Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 20 2 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. ETA Y EL PARTO DE LOS MONTES E acuerdan ustedes de aquella fábula de Samaniego que decía: Con varios ademanes horrorosos, los montes de parir dieron señales; consintieron los hombres temerosos ver nacer los abortos más fatales. Después quecon bramidos espantosos infundieron pavora losmortales, estos montes, quealmundo estremecieron, unratoncillo fue lo que parieron ContinuabadicienLUIS IGNACIO do: Hay autoPARADA res que en voces misteriosas, estilo fanfarrón y campanudo, nos anuncian ideas portentosas; pero suele a menudo, ser el gran parto de su pensamiento: después de tanto ruido, sólo viento El fabulista recreó así el aforismo 139 del Ars poetica de Horacio que, burlándose de Príamo, desencadenante de la guerra de Troya, escribió: ¿Qué cosa tan digna va a decir este incompetente con un comienzo tan grandilocuente? Los montes se pondrán de parto, y nacerá un ratoncillo minúsculo Esopo y Fedro ya le habían añadido algo por su cuenta en versiones que un desconocido vertió al castellano como: Un monte estaba pariendo lanzando unos enormes gemidos, y en la tierra había una gran expectación. Pero el monte parió un ratón. Esto ha sido escrito para ti, que, aunque anuncias grandes cosas, no haces nada Un parto de los montes ha sido el comunicado de ETA que nos habían vendido como anuncio de tregua en los constantes rumores y manifiestos políticos de parlamentarios vascos de las últimas semanas. La banda se ha limitado a afirmar que ha llegado el momento de tomar compromisos firmes y decisiones importantes sobre el futuro de Euskal Herria, pasando de las palabras a los hechos y mostrando audacia Pero no asume ese compromiso anunciando una tregua; no toma la decisión firme de dejar las armas; no pasa de las palabras a los hechos mostrando audacia o, lo que es lo mismo, cesando en la coacción económica y moral; no renuncia a colocar bombas. Su comunicado es, pues, aviso para incompetentes que anuncian grandes cosas y no hacen nada: después de tanto ruido, sólo viento. ¿S Inocencia de un presidente Felicitaciones por las acertadas preguntas realizadas en la entrevista al presidente Zapatero publicada en el ABC de ayer. Sólo me quedé con ganas de saber más sobre a qué se refiere exactamente el presidente del Gobierno cuando dice que su autodenominado proceso de paz con la banda terrorista será una cuestión que nos llevará años y que, sin duda, habrá momentos difíciles ¿Momentos difíciles? ¿Qué está dispuesto a permitir y ceder del Estado de Derecho para supuestamente terminar con la violencia de la mafia etarra? ¿No le resulta contradictorio poner en la mesa una hipotética negociación con unos terroristas si, teóricamente, como él dice, no hay precio, ni hipoteca, ni subasta ¿Cree inocentemente que ETA, acostumbrada al chantaje, la muerte y el terror, va a cesar de destruir, matar y extorsionar, siendo parte de la democracia de nuestro país a cambio de nada? ¿Por qué no antepone la palabra y la fuerza de la unión del Pacto Antiterrorista, de la Ley de Partidos y de las herramientas policiales, jurídicas y políticas para acabar con ETA, utilizando la legalidad y la justicia vigente? No quiero dudar de la buena intención del señor Rodríguez Zapatero, fruto de su inocencia y su nula experiencia previa como estadista de alta responsabilidad, pero miedo me da pensar que no estemos más que ante las ideas ingenuas y alucinógenas de todo un presidente, ya que no sería bueno para nadie que pudiera terminar convirtiéndose por ellas en un verdadero irresponsable. David García García. Madrid. Vencedores y vencidos La resolución del Parlamento vasco para conseguir una paz con ETA sin vencedores ni vencidos es un absurdo por definición. Alabo la posición del PP por su coherencia: no puede haber vencedores ni vencidos si no hay una guerra, y no la hay. Yo no estoy en guerra con nadie y por tanto nadie es mi enemigo. Si ellos- -los nacionalistas- -creen que hay una guerra, es su problema, no el mío. Por tanto, ese Parlamento ni me representa con esa resolución, ni representa al conjunto de las víctimas de una demencia que ha consistido en la existencia de una conspiración mantenida en el tiempo para delinquir que se llama terrorismo. No hay un grupo armado, ni un conflicto militar, sino una serie de delitos de todo tipo de un grupo terrorista cuyo objetivo ha sido derribar el sistema político democrático, coartar libertades, extorsionar y chantajear para derrotar al Estado de Derecho. Y, de paso, conseguir sumas ingentes de dinero con eso que impropiamente han llamado impuesto revolucionario que no ha sido otra cosa que un acto mafioso para sangrar a nuestros empresarios y erosionar nuestra economía. La corrupción semántica y el uso perverso del lenguaje son un hecho demasiado habitual desde el mundo nacionalista, y no hay que minusvalorarlo, porque produce el adormecimiento de las conciencias y la confusión en la percepción de la realidad. Mi rechazo más rotundo a esta nueva manipulación conceptual. No hay vencedores ni vencidos, debe haber triunfo de la ley, de la memoria y de la justicia. Si los ciudadanos en general nos tenemos que someter a los dictados de los Parlamentos porque ahí se encarna la soberanía popular, no entiendo por qué ese ordenamiento jurídico tiene que tener excepciones en su aplicación. Y eso no es vencer. Eso es someter al dictado de la ley los actos particulares. Ernesto Ladrón de Guevara López de Arbina. Vitoria. la Administración no estén en español- -o al menos en bilingüe- -porque, como ciudadano de Cataluña esa persona tendrá la obligación de conocer la lengua en la que está redactado el impreso: el catalán. Otra vuelta más de tuerca para marginar a todo aquél que no utilice la lengua catalana, bien por desconocimiento, bien por hacer uso de sus derechos constitucionales: El español es la lengua oficial de España, todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla Con el Estatuto catalán no sólo esta ley quedará en papel mojado, sino que pasará por encima de la Ley de Leyes por la que se rige España: la Constitución. Ángeles Calderón Goñi. Gerona. quietud que tengo desde hace ya tiempo: todos tenemos un Documento Nacional de Identidad que proporciona, ante cualquier organismo público o privado, los datos imprescindibles acerca de nuestra identidad. Con él podemos abrir una cuenta bancaria, viajar fuera de España... En el caso específico de las personas con discapacidad, necesitamos, además, un documento para acreditar nuestra minusvalía o discapacidad, que es el Certificado de Minusvalía, que lo emiten las comunidades autónomas y que es cada vez más frecuente tener que utilizar para certificar la consideración de minusválido o discapacitado en muchas situaciones de la vida diaria. El Certificado de Minusvalía se emite en un folio, lo que termina siendo un incordio a menudo, ya que para llevarlo de un sitio para otro hay que doblarlo en dos o en tres pliegues, para poder meterlo en el bolsillo o en la cartera. Por lo tanto, lo que yo quiero plantear es la necesidad de transformar ese Certificado de Minusvalía en un carné en el que figurasen los datos que aparecen en el certificado (porcentaje de minusvalía, movilidad, etcétera) Agustín Fernández Checa. Madrid. Planes de pensiones y ley futura Un plan de pensiones es un instrumento de ahorro a largo o medio plazo; por lo tanto, su filosofía está basada en hacer aportaciones a lo largo de unos años. Si la ley va a cambiar, lo lógico sería permitir que aquellos planes de pensiones que ya están iniciados mantuvieran las mismas condiciones hasta su rescate, una vez jubilado el partícipe. Absolutamente todas las condiciones: límite de aportaciones anuales, elección de la modalidad de rescate, tratamiento fiscal... debieran mantenerse sin variación alguna con relación a la legislación en vigor cuando se inició el plan. De lo contrario, la ley debiera prever la posibilidad de rescate antes de la edad de jubilación. Andrés Couceiro Fernández. La Coruña. Carné de minusválido Quisiera plantear una in- Obligación de saber catalán La obligatoriedad por ley de que todo el mundo conozca el catalán es la única pieza que le falta al separatismo de esta región para erradicar por completo al español del territorio geográfico de Cataluña. Si aprueban este artículo de su constitución nadie podrá quejarse, por ejemplo, de que los impresos de