Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Deportes MIÉRCOLES 15 2 2006 ABC COPA DE LA UEFA Redimirse en Europa, objetivo único del Español y del Betis El Sevilla, que visita al Lokomotiv de Moscú, se encontró con un campo en pésimo estado debido a las bajas temperaturas E. Y. BARCELONA. Vuelve la Copa de la UEFA y lo hace con la presencia de tres equipos españoles en la disputa de la ida de los dieciseisavos de final: Español, Betis y Sevilla. El Español se enfrenta en Gelsenkirchen al potente Schalke 04 (20.00 horas) que viene de golear al Bayer Leverkusen (7- 4) en la Bundesliga. Lotina mantiene las dudas de Luis García, Moisés Hurtado y De la Peña, todos con molestias. Kameni no entró en la convocatoria por incorporarse con retraso de la Copa África. Tamudo, Pochettino y Fredson son baja. Una bandera con la imagen de Juanito presidió una de las gradas del Bernabéu Las gradas del estadio Bernabéu, que revivió el ambiente de las grandes ocasiones, vibraron con los goles del Real Madrid en busca de una remontada en la que sólo los más acérrimos confiaban. No hubo gesta, pero al final los jugadores fueron despedidos como héroes Lección de fe y esperanza TEXTO JULIÁN ÁVILA FOTO: IGNACIO GIL MADRID. El Bernabéu, puesto en pie, como hacía tiempo que no se veía, despidió a su Real Madrid en un gesto de justicia deportiva. Beckham y Sergio Ramos respondieron al envite arrojando las sudadas camisetas a la grada. Y es que anoche se vivieron sensaciones muy fuertes en un campo acostumbrado a grandes gestas. La goleada de La Romareda, que para la mayoría de los aficionados y especialistas se convirtió en un punto y final en la Copa del Rey, había mutado en la antesala del partido con el empeño propagandisto del club blanco, que derivó en un ejercicio de fe, de corazón, de revancha, de remontada... Incluso el entrenador del Zaragoza, Víctor Muñoz, no acababa de asimilar la respuesta de la afición del Madrid. Si al Zaragoza le meten cinco en la ida a La Romareda no hubiese ido ni mi mujer comentó antes del partido. El Madrid solapó el desastre de la ida con un lleno. Las 45.820 localidades que puso a la venta acabaron en el bolsillo de los más incondicionales después de largas e inéditas colas de gente en las taquillas de la calle Concha Espina. La página web madridista anunció a las seis de la tarde que se había colgado el cartel de no hay billetes Un éxito rotundo en toda regla. De un previsible estadio desangelado se pasó a una olla a presión. Y con un público distinto. El socio de la Liga cedió su butaca a un aficionado mucho más ruidoso. Dos grandes pancartas presidían el partido. Vuestro esfuerzo es nuestro orgullo anunciaba la Cofradía del Clavo Ardiendo. Ahora más que nunca, el madridismo unido rezaba en el eslogan de la Peña 5 Estrellas Pese al atasco en los tornos, porque muchos llegaron a última hora, cuando el Real Madrid salió al campo la grada presentaba un buen aspecto. Como si se tratase de un partido de la Liga de Campeones. Se aparcó el himno de Plácido Domingo y con el de toda la vida, Funeral por Rafael Marichalar El próximo lunes, día 20, a las 19.00 y en la iglesia de Santa Bárbara, situada en la calle General Castaños 2, esquina a Bárbara de Braganza, se celebrará el funeral por el alma de nuestro compañero Rafael Marichalar. ABC quiere agradecer las múltiples muestras de cariño recibidas en los últimos días hacia su persona. Ayer, en el palco del estadio Santiago Bernabéu, se tuvo un especial recuerdo para Rafael Marichalar, que en las últimos años cubrió específicamente esa información. Todos los que, partido a partido, colaboraron con él notaron ayer un vacío importante. con el clásico, a todo trapo y en su versión más extensa, la gente enloqueció. Rugió más cuando Cicinho enganchó un disparo desde la frontal en su primera presencia en el área de César. La fructífera oleada inicial colmó de esperanza la grada. El primer ingrediente llegó antes de lo previsto. Pero lo cierto es que el segundo puso la eliminatoria en otra dimensión. El gol de Robinho en el minuto cuatro levantó a la masas. El grito unánime de ¡a por ellos! se adueñó de los corazones. Con el tercero, obra de Ronaldo en el minuto nueve, la gente se abrazó en la grada. El Sevilla se enfrenta al frío. El conjunto andaluz juega ante el Lokomotiv de Moscú (17.30) en un estadio en pésimo estado por las duras condiciones climatológicas que azotan a la capital rusa. Llega reforzado el conjunto de Juande Ramos a la cita después de la goleada al Cádiz (0- 4) aunque cuenta con la ausencia de Maresca. Sobre el papel, el Sevilla parte como favorito. El Betis mide el potencial del AZ. El Betis se enfrenta en el Ruiz de Lopera (21.30 horas) a un ofensivo AZ Alkmaar, que es segundo de su Liga merced a un juego muy ofensivo y al sistema de Van Gaal. Capi, Edu y Assunçao son bajas en el cuadro blanquiverde. Alineaciones probables Schalke 04 Rost; Rafinha, Bordon, Krstajic, Boenisch; Poulsen; Bajramovic, Ernst; Lincoln; Kuranyi y Larsen. Español Gorka; Zabaleta, Lopo, Jarque, Domi; Costa, Ito, Moisés; Hurtado, Corominas, De la Peña; y Pandiani. Lokomotiv Poliakov; Bikey, Pashinin, Asatiani, Spahic; Samedov, Loskov, Izmailov, Bilyaletdinov; Lebedenko y Parks. Sevilla Notario; Daniel Alves, Javi Navarro, Aitor Ocio, David Castedo; Jesús Navas, Martí, Jordi López, Adriano; Kanouté y Saviola. Betis Doblas; Varela, Juanito, Melli, Luis Fernández; Joaquín, Arzu, Rivera, Xisco; Tardelli, Dani. AZ Alkmaar Timmer; Steinssen, Jaliens, Joris Mathijsen, De Cler; Denny Landzaat, Kenneth Pérez, Molhoek; Meerdink, Van Galen y Arvelaze. La afición, al borde del infarto El guardameta César no daba crédito. Tres tiros, tres goles. Gabi Milito intentaba poner orden en medio del caos, pero el partido estaba ya demasiado escorado. Ni los más optimistas pensaban que con 80 minutos por delante hubiesen entrado de lleno en la eliminatoria. Los aficionados estaban al borde del infarto. Después de estos nueve minutos ya no me importa perder la eliminatoria comentaba un exaltado. Mientras, la maquinaria blanca seguía funcionando a la perfección. Hasta los recogepelotas estaban implicados. Uno cada diez metros y balón en mano se encargaba de evitar las pérdidas de tiempo de maños. La fe, que se revitalizó con el tanto de Roberto Carlos, se mantuvo viva hasta el último suspiro. Al final, pese a que faltó un gol, no llegó la desilusión. Los jugadores fueron despedidos como héroes.