Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Nacional DOMINGO 19 2 2006 ABC Tráfico propone hasta dos años de cárcel para quien doble el nivel de alcoholemia Navarro pedirá que el Código Penal fije la tasa de alcohol y la velocidad límite CRUZ MORCILLO MADRID. Se cometen muchos delitos y hay muy pocas condenas. Esta es una de las características de los delitos contra la seguridad del tráfico, recogidos en el Código Penal de forma ambigua. Para eliminar esa confusión y hacer justicia a las víctimas se abordará a partir de abril una reforma en profun- didad de los hechos tipificados entre los artículos 379 y 385, según fuentes de Interior. El tercer objetivo es frenar las cifras de muertos que superan los tres mil al año. A partir del miércoles la Comisión de Seguridad Vial del Congreso inaugura una ronda de comparecencias que durará hasta abril con ese objeti- vo: cambiar el Código Penal hasta donde sea preciso. En la primera, el director general de la DGT, Pere Navarro, planteará la necesidad de cambios imprescindibles para poner fin a la discrecionalidad normativa actual. El responsable de Tráfico quiere que el Código Penal recoja de forma expresa la tasa de alcoholemia que de su- perarse acarrearía una pena de cárcel- -un gramo por litro de alcohol en sangre- así como el límite de velocidad. Su propuesta es que se penalice conducir a 60 kilómetros hora por encima de los máximos permitidos en cada tipo de vía, según confirmaron fuentes de la DGT. Como tercer punto pedirá que sea una conducta delictiva conducir tras la retirada del carné. En la actualidad, tras la reforma de 2003, conducir borracho o bajo los efectos de las drogas está castigado con entre tres y seis meses de cárcel- -en la práctica si no hay agravantes nadie ingresa en prisión por este motivo y se opta por la sanción administrativa- Pero la paradoja va mucho más allá, pues aunque la tasa permitida es de 0,5 gramos de alcohol en sangre, la prueba de alcoholemia no es suficiente: es necesario que el alcohol ejerza influencia en la capacidad del conductor y esa influencia deben demostrarla en muchas ocasiones los propios agentes de Tráfico en caso de celebrarse juicio. En la última modificación legislativa (2003) como concreción de temeridad manifiesta y concreto peligro para la vida se introdujo el cóctel conducción bajo los efectos del alcohol con altas tasas en sangre y con exceso desproporcionado de velocidad respecto de los límites (art. 381) Con todos esos supuestos, el homicida al volante se enfrenta a un máximo de dos años de prisión. El revuelo que causó este último párrafo no se ha traducido en una adecuada respuesta penal, tal y como reconoció el propio fiscal general del Estado en su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Vial y como planteó en un informe reciente el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, que también acudirá a explicar su posición al Congreso. Las quejas de las víctimas son constantes. De ahí, que el máximo responsable de Tráfico considere que la clave está en precisar y fijar las conductas que han de ser castigadas, aunque irá más allá en sus peticiones. Conducir sin permiso El consenso es casi total en cuanto a la necesidad de abordar las reformas de estos delitos y ahora queda perfilar el cómo y en qué sentido- -no se descarta, aunque es poco probable, que se endurezcan algunos de ellos- Según el diputado de CiU Jordi Jané, miembro de la Comisión de Seguridad Vial, es fundamental aprobar ese cambio normativo por unanimidad Jané cree que es posible conseguirlo dados los antecedentes de acuerdo en esta comisión. Su grupo parlamentario pedirá, entre otros aspectos, que se refleje en el Código Penal la conducción sin permiso de conducir e insistirá en la importancia de la doble sanción para aquellos que pierdan el carné cuando en junio entre en vigor el carné por puntos. Además de retirarles el permiso deben perder también los puntos señala. La Comisión de Seguridad Vial inicia las comparecencias para preparar el cambio legislativo a partir de abril