Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN LUNES 20 2 2006 ABC El referéndum: el sí o el no de Carod y Maragall BARCELONA. La manifestación por el derecho a decidir como nación ha aclarado el terreno en el que puede jugar Esquerra Republicana de Cataluña en los próximos meses. El ser la única fuerza política al frente de una marcha secundada por decenas de miles de catalanes, puede considerarse un éxito, aunque también una hipoteca en sus planteamientos sobre el Estatuto pactado por Rodríguez Zapatero y Artur Mas. Ayer, Carod- Rovira se reafirmó en su negativa a aprobar un Estatuto rebajado en Madrid sin considerar las consecuencias que esto puede tener en el gobierno de la Generalitat, lo que parece una prueba de su decisión de mantenerse en el tripartito a toda costa. El siguiente paso, una vez que el texto estatutario sea aprobado por el Congreso, será el referéndum en Cataluña. Y aquí, sólo el malabarismo político puede solucionar cómo afrontar el previsible no de Esquerra con un PSC, que- -también previsiblemente- -pedirá el voto favorable para el Estatuto que vuelva de las Cortes. Carod- Rovira y los consejeros de ERC en el tripartito participaron en la manifestación soberanista del sábado Carod- Rovira arremete contra todos los partidos, obviando sin embargo la situación en que queda el Gobierno de la Generalitat con la reafirmación del no de ERC al nuevo Estatuto El tripartito, a la deriva TEXTO: ÁNGEL GONZÁLEZ ABAD FOTO: YOLANDA CARDO BARCELONA. Morir de éxito. Esquerra Republicana de Cataluña se puso al frente de la manifestación que el pasado sábado reunió en Barcelona a decenas de miles de catalanes. La mitad del Gobierno de la Generalitat tras la pancarta contra el Estatuto que se debate en el Congreso. El respaldo soberanista a ERC y el tripartito a la deriva, sin apenas margen de maniobra para la marcha atrás. La razón de ser del Gobierno nacionalista de izquierdas presidido por Pasqual Maragall, la bandera de un nuevo Estatuto de Autonomía para Cataluña, se ha convertido en el peor enemigo de un ejecutivo que tiene ante sí una más que complicada situación con el Estatuto pactado por el PSOE y CiU avanzando en Madrid a gran velocidad. La rotunda respuesta a la convocatoria de ERC obliga al partido de CarodRovira a mantener su postura de no respaldar el Estatuto que surja del Congreso, y pone contra las cuerdas a un Pasqual Maragall que sólo sabe escabullirse de la difícil tesitura en que se encuentra su gobierno atacando y demonizando al Partido Popular. Es precisamente el único nexo de unión que en estos momentos tienen los republicanos y los socialistas catalanes. Es lógico que los nacionalistas salieran a la calle contra la catalanofobia sus mentiras, sus insultos y amenazas Una coartada que sirve como argumento único para reconocer la multitudinaria marcha por parte de Maragall y de los nacionalistas de CiU, pero que no es total para un Carod- Ro- vira ayer eufórico, al menos por fuera. El presidente de Esquerra Republicana arremetió contra todos, obviando sin embargo la situación en que queda el tripartito con esta afirmación del no de los republicanos al Estatuto. España tiene un problema que no se resolverá con insultos ni amenazas ni rebajas estatutarias La solución para Carod es que a Cataluña se le conceda el poder y el derecho a decidir un derecho y un poder que pasa por que se reconozca que Cataluña es una nación y por tener la llave de los recursos económicos Nos sentimos acompañados por el pueblo de Cataluña y legitimados en nuestra posición Y recalcó que el pacto entre Rodríguez Zapatero y Artur Mas ofrece un Estatuto muy por debajo de lo que Cataluña necesita al que ERC no puede dar su apoyo. No faltó un guiño a la situación del País Vasco, pues al dirigente republicano le parece injusto que la vía catalana pacífica y tranquila, que se hace dentro de la ley, no sólo no sea escuchada, sino que sea maltratada Y si Carod no despejó dudas de cómo va a influir en el tripartito catalán su postura de negativa ante el Estatuto, menos lo hizo el president Maragall, quien pese a estar en contra de la manifestación desde el momento de su anuncio hace unas semanas, ayer expresó su condescendencia con los miles y miles de ciudadanos que razonablemente expresaron su actitud ante la oleada de reacciones contraria al Estatuto por parte de políticos españoles que en muchos casos no esconden que no votaron la Constitución al PP e idea salomónica: promover una manifestación realmente unitaria Mientras tanto, desde Convergència i Unió también se atacó al PP. Su presidente Artur Mas reconoció que los catalanes salieron de forma masiva a la calle y, pese a haberse mantenido contra la convocatoria desde su gestación, no pudo por más que compartir de forma plena la defensa de los derechos nacionales que se invocaban en el lema de la manifestación, Que tome nota el PP de la expresión del pueblo catalán A la clase política Y frente la justificación a posteriori de quienes no apoyaron la marcha soberanista, la plataforma Por el derecho a decidir convocante oficial de la manifestación, aseguró que el éxito no es patrimonio de nadie Y una advertencia a los ausentes, que tendrán que hacer una profunda reflexión del significado que tiene que miles de catalanes salieran a la calle a dar un toque de atención a la clase política. La movilización no es patrimonio de nadie se insistió desde la plataforma que agrupa a 600 entidades sociales. Mientras tanto, la manifestación ha abierto una nueva brecha en el tripartito catalán. Esquerra Republicana aislada, en terreno de nadie, o quizá en el suyo propio, luchando de forma activa contra un Estatuto que era su razón de ser; y Pasqual Maragall como en fuera de juego, junto con Carod- Rovira, enrocado para mantener un gobierno a la deriva. Maragall: esos políticos españoles Sin dar nombres ni señalar de forma clara al PP, Pasqual Maragall acusaba ayer en su recién estrenado blog de su página web a esos políticos españoles que intentan enfrentar a los pueblos de España por sus intereses partidarios Hubo, eso sí, referencias positivas al proceso del debate estatutario que se vive en el Congreso- tendremos un gran Estatut pero ni una sola al conflicto interno que se abre con las posturas encontradas de Esquerra y PSC en el seno de su ejecutivo. Por su parte, los responsables de ICV, el tercer socio del tripartito, intentaban pasar desapercibidos y no remover en unas aguas ya de por sí poco claras. Coincidencia en plantar cara El Estatuto, la razón de ser del Gobierno de Maragall, se ha convertido en su peor enemigo Carod cree injusto que la vía catalana, pacífica y tranquila, dentro de la ley, no sólo no sea escuchada, sino que sea maltratada