Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad SÁBADO 18 2 2006 ABC Salud PEDIATRÍA Reclaman a los servicios sanitarios más atención al ictus en niños b Uno de los principales hospita- LOS CALENDARIOS VACUNALES EN EUROPA ALFONSO DELGADO RUBIO Presidente de la Asociación Española de Pediatría les pediátricos de Estados Unidos critica que se tarde más de 24 horas en tratar los accidentes cerebrovasculares en niños G. Z. MADRID. El Hospital Infantil de Filadelfia es una de las principales instituciones pediátricas de Estados Unidos. En él trabaja, como especialista en neurología pediátrica, Rebeca Ichord quien lanzó una alerta en el congreso de la Sociedad Americana de Ictus: Las unidades de urgencia tienen que estar más informadas de que los casos de infartos cerebrovasculares en adultos pueden presentarse también en los niños que llegan a su hospital Ichord no lanzó su advertencia sin pruebas. Había supervisado la evolución de doce niños de dos a 18 años de edad que habían llegado a urgencias con síntomas de ictus. En todos ellos había una constante: no habían sido diagnosticados de ictus hasta pasadas 24 horas. Una de las claves en el tratamiento es reconocer el accidente cerebrovascular y tratarlo cuanto antes. Los especialistas no esperan que niños y adolescentes lo sufran, por lo que cuando se reconoce se ha perdido tiempo vital para la recuperación integral del paciente. Los niños pueden sufrir un ictus por complicaciones en enfermedades como la anemia, o por heridas en el cuello que dañan la arteria. H a sido universalmente reconocido que los dos procesos que han mejorado extraordinariamente la situación sanitaria mundial, y por lo tanto la vida humana, han sido la potabilización del agua y las vacunas. Se calcula que las vacunas salvan 3 millones de vida al año, fundamentalmente niños, y que esta cantidad podría (y por lo tanto es obligatorio hacerlo) duplicarse si la aplicación de las vacunas disponibles se aplicaran de forma universal. Afortunadamente, en España las coberturas vacunales durante la edad infanto- juvenil son excelentes al alcanzarse cifras próximas al 100 por cien, lo que hace que España esté a la cabeza de las sociedades más desarrolladas, incluso superando a países que tienen un nivel de desarrollo económico y social superior al nuestro. Esta excelente situación se debe fundamentalmente a tres hechos. Por una parte los pediatras- puericultores llevamos años empeñados en aplicar las vacunas de forma sistemática, convencidos de su extraordinaria eficacia; así mismo, la sociedad española ha percibido la trascendencia enorme de las vacunaciones y sigue con disciplina las recomendaciones de los médicos; y, por último, las autoridades sanitarias se han esforzado en dedicar recursos económicos y apoyar los calendarios vacunales a cargo del Sistema Nacional de Salud. Como ocurre en todas las ramas de la Medicina, los avances en el campo de las vacunas son incesantes y afortunadamente cada vez contamos con vacunas más numerosas, más modernas, más eficaces y más seguras. Por este Aplicación de una vacuna C. MINGUELA motivo, la Asociación Española de Pediatría (AEP) a través de su Comité Asesor de Vacunas, propone puntualmente, como hacen las sociedades científicas de los países más desarrollados, cada año, el calendario vacunal que considera óptimo para nuestra población infantil y juvenil. Desde el año 2002, el comité de la AEP está proponiendo en su calendario vacunal la aplicación, a partir de los 2 meses, de la vacuna antineumocócica conjugada heptavalente. Esta vacuna ha demostrado su gran eficacia frente a las llamadas formas invasoras de infección neumocócica, (sep- ticemia, meningitis, neumonía) que tienen una elevada morbi- mortalidad. En la actualidad, esta vacuna no está incluida en los calendarios vacunales de las distintas comunidades autónomas de España, a pesar de lo cual en torno a un 60 por ciento de los niños la ha recibido por indicación de su pediatra. El que el Reino Unido haya aprobado estos días la inclusión de la vacuna antineumocócica conjugada, siguiendo a otros países como Canadá, Francia, Estados Unidos, Australia, Holanda, etc... no hace más que confirmar la validez de las recomendaciones propuestas por nuestra Asociación. Nuestro país, que siempre se ha destacado en la calidad de su sistema de protección vacunal, no puede perder este liderazgo del que nos sentimos tan orgullosos y satisfechos y del que se han obtenido tan excelentes resultados. La aplicación universal de esta vacuna a todos los niños de nuestro país a partir de los 2 meses supone garantizar la equidad respecto a la protección de unas infecciones graves, que un porcentaje importante de la población (en torno al 40 por ciento) todavía no recibe. Hay que tener en cuenta que de esta medida se beneficiaría incluso el resto de la población gracias a lo que se conoce como efecto rebaño ya que en los países donde se ha aplicado esta vacuna en los lactantes de forma universal se ha asistido a una disminución de las infecciones neumocócicas invasoras en las personas mayores y en los ancianos. Una vez más queremos animar a nuestras autoridades sanitarias, tanto nacionales como autonómicas, para que valoren la relación coste beneficio de esta medida y sigamos prestando el mejor servicio que podemos ofrecer a la sociedad, y que no es otro que el de cuidar con el mayor esmero a los más pequeños que, sin duda alguna, son la gran esperanza.