Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional VIERNES 17 2 2006 ABC Préval, proclamado presidente con el reparto de los votos en blanco en Haití Su seguidor inmediato califica la decisión de golpe de Estado b José Miguel Insulza, secreta- IRÁN: TODO ES POSIBLE os ayatolás iraníes están decididos a tener el arma nuclear y para ello necesitan ganar tiempo. De momento han querido engatusar a los europeos, mareándoles con promesas que no cumplen y también con amenazas. Hubieran preferido no verse en el Consejo de Seguridad, para que ninguna condena de ese organismo pueda legitimar una eventual intervención de alguno de sus miembros, pero confían, como pasó con el Irak de Sadam Husein en los 90, que una resolución condenatoria sólo de pie a otra resolución igualmente condenatoria. Aspirar a negociar con Teherán diplomáticamente está condenaRAFAEL L. do al fracaso. Ni JameBARDAJÍ nei, ni Ahmadineyad, ni ningún otro líder islámico va a dar su brazo a torcer. La bomba es demasiado importante para ellos. Aún más si la diplomacia es carente de credibilidad porque se excluye de antemano la opción militar. Suele decirse que un ataque no resolvería nada porque los iraníes aprendieron la lección de Osirak en 1981, cuando los aviones israelíes destruyeron la central nuclear de Sadam, y han multiplicado y escondido sus instalaciones; también se argumenta que una invasión de Irán exigiría un millón de soldados, cifra que nadie posee hoy en día. Pero estos razonamientos, en realidad, sólo exponen el deseo europeo de que no pase nada. Una intervención militar es posible y puede acabar perfectamente con el programa nuclear iraní actual. La cadena para el enriquecimiento de uranio tiene que ser amplia numéricamente, pues Irán necesita miles de centrifugadoras funcionando en cascada, y por lo tanto también resulta vulnerable. No es necesario acabar con todas las instalaciones para asestar un golpe letal. Igualmente, acabar con el programa nuclear no exige invadir el país. Todo lo contrario, puede que un ataque conllevase el derrumbe del régimen, como el pasó a Milósevic tras Kosovo. Es cierto que un ataque selectivo podría provocar una reacción violenta iraní que podría ir desde reducir sus exportaciones de petróleo a imposibilitar la libre navegación por el estrecho de Ormuz durante algún tiempo, lo que elevaría aún más el precio del crudo. Pero ese chantaje a la comunidad internacional también podría realizarlo, con más fuerza si cabe, el día que dispusiese de un arma atómica. Aceptar a un Irán radioactivo es abrir la puerta a escenarios catastróficos. El más benigno, una carrera atómica en la región de consecuencias imprevisibles; el peor, un intercambio nuclear entre Irán e Israel que nos afectaría a todos. Por eso no es posible claudicar ante las ambiciones nucleares de los ayatolás. Y por eso hay que hacerles ver que todo es posible si prosiguen en su actitud de desoír a la comunidad internacional. Sólo un mensaje claro y firme puede evitar lo peor. Y ese mensaje debe decir también que la opción militar es posible, viable y eficaz. Porque lo es. L rio general de la OEA, dijo que es un paso importante para construir democracia con proyección de futuro en ese país ABC PUERTO PRÍNCIPE. René Préval fue declarado ayer ganador de las elecciones presidenciales en Haití, después de que las autoridades modificaran el sistema de recuento de los votos en blanco tras una creciente tensión y denuncias de fraude. De inmediato los haitianos tomaron las calles de Puerto Príncipe, bailando al ritmo de tambores y trompetas caseras para celebrar la victoria de Préval, antiguo aliado del ex presidente Jean Bertrand Aristide. El candidato que quedó en segundo lugar en los comicios del pasado 7 de febrero, Leslie Manigat, calificó ayer de golpe de Estado la proclamación de René Préval. El candidato presidencial por la Agrupación de los Demócratas Nacionales Progresistas (RDNP) consideró ilegal la decisión de concederle la mayoría absoluta y proclamarlo presidente electo. No obstante, aseguró que no vamos a hacer absolutamente nada contra el próximo gobierno de Préval. La decisión de anunciar el triunfo de René Préval fue elogiada ayer por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) el chileno José Miguel Insulza. Después de viajar anteayer a Haití para ayudar a las partes a alcanzar un acuerdo, Insulza dijo que es un paso importante en la dirección a construir democracia con proyección de futuro en ese país e insistió en que no hubo fraude El presidente del Consejo Electoral Provisional (CEP) Max Mathurin, anunció que Préval alcanzó el 51,15 por ciento de los votos, basado en el escrutinio del 98 por ciento de los centros de votación, y es declarado ganador El anuncio se produjo después de cinco días de protestas por los resultados parciales que daban al ex presidente Préval el 48,76 por ciento de los votos en los comicios del 7 de febrero. Ese resultado lo dejaba cerca de la mayoría necesaria para vencer en la primera vuelta y evitar la segunda. Préval, de 63 años, rechazó esos cómputos parciales tras denunciar lo que denominó un fraude masivo o errores groseros en el recuento de los sufragios. Mathurin señaló que los votos en blanco fueron distribuidos de forma proporcional entre los 32 candidatos y destacó que ocho de los nueve miembros del CEP suscribieron Partidarios de Préval celebraron ayer su triunfo frente a la Presidencia REUTERS El ex aliado de Aristide René Préval vuelve al poder de la nación más pobre de América, de la que fue primer ministro y jefe de Estado. Favorito en los sondeos previos a las elecciones del pasado 7 de febrero, fue el candidato más votado al frente del partido La Esperanza, de reciente y oportunista creación, y en las que se benefició del apoyo de las clases populares. Ingeniero agrónomo de 63 años, fue primer ministro y ministro del Interior y Defensa durante el primer gobierno de Aristide en 1991, y presidente de la República elegido en las urnas de 1996 a 2001. En estos comicios tenía el apoyo de quienes le consideran un aliado del Aristide, exiliado en Suráfrica. Pero sus colaboradores aseguran que hace tiempo que se distanció política y personalmente de él. En los últimos años se ha dedicado a fabricar y exportar muebles de bambú sin amasar con ese negocio, ni con su paso por el poder, una gran fortuna, al menos aparentemente. Hijo de un ministro de Agricultura, se exiliaron en Bélgica durante la dictadura de Duvalier. la proclamación de la victoria de Préval. La decisión se produjo tras una intensa actividad diplomática destinada a impedir una renovada explosión de violencia en la volátil nación caribeña, que cayó en el caos hace dos años cuando el presidente Jean Bertrand Aristide abandonó el país presionado por un alzamiento popular. Júbilo en las calles Los seguidores de Préval aplaudieron a las fuerzas de paz que patrullaban las calles en vehículos blindados, en contraste con pasados episodios de violencia donde murieron nueve miembros de la misión de la ONU en Haití (Minustah) Las jubilosas celebraciones también contrastaron con el ambiente de tensión de los últimos días, que dejaron un muerto y paralizaron la ciudad, en medio de la indignación que se generó cuando se descubrieron votos en un vertedero de basura. El pasado martes, Préval había instado a sus partidarios a que continuaran sus demostraciones de rechazo a los resultados parciales divulgados hasta ese momento, pero les pidió que lo hicieran pacíficamente y dentro de la ley. El futuro presidente se enfrenta a un reto casi imposible: quiere traer la paz a Haití. Desde hace tiempo, en la llamada África del Caribe de la isla La Española reinan la anarquía, la violencia y no hay estructuras estatales que funcionen.