Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 17 2 2006 Nacional 15 HACIA EL PROCESO DE NEGOCIACIÓN CON ETA Disolución y petición de perdón a las víctimas, exigencias del PP para el diálogo Astarloa cree que ETA sólo hablará cuando le interese a ella b El PP no prevé un cambio de su El lobby de Batasuna pide el respaldo al proceso de Bruselas EP ESTRASBURGO. El Grupo de Apoyo al País Vasco creado en el Parlamento Europeo (PE) pedirá el respaldo de la Eurocámara al proceso de paz que puede abrirse si la banda terrorista ETA declara un alto el fuego y se inicia una fase de negociación, según declaró el eurodiputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Bernat Joan. El Grupo, integrado por once eurodiputados de los grupos de Izquierda Unitaria y los Verdes, entre los que se encuentra el representante de ERC, se constituyó el pasado mes de enero con el objetivo de dar a conocer en la Eurocámara la situación del País Vasco y favorecer un clima que permita abrir un proceso de paz. La idea es pedir al Parlamento el apoyo a un Observatorio sobre el proceso, y subrayar que cualquier tipo de conflicto debe resolverse por medios pacíficos explicó el eurodiputado. Después de la reunión celebrada el pasado 7 de febrero, el Grupo mantendrá un nuevo encuentro a finales del mes de marzo en Bruselas. estrategia y cree que ETA aspira a un escenario de diálogo normalizado sólo para presentarse a las elecciones locales de 2007 CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Al tiempo que arrecian con fuerza los rumores sobre un anuncio inminente de ETA, que pondría en marcha aquello del inicio del principio del fin del terrorismo etarra del que habló el presidente del Gobierno hace unos días, en el PP no dejan de mostrar su escepticismo por un pronóstico que lleva encima de la mesa desde hace año y medio y respecto del cual hay, incluso, distintas versiones en el seno del Ejecutivo sobre su materialización. En todo caso, en el primer partido de la oposición no dudan en afirmar que, primero, la banda terrorista ETA hará dicho anuncio cuando a ella le interese según señaló a ABC el secretario ejecutivo del PP de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia, Ignacio Astarloa. En segundo lugar, los popula- res advierten sobre el contenido de dicho anuncio para colegir que salvo que se decida la disolución de la banda y se pida perdón a las víctimas no hay que sentarse a negociar En este sentido, el responsable de Comunicación, Gabriel Elorriaga, alega que el PP tiene una estrategia construida que dificilmente va a cambiar El PP basa este posicionamiento en su propia experiencia de la tregua etarra de finales de 1998 y en la apertura de cauces de diálogo con mediadores de ETA en Zurich (Suiza) El entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, anunció públicamente su decisión de dirigirse a ETA para contrastar su voluntad de dejar las armas, pero su ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, no dejó de hablar de tregua- trampa hecho que se confirmó casi un año más tarde cuando la banda etarra volvió a lo suyo, es to es, matar. No valdrá sólo un anuncio Es por ello, que a los populares nos les valdrá con el anuncio de una tregua que no conlleve, antes que nada, la entrega de las armas y aseguran estar dispuesto a combatir que el Gobierno se siente en una mesa con unos señores con pistola afirma Astarloa. El responsable de política Interior del PP califica de situación insólita que desde hace año y medio el jefe del Ejecutivo esté transmitiendo a los violentos su disponibilidad a sentarse mientras ETA sale de las catacumbas, pone más bombas que hace dos años, se dedica a la extorsión masiva, crece el terrorismo urbano y pretende volver a los ayuntamientos Es precisamente en este último punto donde Astarloa pone el acento para afirmar que lo que busca realmente la banda terrorista es un escenario de diálogo normalizado para presentarse a las elecciones locales del año que viene. Ese es su objetivo número uno y está feliz de que se genere un clima propicio para la negociación Elorriaga destaca además que en la estrategia gubernamental hay puro tacticismo y Rodríguez Zapatero prevé una tregua condicionada por una larga negociación de modo que cuando lleguen las próximas elecciones generales, el aparezca como el único que está en condiciones de seguir hablando con ETA y trabajando para la paz.