Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 La Entrevista DOMINGO 19 2 2006 ABC JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO Presidente del Gobierno Sería un error histórico tener prisa. Esto nos llevará años y habrá momentos difíciles MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero recibió a ABC el mismo día- -el viernes- -en que se cumplieron mil sin asesinatos de ETA, pero también al final de una semana en la que la banda terrorista hizo estallar dos nuevas bombas en el País Vasco, y horas antes de reunirse con una representación de las asociaciones de víctimas que, con el respaldo del PP, han convocado para el próximo sábado una gran manifestación de rechazo a cualquier pretensión de cambiar paz por presos El presidente del Gobierno, que descarta tal intercambio detalla su protocolo de actuación subrayando que no debemos trasladar los esquemas de otras ocasiones históricas, que no llegaron a buen puerto y pide afrontar la situación sin prisas y con las luces largas sin moverse un ápice en su convicción de que, aunque llevará años y será un proceso lento y progresivo asistimos al principio del fin de un horror que ya dura casi medio siglo. Argumenta que hay dos cambios cualitativos la ausencia de víctimas mortales en los últimos casi tres años y que nunca como hoy ha clamado por la paz la sociedad vasca -que, a su juicio, constituyen el anuncio de la victoria de la democracia Tras conocerse anoche el nuevo comunicado de ETA, Moncloa indicó que su contenido no varía el planteamiento político general que hace el presidente del Gobierno. -A pesar de las bombas y de la extorsión, ¿sigue confiando en que ETA haga un anuncio de abandono definitivo de las armas? -Es la banda terrorista la que tiene que tomar sus decisiones, pero, sea cuando sea y haga lo que haga, debe saber que sólo tiene un destino: poner fin a esto; cuanto antes, mejor, y sabiendo que estaremos siempre ante un proceso largo en el tiempo. Este proceso lo tiene que ganar de manera singular la sociedad vasca, a la que corresponde conformar la salida hacia la paz, que es algo más que el fin de la violencia, de la extorsión, del asesinato, de las bombas... es un principio también de reencuentro, de respeto cívico. Es una sociedad donde se tienen que ganar estos grandes valores. -Al propiciar usted mismo esa expectativa de un cese definitivo del terrorismo, parece razonable pensar que dispone de información reservada y que nos pide un acto de fe en su persona. ¿Ha habido contactos directos o indirectos con representantes o con miembros de ETA? -El Gobierno dispone de información, ¡sería preocupante que el Gobierno no tuviera información! Todo el mundo entiende que es lógico que la tenga, y más lógico aún que la preserve porque afecta a la seguridad del Estado y tiene lógicamente que ver con las ex- El presidente del Gobierno aborda en profundidad las expectativas de una renuncia definitiva de ETA al terrorismo y aclara su protocolo para conseguir la paz en el País Vasco TEXTO: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS GONZALO LÓPEZ ALBA FOTOS: IGNACIO GIL pectativas. Yo no pido un acto de fe. Lo que quiero que sepan los españoles es que trabajo con todas mis fuerzas por el objetivo de acabar con la violencia, porque es mi deber, y, además, estimo que existen unas condiciones mejores que en los últimos treinta años. ¿La información a que alude proviene de una interlocución directa o indirecta con representantes o intermediarios de la banda? -No. Es una información a través de los canales habituales de que dispone un Gobierno. -Pero ¿el Gobierno, directamente o por intermediarios, ha tenido algún tipo de interlocución con ETA? -El Parlamento, que es la sede de la soberanía nacional, ha establecido cuáles son las condiciones en las que el Gobierno puede intentar un final dialogado: constatar que hay una voluntad de abandono de las armas o de fin de la organización, y comparecer ante el Parlamento. A esas dos condiciones me atengo y cuando, si llega la circunstancia, se produzcan las dos, cumpliré con la palabra comprometida por el Zapatero anuncia como probable una próxima conversación con el líder de la oposición, Mariano Rajoy