente de los Defensores del Islam, grupo radical que acusó a los países occidentales de querer destruir el Islam mediante la utilización del terrorismo bajo la batuta de EE. UU. El dibujante no se arrepiente de nada C. V. M. ESTOCOLMO. Sus dibujos han provocado el caos. Pero Kurt Westerlund, uno de los dibujantes de las caricaturas, dio muestra de valor poco usual, ya que sobre su cabeza pesa una sentencia de muerte y la recompensa de casi un millón de euros, pese a lo cual rompió su silencio y se dio a conocer con nombre y apellido en una entrevista al Glasgow Herald. Westerlund defiende su acción, y asegura: No me arrepiento de nada Desde un lugar secreto y bajo protección, explica que encontró inspiración en el mismo terrorismo que recibe su munición espiritual del islam y opina que un artista, como cualquier otra persona que vive en democracia, tiene derecho a decir o hacer lo que le parezca. Reconoce que es muy trágica la situación, y esas treinta muertes ocasionadas por la violencia musulmana, aunque sostiene que la lección que ha aprendido es que el mundo es un sitio muy peligroso, pero sin alternativas posibles AFP La derecha xenófoba danesa sale reforzada de la crisis de las caricaturas Los socialdemócratas se hunden y el primer ministro liberal salva la cara a su embajador en Pakistán, Bent Wigotski, por las violentas manifestaciones que allí se celebran cada día contra las sátiras sobre Mahoma CARMEN VILLAR MIR. CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Los partidos de derechas más opuestos a la inmigración son los grandes beneficiarios de la tormenta que han levantado las ya famosas caricaturas del profeta Mahoma publicadas el pasado 30 de septiembre en el diario Jyllands- Posten. Según muestra una nueva encuesta de opinión del instituto Catinét, publicada ayer en todos los diarios de alcance nacional, el Dansk Folke Parti (Partido del Pueblo Danés) y De Rab Dinamarca retiró ayer dikale (Los Radicales) dos formaciones políticas con plaza en el Folketinget o Parlamento y mucho más escoradas a la derecha que el Partido Liberal actualmente en el Gobierno, han avanzado de forma inusitada y recabado amplias simpatías de los ciudadanos. Subiría hasta alcanzar un 17,8 por ciento de los votos el Partido del Pueblo Danés, que muchos consideran xenófobo, liderado por Pia Kjaersgard, joven de frágil apariencia conocida como la víbora de los ojos azules que ha hecho su carrera política exigiendo la expulsión de los musulmanes del territorio nacional. Los Radicales, más moderados pero en la misma dinámica, llegarían hasta el 12,1 por ciento. Por el contrario, la que recibe un duro golpe tras la denominada Mahoma- krisen es la socialdemocracia, que descendería a sus mínimos con un 21 por ciento del voto, los peores resultados de su historia. De mantenerse estas cifras, el partido de la rosa perdería nueve escaños. A la vez, los daneses dan una nota excelente a su primer ministro, Anders Fogh Rasmussen, y a su Gabinete por su actuación e impasibilidad ante las críticas. Estos ciudadanos nórdicos, que siempre se distinguieron por su nacionalismo y amor a la patria, aplauden al Gobierno y la circunstancia de que no se haya bajado los pantalones en el ámbito de la libertad de prensa. Los analistas, que mantienen que la ira musulmana nunca pudo ser desatada únicamente por esos dibujos y opinan que se trata de una estrategia premeditada de los islamistas, explican el descenso de los socialistas por el hecho de que los daneses no perdonan que no levantasen la voz contra los bárbaros que profanaron la bandera nacional, formada por una cruz blanca sobre un campo rojo que representa las Cruzadas y la sangre vertida por los cristianos en aquella empresa; a la vez que avisan del peligro que supone el espectacular avance de la extrema derecha y de la creciente xenofobia. Las manifestaciones contra Dinamarca no cesan. Y ayer el Gobierno de este país debió retirar temporalmente a su embajador en Pakistán por as violentas protestas que allí se celebran cada día. El embajador, Bent Wigotski, salió del país porque le era imposible desempeñar su trabajo en las presentes circunstancias informó el Ministerio de Exteriores.