Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 17 2 2006 Espectáculos 77 Promoción Festival de Guadalajara El cine español, gran invitado en el Festival de Shanghai 2007 El cine español estará ampliamente representado en el Festival de Cine de Shanghai en 2007 (Año de España en China) según ha acordado esta semana la ministra de Cultura, Carmen Calvo, con el responsable del certamen, Xue Peijian, que es presidente del Shanghai Media Entertainment Group (SMEG) y rector de la televisión de Shanghai, la capital económica de China. Marisa Paredes será homenajeada en México El XXI Festival Internacional de Cine de Guadalajara (México) homenajeará a la actriz Marisa Paredes y al realizador estadounidense John Sayles, con la proyección de varios de sus filmes. El festival será inaugurado el 24 de marzo con la proyección de Iberia de Carlos Saura. Los tres entierros de Melquíades Estrada Al amanecer, los búfalos EE. UU. -Francia 2005 Director: Tommy Lee Jones Intérpretes: Tommy Lee Jones, Barry Pepper, January Jones JAVIER CORTIJO Sería sencillo ponerse fisonomista y soltar que el rostro enjuto y árido de Tommy Lee Jones es fiel reflejo de su alma (de cineasta, al menos) y que todas las arrugas que lo surcan confluyen en un horizonte imaginario y gelatinoso donde Ford perdió su fusil y lo encontró Peckinpah, que antes le perteneció por unas ráfagas a Huston. Pues, para no andarse con complicaciones, pongámonos y simplifiquemos, que es justamente lo que hace el protagonista de esta fulminante ópera prima que amaga como Rashomon y resuelve como Dersu Uzala El propio Tommy Lee (y su culebreante deje cuate macerado en media docena de tequilas y alguna Coronita) también toma la manija interpretativa con su enorme papel de justiciero, no vengativo sino compasivo, al que sólo le importa que el cadáver, injusto y absurdo, de su amigo Melquíades Estrada reciba de una vez por todas cristiana sepultura en su edén particular y pedregoso allá en la serranía texmex Para ello se lo echa al hombro a su verdugo accidental (enorme y agónico Barry Pepper) y todos juntos (el fiambre, los porteadores, usted y yo) emprenden, o emprendemos, eso tan peligroso llamado viaje iniciático pero con ese toque macabro y de calaveras y diablitos que elude cualquier moraleja entre poli de la migra y espalda mojada. Aquí no hay vencedores ni vencidos, jueces ni ejecutores. Sólo desgraciados y desdichados, alacranes y búfalos fantasmales tostando sus códigos éticos al sol del amanecer. Todo acaba de encajar si tenemos en cuenta que el guión lo firma Guillermo Arriaga, ese escritor de cine responsable de los libretos de Alejandro González Iñárritu, que aquí se deja de mejunjes y rayuelas estructurales y enfoca directamente a ese meridiano de sangre que relató Cormac McCarthy, otro que tal baila. A la médula espinal del filAquí no hay me no le hace falta vencedores anticongelante pani vencidos, ra brillar como al pobre Melquíajueces ni des, pero ojo al resejecutores. to de costillas floSólo desgra- tantes: ese viejo vaciados y des- rado y ciego al que no le vale cualdichados quier dedo que apriete su último gatillo, esas mujeres flor de cactus condenadas a ser espejos paralelos por más que una intente quebrarlo, y quebrarse, con un billete de autobús (grande January Jones) esos habitantes de la frontera con un pie en cada lado y el corazón en ninguno en especial... Retales que conforman una de las armaduras cinéfilas más sólidas que se recuerdan en mucho tiempo. Sólidas e incómodas, aunque... ¿quién ha dicho que esto sea un viaje de placer? Casanova Seductor sin seso, sin alma y sin sexo EE. UU. 2005 Director: Lasse Hallström Intérpretes: Heath Ledger, Sienna Miller, Jeremy Irons, Oliver Platt FEDERICO MARÍN BELLÓN Esquivo personaje este Giacomo Casanova, del que ni el gran Federico Fellini supohacerunhombredeprovecho. veneciano, que no pasa de pillo consentido. El director sueco yerra con el tono de la historia y plantea una comedia romántica desprovista de gracia y romanticismo. Sólo el personaje que se calza Sienna Miller tiene una pizca de inteligencia, diluida entre tanto mequetrefe. El irresistible seductor que intenta poner en pie Heath Ledger carece de atractivos, como si su Ennis del Mar de Brokeback mountain lo hubiera dejado vacío. Jeremy Irons no alcanza ni el ridículo en su caricatura de obispo, que no da para cuarto y mitad de polémica, ahora que está de moda medir la cintura de las religiones, mientras que Oliver Platt y Lena Olin renuncian a desgastarse en una producción sin alma. Se supone que la historia debería mostrarnos la tardía madurez del protagonista, entregado por fin al amor verdadero una vez llena de muescas la culata, pero el guión no puede ser más pueril y la puesta en escena alcanza niveles patéticos en cuanto los personajes se desmelenan un poco y se prestan a seguir las bufonadas y correrías propuestas por Hallström. Sólo amigos ABC Enredos hormonales tardíos EE. UU. 2005 Director: Roger Kumble Intérpretes: Ryan Reynods, Anna Faris, Amy Smart ANTONIO WEINRICHTER de haber estado ausente por primera vez durante dos años en 2004 y 2005. Según el dermatólogo californiano Vail Reese, quien trabajó con representantes de los 17.000 albinos americanos en el intento de evitar el enésimo cliché, el personaje del monje que lleva una pistola, se flagela, dispara y estrangula a la gente es ya bastante odioso sin necesidad de ser albino E sta película dramatiza una vieja y repetida frustración de la historia del ligue: una chica se hace amiga del chico con el que se ríe, pero siempre se enrolla con otro. Traumatizado por este currículo de fracasos, el protagonista se quita 80 kilos de peso (a ver si iba a ser por eso... y se convierte en un ejecutivo musical, un tirillas fatuo que vive de ser el capricho de las nenas... hasta que vuelve a su pueblo (New Jersey, ese sitio que en el imaginario de la comedia americana denota aburrido estilo de vida suburbano se reencuentra con su viejo amor imposible y vuelve a comportarse como un cretino. Esto significa no sólo que no ha superado su viejo trauma amoroso, sino, sobre todo, que estamos ante una comedia gambe- rra, hecha a mayor lucimiento de un presunto cómico llamado Ryan Reynolds proclive a la payasada. Si a uno le cae en gracia, llevará bien el enredo, y podrá aliviar el trago con la presencia de las simpáticas Amy Smart- -el sufrido proyecto de ligue postergado- -y de Anna Faris, que hace una caricatura clavada de lo que deben ser las cantantes de pop preadolescente actuales en la intimidad. La película sigue la plantilla de este tipodecomedia, tambiénbastante preadolescente; quizá por eso el personaje más coherente esel delhermano pequeñodelprotagonista: losdemássóloparecen salidillos de desarrollo retardado.