Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 2 2006 Madrid 41 Escaleras de madera noble y hierro forjado dentro del paraninfo del Isabel la Católica, construido en 1928 La calcopirita el timbal y la pinza de costadillo Ahora, la legislación educativa llama a estos institutos de enseñanza secundaria Y si es obligatoria, de la ESO Antes, en los años 60 y 70 del siglo pasado, cuando el Isabel la Católica tenía poco más de trescientas alumnas, era un instituto femenino de Enseñanza Media sólo para chicas y, además, con uniforme a pesar de su carácter público. Era un uniforme más o menos aparente. Los había peores. Con su falda tableada de color gris, blusa blanca y jersey azul marino en cuyo brazo izquierdo iba cosido el escudo del centro, con las cadenas castellanas de Isabel la Católica. Muchas de las alumnas de aquellos años recuerdan los tres platos fuertes de su instituto. Primero, la profesora de Ciencias Naturales y Biología, más conocida como la calcopirita enjuta pero divertida. Segundo, el timbal un plato que se enseñaba en la clase de cocina, a base de huevos cocidos, jamón serrano y bechamel. Y, en tercer lugar, las explicaciones de la cursi profesora de Corte y Confección, muy en la línea Chanel ella, que decía aquello de: A esta tela le ponemos unas pinza de costadillo y nos queda un vestido para cótel monísimo Eran también los años en que había dispensario médico; la enfermería de toda la vida, donde Lola, la conserje más ingénua del mundo, te procuraba una aspirina para ese dolor de cabeza que había salido de golpe y porrazo y que lo único que pretendía era librarte de la clase de Francés de monsieur Canito o de la de Matemáticas de la señorita Samariego. Quizás los tiempos y los embustes no hayan cambiado tanto. Seguro que no. En los antiguos laboratorios hay microscopios de la época de Severo Ochoa IES sería en unos edificios hoy ocupados por Renfe, en la avenida de la Ciudad de Barcelona, junto a las vías del tren, muy poco indicado para un centro escolar por ser demasiado ruidoso, ausente de cualquier vegetación o arbolado, lo que supondría una merma en la calidad ambiental en relación con el emplazamiento actual aseguran desde la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del centro. Está previsto el derribo de 4 de sus 5 edificios, lo que haría inviable la continuidad de los 1.700 alumnos actuales za y de la Salud) y que en sus dependencias trabajan 140 profesores y 30 funcionarios de administración. Contamos- -le han escrito al alcalde Ruiz- Gallardón en sus alegatos- -con buenas instalaciones deportivas que pueden y deber ser perfectamente utilizadas por todos los jóvenes de la zona Además, el instituto desarrolla diversos proyectos de innovación pedagógica tales como la potenciación de la Biblioteca Escolar entre los alumnos de primero y segundo de Educación Secundaria y la elaboración de un Museo de Ciencias Naturales. Todos los bachilleratos Las alegaciones, elaboradas tanto por los padres de alumnos como por el propio centro educativo, son diversas. El final es exigir que el Isabel la Católica permanezca en su actual ubicación y que, lejos de derribar nada, se invierta el presupuesto necesario para mejorar todas las instalaciones, tanto las abiertas como las cerradas. Y tienen sus razones para pedirlo. En primer lugar, recuerdan que son 1.700 alumnos y ningún otro instituto de sus características en una amplia zona a la redonda. Insisten en que se desarrollan muchísimas actividades educativas, que el centro oferta todas las variedades de Bachillerato (Artístico. Tecnológico, Humanidades, Ciencias Sociales y Ciencias de la Naturale- vo es perfectamente compatible con otros usos culturales y museísticos contemplados en el Plan Especial Eje Prado- Recoletos. La mayoría de los usos actuales del Cerrillo de San Blas- -figura en otra de las alegaciones- como son el Museo del Observatorio Astronómico, la educación (con las instalaciones de la Universidad Politécnica y el propio Isabel la Católica) y la investigación experimentación tecnológica (dependencias del Cedex) resultan compatibles y afines al concepto de la Colina de la Ciencia e incluso amplian la visión limitada de una mera exposición museística y cultural Entrevista al alcalde La situación actual es un tenso compás de espera. Nadie, desde la Gerencia de Urbanismo nos ha dicho nada. Al alcalde le hemos pedido una entrevista en varias ocasiones y nada dicen padres y profesores. Les dijeron que el proyecto del Eje Prado- Recoletos se cerró el pasado 31 de diciembre pero en el Isabel la Católica no se ha recibido misiva alguna en un sentido o en otro; si se termina indultando- -como a los buenos toros- -al centro educativo o se les aconseja que vayan haciendo las maletas. La Colina de la Ciencia Pero es que también se realizan intercambios de estudiantes y de proyectos educativos con Italia, Francia y Alemania, de momento. La dirección del Isabel la Católica ha alegado, incluso, que el uso educati-