Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16 2 2006 Deportes 91 El espíritu de los 5 magníficos El Zaragoza alcanza su quinta final de Copa en los últimos quince años en recuerdo de la legendaria delantera que ganó dos títulos en los 60 JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. El AVE que ayer salía de Atocha dirección Zaragoza a las nueve de la mañana dejó plazas libres por todos los vagones. Allí donde debía acomodarse la expedición del finalista de la Copa, sólo había asientos desocupadas. La euforia retuvo a los futbolistas del Zaragoza en Madrid. El milagro de los cinco goles no se produjo en memoria de Juanito y en tránsito hacia la final, el conjunto maño recobró otro espíritu, el de los 5 magníficos. A la capital del Ebro sólo llegaron ocho futbolistas. El resto se quedó en la capital para celebrarlo. La agonía de los cuatro goles madridistas, de una eliminación dramática a tiro de brasileño, dio paso con el final del encuentro a una euforia desatada en el Zaragoza. Los jugadores se dispersaron por los restaurantes de Madrid, por las fiestas nocturnas, por la alegría de dos días libres por delante y por una tradición que empezaron a saborear ayer. El Zaragoza se ha convertido en un referente de la Copa desde los noventa. El próximo 12 de abril disputará su quinta final en quince años. Una de cada tres. Más que nadie. Y en ese periodo suma tres títulos (1994 ante el Celta, 2001 frente al mismo rival y 2004 ante el Real Madrid, el gol de Galletti) Pasó las dos primeras rondas por penaltis ante el Alicante y el Xerez, y después eliminó al Atlético, Barcelona y Madrid La plantilla del Zaragoza celebra la clasificación en el Santiago Bernabéu de 1963. Un periodo que se recuerda en la capital maña con una vehemencia reverencial. De los cinco delanteros sólo falta Carlos Lapetra, que falleció víctima de un cáncer. Si el gol de Galletti en Montjuic se convirtió en un clásico endemoniado para la historia madridista, los éxitos del conjunto aragonés han enraízado en el espíritu de Marcelino, autor del célebre a Rusia en la final de la Eurocopa de 1964. Y todo ello, a pesar de la escasa aportación a la identidad aragonesa de este equipo. Sólo Cani impacta en La Romareda. Los otros jugadores de la cantera, Cuartero y, en menor medida, Generelo (fichado del Badajoz) no alcanzan el cariño que se le tiene a Cani o en su momento a Laínez, el portero que tuvo que retirarse del fútbol por una lesión. Cani fue encumbrado a los altares EFE Dos títulos entre 1963 y 1966 El heredero de esa tradición que inspiró históricamente al Athletic y más tarde al Atlético de Madrid no tiene un punto de partida claro. En la ciudad maña se habla de casualidad, de coincidencia pura y dura, sin un motivo que explique a qué obedece esta proliferación de finales y títulos. Por el contrario se toma como reseña al mejor Zaragoza de la historia, aquel de los 5 magníficos que se recita de carrerilla en cualquier conversación futbolera, Santos, Canario, Marcelino, Villa y Lapetra. Ese equipo alzó dos Copas (1964 y 1966) en una secuencia de cuatro finales consecutivas des- El Zaragoza pide el Bernabéu para la final No hay nada más simbólico que un fetiche. Y por eso el Zaragoza quiere jugar la final de Copa en el Bernabéu. Así lo ha hecho saber a la Federación, que hoy estudiará el asunto en Junta directiva. El Madrid no está por la labor y pedirá condiciones exigentes para aceptar el evento (12 de abril) El Atlético ha solicitado la sede y también lo ha hecho el Deportivo por su centenario. Si su rival fuera el Español, el Zaragoza no quiere jugar en Valencia por las pésimas condiciones del desplazamiento. en Zaragoza cuando debutó hace dos años y con diecisiete primaveras le tiró un caño a Reiziger en su debut en el Camp Nou. Para parte de la crítica, el ingenioso centrocampista es el sexto magnífico al que se postula como candidato al Mundial de Alemania para Luis Aragonés. El Zaragoza ha pasado por todos los estratos en esta edición de la Copa. Eliminó al Alicante y al Xerez en las tandas de penaltis. En esta última ronda, Víctor Muñoz se jugó el bigote. Tenía un pie fuera del banquillo y la tómbola de los penaltis le salvó. Renqueante ante los modestos y exultante ante los grandes. Ha eliminado sucesivamente al Atlético, el Barcelona y el Real Madrid. Así se lo toma con guasa Víctor Muñoz. Después de pasar por la piedra a estos tres, ya nos podían dar la Copa por méritos