Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional HACIA EL PROCESO DE NEGOCIACIÓN CON ETA SÁBADO 18 2 2006 ABC Un sector del empresariado vasco advierte de que la tregua acabará en un nuevo fracaso El nacionalismo siempre exige más; cuando no se acceda a sus demandas ETA volverá a actuar b Fuentes de la lucha contra ETA aseguran que si la banda no comete atentados mortales es porque cree que ahora es mejor así para lograr algunos de sus objetivos PABLO MUÑOZ BILBAO. No tenemos la menor confianza en que después de todo este proceso ETA abandone definitivamente las armas. No sabemos quién asesora al presidente del Gobierno, pero creemos que se están tomando decisiones que demuestran un profundo desconocimiento de la sociedad vasca. Habrá tregua ahora, eso parece claro. Pero luego, cuando el Ejecutivo tenga que decir no a las pretensiones de los nacionalistas si no quiere destruir el Estado, los terroristas volverán a empuñar las armas. Que nadie olvide que el nacionalismo siempre quiere más, y si no consigue sus objetivos estos criminales tendrán la excusa para actuar de nuevo. Por eso pensamos que este proceso tiene muchas posibilidades de fracasar Quien hace este diagnóstico es un destacado empresario vizcaíno que prefiere mantener el anonimato, pero cuyas reflexiones, según las fuentes consultadas por ABC, comparten no pocos de sus colegas. Para muchos empresarios, además, el proceso actual no sólo tendrá consecuencias nefastas en términos de recrudecimiento de la actividad terrorista, sino que también aumentará un deterioro de la situación económica en la Comunidad, cuyos primeros síntomas ya se han empezado a ver. La gente está ya cansada de todo esto. Hay un buen número de empresas que van a cerrar a corto y medio plazo, hay expedientes de regulación de empleo y empresarios que están decididos a trasladarse a otros puntos de España. De hecho este tema ya se habla de forma abierta cuando nos reunimos. Y si el tejido industrial comienza a resentirse las consecuencias para el País Vasco serán devastadoras Daños en la empresa de Trápaga (Vizcaya) en la que ETA colocó un artefacto explosivo ción de entregar las armas, que nadie espere una rendición; si ahora no matan no es porque no puedan hacerlo, sino simplemente porque piensan que de esta forma están consiguiendo algunos objetivos. En el momento en que perciban que eso deja de ser así muy probablemente pondrán otra vez muertos encima de la mesa afirman las citadas fuentes, que sitúan en el entorno de la celebración del Aberri Eguna el gesto de la banda asesina. Los empresarios consultados, además, alertan de que la fractura social en la sociedad vasca crece a pasos agigantados y es un peligro más. En este punto resulta clave la educación que están recibiendo los niños. Hay ikastolas en las que se fomenta el odio, en las que no se habla nunca de España, en las que se transmiten unos valores que fomentan la radicalidad Las fuentes antiterroristas recuerdan por su parte que aunque la banda está golpeada, atraviesa por problemas económicos que la hacen menos TELEPRESS Tourist, remember... Los barrios viejos de ciudades y pueblos del País Vasco continúan tomados por jóvenes abertzales. En muchos bares las fotos de los presos etarras con leyendas pidiendo su excarcelación, las pegatinas donde se llama txakurras a los policías y las ikurriñas con la leyenda independentzia son la decoración dominante. El ambiente se hace denso alrededor del forastero, que es observado con interés por el resto de la clientela. No hay incidentes, pero allí se tiene la sensación de estar en territorio comanche Aun así, el propio fanatismo de esta gente provoca situaciones divertidas. En varias tabernas de Bilbao hay un cuadrito con el mapa de Euskadi (naturalmente con Navarra e Iparralde) con esta inscripción: Tourist remember. You are not in Spain. You are not in France. You are in Pays Basque. Wellcome Y al final de una calle otro hallazgo: un restaurante de cocina de fusión chino- vasca. Para que luego alguien diga que no son gente abierta. No entregarán las armas El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe, tuvo el pasado miércoles la oportunidad de conocer algunos de los temores de los empresarios, ya que en la presentación en Bilbao del Código Unificado de Recomendaciones sobre Buen Gobierno de la Sociedades Cotizadas varios de ellos criticaron algunos de sus aspectos por lo que suponen de obligar a facilitar una información sobre sus empresas que puede ser luego utilizada por ETA para exigir el llamado impuesto revolucionario Fuentes de la lucha antiterrorista creen también que hay un alto riesgo de que las negociaciones con la banda acaben en fracaso. No tienen inten- La gente está harta. A corto y medio plazo va a cerrar un buen número de empresas y hay quien piensa en irse eficaz y sus pistoleros tienen menos experiencia en la clandestinidad por lo que son más vulnerables, dispone todavía una amplia base social y una enorme capacidad de movilización, como probablemente se demostrará hoy con la manifestación que han convocado contra el juicio por el sumario 18 98 contra el entorno de ETA. Esta realidad incuestionable hace que la banda tenga asegurada la cantera afirman. Una de las principales críticas es que con la apertura de este proceso de alguna manera se ha dejado que la banda tenga la posibilidad de ser quien tenga la iniciativa, ya que es ella la que decide cuándo anuncia ese posible gesto y, sobre todo, cuándo le interesa retomar la actividad terrorista: Pongámonos en el peor de los escenarios: que decidan matar pocas horas antes de un proceso electoral. La indignación de la sociedad sería tal que incluso se podría producir un vuelco electoral. Y es inquietante dejar a los criminales esa capacidad de poder influir en la vida política Las fuentes consideran que esa situación es más penosa por el hecho de que ETA estaba en el momento más débil de su historia y había posibilidades ciertas de vencerla Un empresario alavés añade: Parece mentira que hayamos permitido que Otegi vuelva a ser un personaje, cuando ya no pintaba nada aquí