Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN DOMINGO 19 2 2006 ABC Nace una asociación en defensa del castellano en el Estatuto catalán b La plataforma, que pide refor- ERC moviliza a decenas de miles de nacionalistas por el derecho a decidir La marcha, que reunió a 125.000 personas, abre otra fisura en el tripartito b Carod reclama la reforma de la mar o eliminar el artículo que iguala el catalán al castellano, contará con el apoyo, entre otros, de las corrientes críticas del PSC I. A. BARCELONA. Enmienda 6.1 es el nombre escogido finalmente para la plataforma en defensa del castellano que verá la luz esta semana en Barcelona. Encabezada por Carmelo González- -el médico residente en Sitges que se declaró en huelga de hambre para reclamar el derecho a recibir una educación en castellano de su hija- la nueva organización contará, según ha podido saber ABC, con el apoyo entre otras entidades cívicas, de las corrientes críticas del PSC, aunque fuentes de este grupo han insistido en la voluntad de evitar la politización de la plataforma. El objetivo de Enmienda 6.1 es reformar o eliminar del nuevo Estatuto catalán ese artículo 6.1, en el que se define el catalán como la lengua propia de Cataluña y se fija el deber y la obligación de conocerlo junto al castellano. Sus impulsores consideran que, con el redactado actual, ya aprobado por PSOE, CiU, PSC e ICV, el Estatuto niega al castellano la condición de lengua propia, a pesar de ser la lengua materna de millones de catalanes y reivindican un trato igualitario para ambos idiomas. Constitución para limitar el poder de injerencia del Ejército en reformas institucionales como la del Estatuto catalán IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. Bajo el lema Somos una nación y tenemos derecho a decidir 125.000 personas según la Guardia Urbana y un millón según los organizadores se manifestaron ayer por el centro de Barcelona en una convocatoria que tenía mucho de apoyo a ERC pero también de rechazo a la campaña del PP contra el Estatuto catalán. Eso explica que, pese a que los republicanos eran- -junto al minoritario EUiA- -el único partido que apoyaba la marcha, la iniciativa auspiciada por más de 500 entidades cívicas acabara reuniendo hasta 300 autocares con manifestantes venidos de toda Cataluña. El presidente de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, lideró la segunda cabecera de la marcha, que reunió además a todos los consejeros de Esquerra en el Gobierno catalán y al secretario general de la formación, Joan Pugicercós. La cabecera principal, sin embargo, conservó el protagonismo de la sociedad civil con la presencia de los escritores Josep Maria Terricabres e Isabel Clara- Simó, el actor Carles Canut o el periodista Vicenç Partal. Al grito de Somos una nación con poder de decisión los manifestantes llegaron en un ambiente festivo y relajado a la Plaza Cataluña, donde, dos horas después, se dio lectura al manifiesto en el que se reinvindicaba la defensa de la identidad catalana y el derecho a decir libremente el futuro de Cataluña. Política lingüística La plataforma denuncia, además, la política lingüística de la Generalitat, de la que asegura que no respeta la realidad bilingüe de Cataluña y busca, por el contrario, completar la sustición del castellano por el catalán en esta comunidad con una enseñanza pública que se imparte en catalán. En este contexto, advierte de que discriminar lenguas es discriminar personas y reclama una política respetuosa con los derechos de la persona, lo que en su opinión pasa por impedir que desde los poderes públicos se dé preferencia a una lengua sobre otra. El debate sobre la política lingüística implementada por la Generalitat, reforzada tras la llegada de ERC al Gobierno catalán, ha arreciado en las últimas semanas coincidiendo con el debate del nuevo Estatuto de Autonomía en el Congreso. El texto estatutario equipara legalmente a las dos lenguas oficiales en Cataluña, lo que proporciona un nuevo aval a las políticas de inmersión lingüística. Mientras, desde el nacionalismo catalán se observa este debate como una maniobra para rebajar las aspiraciones estatutarias y niegan que exista ningún tipo de discriminiación del castellano en Cataluña. Vista general de la manifestación que colapsó el centro de Barcelona ria a un mes vista sin conocer cuál sería el resultado de las negociaciones con el PSOE. YOLANDA CARDO Reforma constitucional El líder de ERC aprovechó la convocatoria para advertir de que en el horizonte de su formación es inevitable proponer la reforma constitucional. Una reforma que centró en los artículos que dan al Ejército poder y capacidad de decisión tras señalar que ese poder no existe en ningún otro país de la Europa democrática Carod aseguró, además, que la manifestación sirve para denunciar las injerencias de poderes fácticos como el militar, que hacen que la democracia y este proyecto de reforma del Estatuto puedan estar bajo custodia militar En todo caso, el éxito capitalizado por ERC en la calle vino precedido por las críticas tanto del PP como de sus socios de gobierno, PSC e ICV, por apoyar una iniciativa de este tipo en pleno debate estatutario en el Congreso. Un apoyo que ha vuelto a evidenciar la división en el seno del tripartito. De hecho, cuando Esquerra anunció su apoyo a esta iniciativa ya cosechó las críticas del PSC, CiU e ICV, que destacaron los riesgos de secundar la convocato- Montilla pide cerrar filas Ayer, el ministro de Industria y primer secretario del PSC, José Montilla, advirtió de que no es el momento de manifestarse, sino de acabar el trabajo que hemos empezado para tener el mejor Estatuto de nuestra historia y de cerrar filas Montilla lamentó que los republicanos se unan a esta marcha cuando el PP y los enemigos de Cataluña están llevando este tema a las calles, recogiendo firmas por toda España, no tiene ningún sentido que defensores de la autonomía y el autogobierno en nuestro país salgan a la calle diciendo lo contrario Piqué denunció que el cambio de hora del partido del Barça recordaba a la época de Franco El portavoz de ICV en el Congreso, Joan Herrera, acusó a ERC de intentar capitalizar una marcha cívica en beneficio propio. Herrera aseguró que el hecho de que Carod dijera que era un plebiscito entorno a la postura de ERC ha hecho que no hayamos podido hacer esta manifestación unitaria El presidente del PP catalán, Josep Piqué, calificó de franquista el cambio de hora del partido que enfrentó al Barcelona y el Betis en el Nou Camp a petición del secretario general de la primera Consejería, el republicano Xavier Vendrell. El partido debía celebrarse a las seis de la tarde, coincidiendo con la hora de inicio fijada originalmente para el comienzo de la manifestación, pero Vendrell intercedió ante el presidente del Barça, Joan Laporta, para que el club retrasara el encuentro, mientras la plataforma convocante avanzaba una hora la salida de la manifestación. Piqué señaló que esta variación le parece una decisión de la época de Franco en la que desde el Gobierno se les decía a los clubes de fútbol lo que tenían que hacer con una intención política