Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 17 2 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. RESPONSABLES ÚLTIMOS DE LA TORTURA ÉTODOS de tortura tan sofisticados como los que reflejan las fotos de la cárcel de Abu Ghraib en Irak no los improvisan unos soldados por mucho que sea el odio acumulado contra el enemigo. El caos iraquí posterior a la invasión y la inseguridad provocada por la amenaza permanente de ser víctima de atentados propician la práctica de la venganza, los malos tratos y LUIS IGNACIO hasta el sadisPARADA mo con los prisioneros. Pero rara vez esas prácticas se han llevado a cabo sin la incitación, el consentimiento o la indiferencia de los superiores. La Casa Blanca rechazó ayer la recomendación del informe de la ONU que pide el cierre de Guantánamo para evitar conductas hacia los prisioneros que equivalen a la tortura. Y ha exigido la apertura de una investigación sobre los abusos en la cárcel de Abu Ghraib. La Administración de Bush se ha limitado a calificar de lamentable la difusión de las imágenes. La intencionada publicación de documentos que tratan de provocar escarnio en los países que respaldaron el ataque a Irak e incitan al odio de los islamistas no debe hacernos olvidar que el castigo a los abusos se ha quedado en algunos ejecutores materiales. Hace tiempo, el vicepresidente Cheney dio orden de localizar y destruir los ejemplares de siete manuales de interrogatorios que circulaban de manera caótica en el Ejército y la Marina de Estados Unidos. Pero esos textos todavía existen. El Manual de conducta interrogatoria llamado Kurbark, de 1963, explica en detalle técnicas coercitivas como mantener al prisionero inmovilizado, privarlo de sueño y aplicarle corriente eléctrica. Y el Human Resource Exploitation Training Manual de 1983, enseña prácticas similares a las que presuntamente se han producido en Abu Ghraib. Los altos responsable políticos y militares de la ocupación no pueden mostrar su estupefacción ante unas imágenes científicamente preparadas y perfectamente escenificadas. Porque responden a lo que algunos mandos aprendieron en los manuales. M Manipulación informativa Un vídeo sobre las torturas en la cárcel iraquí de Abu Ghraib se emitió el 15 de febrero en el informativo de La 2 Noticias de las 22 horas, y en un momento dado de la noticia aparece una imagen del presidente del PP, Mariano Rajoy, en su escaño del Congreso. Fue lo suficiente para que la imagen quede perfectamente retenida en la percepción del telespectador, en un contexto totalmente fuera de lugar y ajeno por completo a la información que ese espacio ofrecía en esos momentos. La imagen de Rajoy es perfectamente nítida. Es un hecho muy grave de manipulación informativa y no admite ningún tipo de explicación. Y es que ni en la información anterior ni en la posterior se ofrece ningún contenido relacionado con Mariano Rajoy ni con su intervención en la sesión de control del Congreso de los Diputados. ¿Qué acciones va a emprender la directora general de RTVE, Carmen Caffarel? ¿Se acuerdan cuando TVE llegó a poner un vota PSOE durante un segundo en plena campaña de 1986 cuando Butragueño marcaba un gol a Dinamarca en el Mundial de México 86? José Antonio Tejada Molero. Sevilla. del proyecto de ley señala que en el caso de la fecundación in vitro y técnicas afines sólo se autoriza la transferencia de un máximo de tres preembriones en cada mujer en cada ciclo reproductivo pero no establece límites relativos al número de óvulos que se pueden fecundar. Habrá, por tanto, embriones sobrantes. También se suprimirá el límite de cinco años para conservar los embriones, establecido en la primera ley de 1988. ¿Por qué? ¿Quién decidirá, en última instancia, el destino de los embriones congelados? El límite de cinco años trató de garantizar la integridad de los embriones, porque se temía que, transcurrido el plazo, sufrieran algún deterioro. Se ha comprobado que pueden permanecer más tiempo. No es admisible que se trate la vida embrionaria como si fuera mercancía destinada al consumo y a abastecer un floreciente mercado. Es uno de los puntos más rechazables de la reforma propuesta por el PSOE, más preocupado por liberalizar el tráfico de embriones que por conjugar los distintos factores que entran en conflicto. Esta nueva ley induce al mercantilismo y abunda en considerar insustancial la vida humana. Antonio García- Berbel Mudarra. Granada. Reproducción asistida y discordia Ayer, a propuesta de los socialistas, el Congreso dio luz verde a una reforma de la ley de reproducción asistida de 2003. Esta nueva ley va a facilitar la experimentación con embriones y no pone coto a los congelados. También autoriza la selección de embriones para hallar uno que pueda servir de donante a un hermano enfermo. Hasta ahora sólo se permitía fecundar óvulos con fines de reproducción. La anterior reforma, de 2003, pretendía en particular reducir el número de embriones congelados, limitando a tres el número de óvulos que se pueden fecundar en cada ciclo. El proyecto actual elimina esta barrera. La ministra Salgado alega que así aumentará la probabilidad de éxito. Además, el artículo 3.2 Congreso de la esperanza Ha finalizado nuestro tercer congreso. El nuestro, el de los que sufren innecesariamente; no el de los protagonistas de un titular o de una foto robada o posada. Ha resultado una reunión exultan- te por lo acorde, un abrazo de solidaridad, de manos agotadas de aplaudir. No es este el sitio para discutir quién fue o dejó de ir. Como tampoco tiene importancia a quién le gustó la zarzuela o la maravillosa música de Tomás Luis de Victoria. Lo anecdótico es que gentes de tan diferentes lugares estuvieran en tan poco tiempo tan de acuerdo. Lo maravillosamente anecdótico es que se proclamó la unión, se engrandeció la diversidad, se ensalzó el coraje y triunfó la coherencia. Naturalmente que hubo lágrimas, emoción, diferentes opiniones, aplausos descompasados y algún que otro protagonismo sobrante, pero ¿dónde no hay de eso? Si hubo ausencias, no fueron nuestras; si se exhalaron críticas a los que subieron al escenario en nuestro nombre, fue por pereza siestera. Pero ninguno de esos éramos nosotros. Nosotros estuvimos siempre a lo nuestro, pendientes de la historia real, de las directrices de los psicólogos, de nuestros compañeros añejos y recientes, de nuestra actitud ante la vida. Y allí hemos descubierto que tenemos definición, que nuestros dolores tienen nombre y que nuestra añoranza puede transformarse en bandera de esperanza. Descubrimos que hay una distancia entre ser afectado y ser víctima El primero es una consecuencia de la intención del asesino; el segundo es consecuencia del tejido social, del ambiente que encontramos a nuestro alrededor. Escuchamos las razones del perdón, de que eso es atributo exclusivamente nuestro. Que el Estado que lo hace usurpa el derecho de la víctima a realizarlo algún Mañana en Glamour con Charlotte Ramplin Esta semana, la glamurosa actriz británica Charlotte Ramplin, que a los 61 años va a rodar la próxima película de Julio Médem, es la protagonista exclusiva de la sección de moda que Mujer Hoy lleva a su portada. Además, en el reportaje ¿De qué se ríen las mujeres? tres expertas en esta materia lo explican con su cara más amable: Anabel Alonso, Eva Hache y Carmen Ortiz. Incluye también el suplemento los mejores productos para la piel a partir de los cincuenta. día. Que el perdón adquiere otra dimensión cuando se hace ante la mirada paciente de Dios. Desde arriba y abajo se escuchó una voz unánime ante la negociación, una exigencia de querer saber. Fue maravillosa la sensación de encontrar a Begoña, que venía por primera vez desde el País Vasco, de colocarme al lado de Pilar esperando a Sus Altezas los Príncipes; encontrar la sonrisa de la madre de Miguel Ángel, tantos guardias civiles y policías, mujeres altas, bajitas, osadas, recogidas, esperanzadas. Todas tan valiosas. Créanme, no fue tal y como lo cuentan quienes quieren oscurecer esas jornadas. Fue esperanzador y claro, sin ambages de ningún tipo: memoria, verdad, dignidad y justicia. Conchita Martín López. Madrid.