Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional LA BRECHA ENTRE OCCIDENTE Y EL ISLAM DOMINGO 19 2 2006 ABC ABDULJALIL SAJID Secretario del Congreso Mundial de Fes Nadie, cristiano o musulmán, puede dibujar a Mahoma... ¿lo ha visto alguien? BRIGHTON. El imán Abduljalil Sajid se resiste a que le califiquen de moderado, porque condenar la violencia del extremismo no es una opción personal suya, sino el mensaje del propio Islam. Secretario del Congreso Mundial de Fes y presidente del Consejo Musulmán para la Armonía Religiosa y Racial del Reino Unido, Sajid fue magistrado durante 22 años en Brighton, donde dirige la misma mezquita en la que comenzó su radicalismo Abu Hamza, condenado este mes a siete años de cárcel por incitación al odio racial y al asesinato. De origen paquistaní, Sajid cree que existen cartas para la paz en este choque de civilizaciones, pero si hay respeto mutuo. Occidente debe hacerse cargo del agravio histórico que han sufrido los países musulmanes y no aumentar el recelo con actitudes hirientes como las caricaturas de Mahoma o los abusos en Irak. ¿Tan ofensivas son las caricaturas de Mahoma? -Las caricaturas son ofensivas e insultantes. No tienen nada que ver con la libertad de expresión, que es algo bueno y que los países musulmanes también deberían proteger, pero esa libertad no significa que haya carta blanca para insultar y burlarse de la fe de otros. La libertad no es nunca absoluta, todas las libertades tienen restricciones, pues terminan donde comienza la libertad de los demás. Hay que usar la libertad de modo responsable. ¿Ha sido orquestada la reacción contra las caricaturas? -Lo que ha habido es una difusión de esas imágenes cuando el Gobierno de Dinamarca se negó a actuar, y luego la gente ha expresado su rechazo. El Islam dice que un musulmán no es un perfecto creyente si no ama al Profeta más que a sí mismo, a su familia y a su país. Los musulmanes no van a aban- Presidente del Consejo Musulmán para la Armonía Religiosa y Racial del Reino Unido, Sajid considera que la violencia no cesará hasta que dejen de vilipendiar al Profeta TEXTO EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL FOTO DAVID J. SALAS Abduljalil Sajid recibió a ABC en su despacho de Brighton donar su fe porque lo hagan otros. Otros pueden reírse de su Dios, pero no espere que nosotros aceptemos que se vilipendie a nuestro profeta, a nuestro Dios y a nuestro libro. -Tampoco habría que esperar la violencia con la que se han acogido. -Los musulmanes no tienen ningún derecho a quemar banderas o embajadas, eso es responder a una provocación con otra. Podemos protestar y manifestar nuestro enfado, pero de modo correcto, con diálogo y buscando la mutua comprensión. Hay grandes ignorantes en los dos lados: las emociones están muy altas en el lado musulmán, pero también se observa arrogancia en la mayoría de los países europeos. Si la denigración de nuestro profeta no termina, tampoco lo hará la violencia. ¿Por qué no es aceptable una representación de Mahoma? -En el Islam no están permitidas las imágenes; tampoco un no creyente debiera dibujar al Profeta. ¿Es que lo ha visto alguien? El Islam no es una religión de suposiciones sino de hechos. Además, representar a alguien, como ocurre en otras religiones, puede llevar a adorarle, y nosotros no adoramos a personas sino a Dios. ¿Conoce la radicalización que introduce gente como Abu Hamza en la comunidad musulmana? -Abu Hamza era aquí un playboy El Islam se adapta a los tiempos porque es progresista... Somos más reformistas que cualquier otra religión que llevaba negocios de locales nocturnos. No vivía de acuerdo con el Islam y nunca ha sido imán, no tiene formación coránica. En 1997 ya le denunciamos por tomar control de nuestra mezquita, pero la Policía no intervino. Luego marchó a la mezquita de Finsbury Park; la Policía también le dejó hacer. ¿Escuchan los jóvenes musulmanes el discurso de la moderación, o más bien los mensajes radicales? -El problema es que el 90 por ciento de los imanes del Reino Unido han venido de fuera y no hablan inglés, mientras que es la lengua de los jóvenes, algunos de los cuales ya son la tercera generación en el país. Al no entender el idioma en el que se les predica, los jóvenes van de mezquita en mezquita, sin integrarse. ¿Cómo combatir esa situación? -Debiera haber una ley para que todos los imanes tengan seis meses de formación en nuestra cultura, con el fin de que conozcan el idioma, sepan cómo funcionan la sociedad y sus instituciones, y aprendar a llevar una mez- quita. Nadie sabe cuántos imanes o mezquitas hay en este país, no hay ningún registro. ¿Es posible la integración? -Si se trata de una sociedad multicultural, todas las culturas pueden vivir juntas, siempre que haya respeto mutuo bajo una misma ley secular. Otra cosa es que haya un secularismo fundamentalista, como el de Francia, donde está prohibido el velo islámico en las escuelas. Dan por muerto a su Dios y no permiten ninguna otra fe. ¿Hay espacio en el Islam para justificar la violencia? -No. Lo que hay son agravios. El colonialismo robó en nuestros países. Luego lo que se ha producido son reacciones a esas situaciones de injusticia, como ocurrió en su día en Sudáfrica y ahora pasa en Chechenia, Cachemira o Palestina. Quienes se levantan contra la ocupación no necesitan la sanción de las autoridades religiosas, actúan por agravio, por odio. -Pero también hay violencia entre algunos elementos de las comunidades musulmanas de Occidente, como los autores del 11- M o el 7- J... -Cierto, pero también ocurre que la violencia no sólo sucede entre los musulmanes. ¿Fue Martin Luther King asesinado por un musulmán? No, por un cristiano. ¿Y quién mató a Isaac Rabin? Un judío. Y un indio acabó con la vida de Gandhi. Extremismo ha existido en toda la historia. El Islam condena la violencia y predica la resistencia y la paciencia; es la única religión que no tiene el concepto de guerra justa. ¿Habrá armonía en el futuro? -Sí, llegará cuando el respeto sea mutuo. El mundo debe aprender lecciones, Occidente no puede imponer su propia voluntad sobre los demás, no somos los policías de la Tierra. Dejad a la gente vivir sus vidas y la paz vendrá. El Islam es ya la segunda religión de Europa y los europeos no tienen nada que temer. -Usted es secretario del Congreso Mundial de Fes, que el año pasado celebró una conferencia en Córdoba. ¿Es fácil entenderse con cristianos y con judíos? -El Consejo Mundial de Fes se creó en 1826, es la organización más antigua de estas características, y es fácil sentarse a una mesa con los líderes de otras religiones si lo que se busca es el diálogo. No hay otra alternativa. ¿Necesita el Islam una adaptación al mundo actual? -El Islam no es un mundo monolítico, los sesenta país con mayoría musulmana son diferentes. El Islam se adapta porque es un progresivo modo de vida. Somos más reformistas que cualquier otra religión en la Tierra.