Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18 2 2006 Madrid 39 40 empresas y año de fundación Almacenes El Botijo (1754) Ansorena Joyería (1845) Antigua Casa Sobrino de Botín (1725) Antigua Pastelería del Pozo (1830) Antigua Relojería de la Calle de la Sal (1878) Calzados Pradillo (1886) Casa Alberto (1827) Casa Diego (1858) Casa Labra (1860) Casa Mira (1843) Casa Santiveri (1885) Casa Vega (1860) El Riojano (1855) Farmacia Cea (1877) Farmacia Gayoso (1855) Farmacia Mateo (1827) Flores Manolita (1882) Flores Valles (1830) Gil Sucs. de Antolín Quevedo (1880) Herbolario La Fuente (1858) Hotel Inglés (1860) Hotel París (1864) José Ramírez Guitarras (1882) La Camerana (1854) Lhardy (1832) Librería Médica N. Moya (1862) Loewe (1846) Mármoles Molinero Palomeque (1873) Pañerías Olleros (1863) Perfumería Urquiola Plus Ultra, S. A. (1887) Real Farmacia de la Reina Madre (1578) Restaurante La Bola Taberna de Antonio Sánchez Taberna Malacatín (1880) Talleres Arevalillo (1897) Viena Capellanes (1872) Yanes Joyería (1881) vera celebraba en el saloncito japonés. También está Casa Mira, con fábrica en Jijona y su maravilloso mostrador giratorio en el escaparate de la carrera de San Jerónimo. Flores Manolita es otra centenaria. Lo suyo es alta costura en arte floral porque presumen de coser a mano, una a una, las rosas de los ramos. Y así, hasta 40 establecimientos... Antonio Mingote recibe el aplauso del alcalde de Madrid, de los miembros de su equipo municipal y del público en general El Ayuntamiento ha elegido al académico, humorista y escritor para que un dibujo creado por él sirva de homenaje a los establecimientos centenarios madrileños Mingote retrata siglos de vida TEXTO: MARÍA ISABEL SERRANO FOTO: CHEMA BARROSO MADRID. Dentro de poco me voy a contar dentro de estos establecimientos centenarios dijo ayer Antonio Mingote- -humorista, académico, escritor y colaborador de ABC- -en pleno Patio de Cristales del Ayuntamiento madrileño. ¡Ojalá, don Antonio, ojalá sea así! Y por mucho más. La cita era entrañable. El Consistorio quería reconocer el esfuerzo y la profesionalidad de cuarenta establecimientos madrileños que ya han cumplido un siglo al pie del cañón. Son empresas centenarias, familiares, hoy regentadas por la tercera, incluso la cuarta, generación. Nadie mejor que Mingote para plasmar ese cariño que el Ayuntamiento quiere expresar a tan singulares tiendas, boticas, restaurantes, tabernas, floristerías, pastelerías que de todo hay, tan jóvenes, innovadoras y brillantes como hace más de cien años. Lo que nuestro genial Mingote ha hecho es un dibujo. Costumbre no le falta. Pero no un dibujo cualquiera. Se trata de un retrato que mezcla el ayer y el hoy de Madrid como sólo él sabe mezclar. Dentro de unos días esos trazos de Mingote quedarán plasmados en una placa, tamaño folio. En cada una se escribirá el nombre del establecimiento centenario. Y, así, hasta cuarenta. Las primeras cuarenta. A medida que las tiendas madrileñas vayan cumpliendo su primer siglo de vida recibirán la misma placa, con el mismo dibujo y con el mismo cariño que el autor ha puesto en esta obra. Porque Mingote, en palabras del alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, es quien mejor ha sabido retratar en clave de humor a Madrid y sus ciudadanos nuestros locales con un siglo de vida, estaba Milagros Novo, de Lhardy, que sigue en el mismo local de la carrera de San Jerónimo que fundó Emilio Huguenin Lhardy, un repostero suizofrancés. Decir Lhardy, además de cocido, es evocar el reinado de Alfonso XII, la Regencia, la novela de Picón, de Pardo Bazán y del Padre Coloma. Y de los consejos de ministros que Primo de Ri- Son la historia de Madrid Entre los comerciantes se conoce una frase lapidaria: El abuelo funda la empresa, el hijo la consolida y el nieto la hunde Eso no ha ocurrido, a la vista está, con los cuarenta establecimientos centenerarios que ayer estaban representados en la Casa de la Villa y que nacieron cuando Madrid tenía poco más de medio millón de habitantes. Superar un siglo de antigüedad- -señaló Ruiz- Gallardón- -sólo se puede conseguir si se ha adquirido el firme compromiso de alcanzar, a través de la innovación, la excelencia Y excelentes son todos los establecimientos centenarios porque, además, transmiten dulzura, esfuerzo, seriedad en el trabajo, buen hacer y, sobre todo, historia; la historia de Madrid en estado puro. Allí, entre los representantes de El dibujo estará en una placa de bronce que los dueños colocarán en su local para presumir de cien años con las puertas abiertas El ayer y el hoy de Madrid quedan reflejados en este dibujo, con el sello inconfundible de Mingote, a través del cual la ciudad quiere saldar una deuda de gratitud que tenía con sus establecimientos centenarios. Estos locales- -dijo el alcalde- -enriquecen el paisaje urbano y aumentan los atractivos turísticos de la capital