Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN LA NEGOCIACIÓN DEL TEXTO JUEVES 16 2 2006 ABC EL TEXTO APROBADO EN CATALUÑA EL TEXTO APROBADO EN EL CONGRESO Derecho a morir con dignidad 20.1. Todas las personas tienen derecho a vivir con dignidad el proceso de su muerte y a expresar su voluntad de forma anticipada. Protección de las personas 40. 7. Los poderes públicos deben promover la igualdad de las uniones estables de pareja con independencia de su orientación sexual de sus miembros. Perspectiva de género 41.5 Los poderes públicos deben velar para que la libre decisión de la mujer sea determinante en todos los casos que afecten a su dignidad e integridad. Derecho a morir con dignidad Todas las personas tienen derecho a vivir con dignidad el proceso de su muerte y a recibir un adecuado tratamiento del dolor y cuidados paliativos. Protección de las personas igualdad de las distintas uniones estables de pareja con independencia de su orientación sexual de sus miembros teniendo en cuenta sus características. Perspectiva de género Los poderes públicos, en el ámbito de sus competencias y con arreglo a los supuestos previstos por la ley, deben velar para que la libre decisión Mas se desmarcó de la amenaza de ruptura de Duran si no se suprimían la eutanasia y el aborto El PSOE impone su modelo social a CiU, que acepta mínimos cambios sobre esos artículos b Los nacionalistas se justifican ahora diciendo que su intención era blindar el contenido, negociado directamente por Duran, de posibles impugnaciones del PP MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. De la amenaza a la claudicación. Los nacionalistas de Convergència i Unió (CiU) no lograron suprimir los artículos del nuevo Estatuto catalán relativos a la eutanasia, el aborto y las uniones homosexuales, tal como había prometido el PSOE en las reuniones previas al pacto entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de CiU, Artur Mas. El redactado final pactado el lunes apenas introduce modificaciones respecto al texto inicial, después de que el PSOE se viera acorralado entre las exigencias de CiU, opuestas frontalmente al modelo social que inspiraba esos artículos, y la presión de ICV, que también amagó con dejar caer el Estatuto si prosperaban las conservadoras exigencias de los nacionalistas, lo que hubiera supuesto una vuelta de tuerca más en la crisis que vive el Gobierno tripartito de Maragall. YOLANDA CARDO Maragall se sacude ahora el Estatuto BARCELONA. El presidente de la Generalitat se desmarcó ayer tímidamente del Estatuto, su proyecto más ambicioso, al afirmar que el Govern estaba implicado, pero no tanto. De hecho era más bien trabajo del Parlamento Maragall hizo esta afirmación en la presentación de su web personalizada, con la que pretende confesarse sin intermediarios, a los catalanes, pues tiene la sensación de que su gestión no se transmite con claridad Acuerdo Duran- Rubalcaba Estos aspectos sociales del proyecto catalán habían sido negociados árduamente entre el secretario general de CiU, Josep Duran Lleida, y el portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba. Al parecer, ni Mas ni Zapatero hablaron de estas cuestiones en la Moncloa el día en que cerraron el pacto, evidenciando así la distancia que, en esta materia, mantienen CDC y UDC. De hecho, el propio Mas se ha guardado mucho de referirse a esas cuestiones de índole familiar en sus comparecencias públicas y se ha limitado a defender los logros obtenidos sobre cuestiones identitarias y de financiación. Por el contrario, el socio menor de la federación, liderada por Duran, se había convertido en garante de un modelo familiar muy concreto y muy contrario al que se votó en Cataluña el pasado 30 de septiembre, mientras que Convergència se oponía a su regulación, más por cuestiones de estrategia -CiU votó en contra de todo el capítulo de Derechos y Deberes, cuyo principal impulsor es precisamente ICV- -que por convencimiento ideológico. Esos contactos entre Duran y Rubalcaba se prolongaron hasta última hora de la noche del domingo, con un PSOE reticente a tocar esos párrafos y UDC amenazando con no votar el nuevo Estatuto, sin que el propio Artur Mas pusiera excesivo énfasis en sumarse a esa advertencia. Pese a ese amago de ruptura, CiU aceptó finalmente leves retoques que, según la ponente, Núria de Gispert, permiten despejar cualquier duda sobre la posibilidad de que el PP pueda alegar que esos artículos abren la puerta a la eutanasia, el aborto o las uniones o homosexuales En este sentido, los nacionalistas aceptaron la enmienda del PSOE al artículo 40.2 que algunos interpretaron como una vía libre a la poligamia. Se da la circunstancia de que el artículo 20, relativo al derecho a morir con dignidad, está inspirado en la ley sobre el testamento vital aprobada en 2000 enel Parlamento catalán a iniciativa de CiU. De la desunión que estos asuntos generan en CiU da cuenta la votación de la ley de matrimonios homosexuales en el Congreso, en la que dos diputados de CDC votaron a favor, dos se abstuvieron y cuatro de Unió votaron en contra. El proyecto consagra instituciones catalanas paralelas a las estatales M. MARÍN MADRID. La tercera sesión de la ponencia parlamentaria que dará luz verde al nuevo Estatuto de Cataluña aprobó ayer la redacción del Título II, alusivo a las instituciones, con el voto contrario del PP, el favorable de PSOE, PSC, CiU, e IC- V y el alterno de ERC, que voto a favor decenas de artículos, pero se opuso a cinco puntos al considerar que los partidos catalanes habían cedido a exigencias del PSOE en perjuicio del autogobierno. Con lo aprobado ayer, el Estatuto consagra un entramado institucio- nal en Cataluña que, según denunció el PP, se instalará paralelo al del Estado en funciones de control de la legalidad y asumiendo competencias que ahora crresponden a instituciones estatales. Es el caso del que será Consejo de Garantías Estatutarias, con más competencias de fondo que el Consejo Consultivo y que, según admitió ERC, funcionará como una suerte de Tribunal Constitucional para Cataluña que decidirá en última instancia qué vulnera el Estatuto. También queda regulado el llamado sindic de greuges que asume en exclusiva en favor de los catalanes competencias propias del Defensor del Pueblo. Igualmente se dio luz verde al que será Consejo Audiovisual de Cataluña, como autoridad reguladora en esta materia tanto en el ámbito público como en el de las empresas privadas, y finalmente quedó avalada la sustitución de las vigentes Diputaciones Provinciales por los Consejos de Veguerías, cuya regulación corresponderá al Parlamento catalán. A este punto- -como al que determina las nuevas competencias de los entes locales- -se opuso ERC por considerar que el PSOE arrancó a CiU un control sobre el régimen jurídico de las veguerías, que dependerá a la larga de legislación básica del estado y no de la libre decisión del Parlamento catalán.