Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 Espectáculos VIERNES 17 2 2006 ABC VIERNES DE ESTRENO FESTIVAL DE CINE DE BERLÍN Isabelle Huppert y Vin Diesel, dos maneras de entender el hechizo de la interpretación El cine de dos veteranos, Claude Chabrol y Sidney Lumet, a la caza de un Oso de Oro b Sin grandes novedades en el fren- te, presentaron sus películas el francés Chabrol, L ivresse du pouvoir y Sidney Lumet, Find me guilty que traían al menos el aroma de las cosas antiguas y bien hechas E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL BERLÍN. Puestos a buscarle el oro a este yacimiento exhausto del Festival, ayer pudo encontrarse una veta en el capítulo Interpretaciones. Una actriz, Isabelle Huppert, se crece en un personaje que le va como un guante- -una juez latosa, pertinaz, lo que vulgarmente se conoce como rompepelotas que es tan ella misma y que lo hace para su director de siempre, Claude Chabrol. Y un actor, Vin Diesel, conocido sólo por sus películas de mamporros y por pertenecer a esa escuela de interpretación binaria (estoy enfadao no estoy enfadao) que se crece en un personaje distinto para un director desconocido para él y para su escuela, Sidney Lumet. Es decir, Isabelle Hupert da lo máximo en lo de siempre, mientras que Vin Diesel sorprende con lo máximo en lo insólito, lo nunca hecho, y con más cantidad de texto en cada secuencia que en toda su filmografía anterior. L ivresse du pouvoir se titula la última y una más de Claude Chabrol, y Find me guilty la de Sidney Lumet, y ambas vienen a competir por el Oso de Oro. Hubo una tercera película a concurso, una china titulada Isabella una de esas bromas de mal gusto que suele gastarles el festival a sus invitados a prime- ra hora de la mañana, cuando más indefenso está uno. Se anota el nombre del director, Pang Ho- Cheung, más por mantenerse en una línea de actuación que por utilidad alguna; sobre los actores, personajes y argumento no podemos, en cambio, dar ningún dato fiable. Chabrol es Chabrol, y sus películas, igual; se parecen entre ellas como un perro pequinés a otro perro pequinés. Es raro no encontrar dentro a Isabelle Huppert, esa actriz moteada y con más bordes y cortes que el Guggenheim... En ésta, interpreta a una juez dispuesta a llevarse por delante a los grandes financieros franceses, a los que persigue con obstinación y con unas preguntas que los dejan fritos. Dijo ayer Chabrol que sus protagonistas de las altas finanzas son unos tipos extremadamente astutos y preparados, pero sorprendentemente bobos... y también confesó otra pretensión el director francés: demostrar que la mujer con poder se comporta de forma muy distinta al hombre, sorprende el modo en que maneja sus prioridades dentro del conjunto Y por lo demás, L ivresse du povoir tiene esa gran ventaja del cine de Chabrol, en general, que consiste en que si ves la pelícu- Sidney Lumet y Vin Diesel, ayer en Berlín la, bien, y si no la ves, pues también bien. Si le dan algún Oso, vale... y si no se lo dan, pues también vale. Y tras Chabrol, Sidney Lumet, el hombre que metió la televisión en el cine y el cine en la televisión, que vuelve con Find me guilty a un terreno que conoce como un loro el hombro de su pirata, una sala de juicios, un gran caso, muchos acusados, abogados defensores, fiscales, jueves y jurados... Aquel director de Doce hombres sin piedad se enfrenta aquí a tantos impíos que se le llena la pantalla de ellos: toda una familia de la mafia de New Jersey en un macrojuicio que hubo realmente en los años setenta y en el que un tal Giacomo DiNorscio, un macarrón de la familia que interpreta Vin Diesel, se defendió a sí mismo ante el estupor de sus señorías y del respetable. La película no es sólo la labia y la gracia que despliega en la Corte este actor de músculo, sino que también quiere dejar un apunte de las redes y relaciones REUTERS Lumet hace su trabajo con una elegancia de escuela y le sabe sacar partido a cada momento, a cada brizna de genialidad de su puesta en escena o de sus actores que entrelazaban a todo el mafioseo, donde se dan con la misma intensidad las mayores bajezas y ruindades como algún que otro pico de nobleza. Lumet hace su trabajo con una elegancia de escuela y le sabe sacar partido a cada momento, a cada brizna de genialidad de su puesta en escena o de sus actores (el rosario de caretos en la sala parece la zona de fumadores de una estación de autobuses napolitana) y va despellejando la historia, enredada y tensa, con una claridad de cuento infantil (de telefilme, dirán algunos) con menos madeja, menos personajes y menos intención nos monta un lío un director de los modernos que hay que llamar a los bomberos para desatascar la sala. Y ya sólo queda una tirada de dados antes de que se pongan a buscarle un palmarés a esta edición del Festival, que se está yendo de puntillas, como la primera bailarina del Ballet de la Ópera de París de una fiesta aburrida. Aula de Cultura La Fundación Vocento presenta: MOZART Concierto en su doscientos cincuenta aniversario Intervendrá: Cuarteto de Cámara Eloy Martes 21 de febrero de 2006 20.00 horas Centro Cultural de Círculo de Lectores C O Donnell, 10- Madrid Metro: Príncipe de Vergara (Entrada libre- Aforo limitado) ABC Los textos de las anteriores conferencias del Aula de Cultura se podrán encontrar en: www. abc. es informacion auladecultura