Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional HACIA EL PROCESO DE NEGOCIACIÓN CON ETA VIERNES 17 2 2006 ABC El documento de la rendición según el PP SAN SEBASTIÁN. El secretario general del PP, Ángel Acebes, consideró que el manifiesto que preparan mujeres de todos los partidos políticos vascos, salvo el PP, en favor de un proceso de pacificación, no es el documento de la paz sino el de la vergüenza y la rendición a ETA. Acebes participó en un acto de homenaje que el PP rindió en un restaurante de Azpeitia a su concejal Pilar Elías, quien dijo, emocionada, que para ella supone un aliciente para que vaya con las pilas cargadas a luchar con ciertos sinvergüenzas que tengo debajo de casa Así se refirió a Kandido Azpiazu, cuyos bienes han sido embargados para afrontar la indemnización a la que fue condenado por el asesinato del marido de Pilar, Ramón Baglietto. Pilar Elías recibió ayer también el premio a la Tolerancia de la Comunidad de Madrid. Acebes y María San Gil recogen firmas en Bilbao en favor del referéndum sobre el Estatuto catalán TELEPRESS El manifiesto de parlamentarias de PSE y PNV con Batasuna condiciona la paz a un cambio que acabe con el conflicto La dirección socialista se desmarca, pero no desautoriza a su diputada Zabaleta conjunto aprueba el respeto a lo que decidan los vascos, no hace referencia a ETA y abre la vía para dialogar con Batasuna al margen de la violencia ANA ANTOLIN VITORIA. Parlamentarias de todos los partidos vascos, salvo del PP y de EHAK- -que delegó en Batasuna- preparan un manifiesto en el que apelan al derecho de los vascos a decidir su futuro, defienden un diálogo sin prejuicios y sin condiciones y recalcan que la paz no consiste únicamente en la ausencia de violencia. El manifiesto supone un paso más en el acercamiento de los socialistas a los postulados nacionalistas y un nuevo intento de allanar el camino hacia la tregua de ETA. Sus promotoras son Gema González de Txabarri (PNV) Genma Zabaleta (PSE- EE) Jone Goiricelaia (Batasuna) Nekane Alzelai (EA) Kontxi Bilbao (EB) y Aintzane Ezenarro (Aralar) Todas sellaron ayer un pacto de silencio para impedir que la polémica por la participación de la ilegalizada Batasuna aborte un documento con el que pretenden dar un impulso al proceso de paz sin querer sustituir a nada ni a nadie Siguiendo el guión del proceso en Irlanda del Norte, parlamentarias nacionalistas, socialistas y la batasuna b El texto Goiricelaia reclaman la participación y el protagonismo de la mujer en la búsqueda de la paz y la reconciliación y abogan por un diálogo sin prejuicios y sin condiciones como punto de partida. El documento supone el colofón a un mes en el que los socialistas han multiplicado los gestos hacia la izquierda abertzale. Al encuentro, hace dos semanas, del sindicato proetarra LAB con UGT, siguió la comparecencia del presidente del Gobierno reiterando sus esperanzas de paz. Esta misma semana, el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, dio a conocer la propuesta para la normalización y pacificación en la que el PSE da la razón al PNV y a ETA al aceptar que hay un problema vasco al margen del terrorismo. El borrador que ultiman las parlamentarias recoge también esa idea al sostener que la paz no consiste únicamente en la ausencia de cualquier violencia y condicionarla a un proceso de cambio que permita a la ciudadanía dar por concluidos conflictos históri- Batasuna dice que la iniciativa apunta en la buena dirección BILBAO. El dirigente de Batasuna Pernando Barrena fue prudente ayer al analizar el documento de pacificación del PSE- EE, en el que los socialistas asumen por primera la existencia de un conflicto político y señaló que merece una lectura sosegada Aunque, eso sí, reconoció que es un documento con contenidos importantes Sin entrar a ver sus partes buenas y sus partes malas, desde luego, no nos cabe ninguna duda de que es un posicionamiento importante en este contexto político añadió. En su intervención se refirió también a la reunión entre LAB y UGT, así como al manifiesto que están elaborando mujeres parlamentarias, señalando que son iniciativas que apuntan en una dirección correcta En relación con ello, señaló que Batasuna está fuera de la gestión de ese documento, al igual que el resto de partidos, ya que se está realizando a título individual por parte de mujeres de la política vasca, parlamentarias, miembros de ejecutivas de partidos. cos según reza la primera de sus tres premisas para abrir un nuevo proceso de esperanza La segunda recoge que todos los proyectos políticos se pueden y deben defender por vías políticas y democráticas que ninguno debe imponerse y que todos deben poder materializarse en igualdad de condiciones En línea con el denostado plan Ibarretxe reclama el compromiso de los partidos de respetar y establecer las garantías democráticas necesarias y los procedimientos políticos acordados para que lo que la sociedad vasca decida sea respetado En el manifiesto que impulsan a título personal -según especifican- se comprometen a trabajar para blindar el proceso de paz frente a los saboteadores En las tres páginas de que consta el documento original, no se menciona a ETA en ningún momento ni se condena el terrorismo de forma expresa. Tampoco hace referencia a las víctimas ni al dolor causado. La idea original era presentar esta iniciativa socio- política el próximo día 8 de marzo, aprovechando el Día de la mujer trabajadora, en un acto que superará el ámbito parlamentario indicaron fuentes nacionalistas. Estas mismas fuentes aseguraron que el documento verá la luz a pesar del desmarque del PSE, que aseguró no tener constancia del manifiesto. Sin desautorizar a su parlamentaria Genma Zabaleta, que en 2001 propuso al PP participar en una iniciativa similar junto a la entonces Euskal Herritarrok, Rodolfo Ares recordó que la postura oficial de los socialistas es que el punto de partida de cualquier proceso de paz no es otro que el anuncio por parte de ETA de su renuncia a la violencia y que cualquier posibilidad de normalizar sus relaciones con Batasuna pasa por el cese de la actividad terrorista, el rechazo a la violencia y la conversión de Batasuna en una fuerza política legal