Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 2 2006 Nacional 23 NACIÓN No niego la existencia de una nación española, pero el Estado español no está compuesto por una sola nación, sino por varias, y no pasa nada por reconocerlo ESTATUS Ningún gallego entendería que Galicia tuviera en el Estado un estatus inferior al de Cataluña o Euskadi ción bilateral con el Estado. Todas las fuerzas políticas decimos que Galicia no puede ser menos que Cataluña. Y yo me pregunto por qué Galicia no puede tener también esa relación bilateral. Es necesario que hablemos de tú a tú con el Estado. Ese tiene que ser el método, independientemente de que luego vayamos al Consejo de Política Fiscal y Financiera. Y pienso que tenemos que tener propuestas claras y concretas. Tenemos que conseguir nuestra propia cesta de tributos cedidos, no nos vale la de Cataluña. Creo también que es necesario proceder a un valoración justa de lo que cuestan los servicios en Galicia, con carácter previo, en la que se incluyan factores de dispersión geográfica, de envejecimiento, y que se contabilicen los emigrantes que están en el censo de residentes ausentes y que todas las fuerzas políticas decimos que son ciudadanos de primera categoría. Además, nosotros hemos cuantificado la deuda histórica con Galicia en materia de infraestructuras, de Educación, de Sanidad, de Empleo... en 21.000 millones de euros, y hemos establecido un calendario para su pago en 8 años, a razón de unos 2.600 euros al año. ¿Con quién va a negociar Galicia esa deuda histórica, con Extremadura o con Murcia? No. Tendrá que negociarla directamente con el Estado. Apoyamos que el Gobierno explore el camino hacia la paz ¿Comparte el optimismo del presidente del Gobierno sobre la posibilidad de que acabe a corto plazo el terrorismo de ETA? -En primer lugar, quiero expresar que me alegro de que a día de hoy haya muchas más personas que hace tres años que piensan que la Ley de Partidos fue una mala ley, que hay que superarla, porque los que estuvimos en contra de esa ley nos sentimos tremendamente solos en algún momento, como también es bueno que haya mucha más gente que entienda que el pacto antiterrorista fue un pacto pensado más para acosar al nacionalismo que para acabar con el terrorismo. Creo que siempre hay que darle una esperanza a la paz. Siempre hay que alentar esa llama. Hoy parece existir una posibilidad real de avanzar para acabar con la lacra que significa el terrorismo, y todos tenemos que tener la prudencia y la responsabilidad necesaria para no destruir esa esperanza. Por lo tanto, el Gobierno va a tener todo nuestro apoyo para intentar explorar ese camino y que ese diálogo sirva para acabar con el terrorismo, Eso sí, le pediremos al Gobierno que nos tenga al tanto, en la forma y el modo que considere, pero que nos tenga al tanto para que podamos contribuir desde nuestra responsabilidad y complicidad a ese proceso. Lo que me parece tremendamente irresponsable es una estrategia como la del PP que, por interés partidista, pretende únicamente destruir una esperanza. Eso no es propio de una fuerza política responsable y democrática y espero que reconduzcan su posición. Estamos en un Estado asimétrico -Parece que hay discrepancias con sus socios socialistas... -No, las palabras del presidente fueron mal interpretadas. Coincidimos plenamente en que Galicia no puede tener menos que Cataluña, y estoy seguro de que estamos plenamente de acuerdo en que si Cataluña tuvo una relación bilateral con el Estado, también la tiene que tener Galicia. ¿No sería más razonable un sistema común que tener que negociar con cada una de las autonomías? -No, porque estamos en un Estado asimétrico, pero no por una decisión política del Gobierno o de cualquier Comunidad. Lo somos en la práctica, y la mayor injusticia que puede haber es aplicar las mismas soluciones a problemas diferentes. Yo quiero un sistema de financiación que nos iguale a todos, pero que nos iguale a todos en la solución final. Todos tenemos que ser iguales en el objetivo final de la suficiencia financiera, pero los instrumentos para llegar a esa autofinanciación no pueden ser en todas partes los mismos, porque las circunstancias económicas y sociales son diferentes.