Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Economía MIÉRCOLES 15 2 2006 ABC EL PRECIO DEL DINERO sta tarde el nuevo presidente de la Reserva Federal, el profesor Bernanke, se estrena ante el Congreso de los Estados Unidos en el ejercicio de su cargo. Sus palabras, sus silencios, el tono, la seguridad, las insinuaciones... van a ser interpretadas cual palabra de oráculo. La pregunta central es ¿seguirán subiendo los tipos de interés? ¿Hasta cuándo y hasta cuánto? Bernanke ha votado alineado con Greenspan, su predecesor, durante los tres años que han compartido asiento en la Fed; por tanto cabe esperar continuidad. Pero no va a ser tan lineal; como no lo fue cuando se fue Volcker. Se ha elogiado mucho (los críFERNANDO ticos son minoría de miGONZÁLEZ URBANEJA norías) al último presidente de la Fed, el maestro y se ha olvidado a su antecesor, que fue el auténtico campeón contra la inflación y, sobre todo, de la independencia frente a la presión política. A Bernanke hay que darle algún tiempo para que fije su impronta. Primero tiene que precisar el perímetro de su influencia y el liderazgo con sus colegas del consejo; lo cual requiere de oportunidades y pruebas efectivas. Greenspan era (es, porque no va a dejar de hablar e influir, a 250.000 dólares por conferencia) un economista ecléctico, ni profesor ni financiero, un realista con mucho olfato. El nuevo es un profesor clásico, formal y muy consistente. Les recomiendo su libro de texto de Principios de Economía, o el de Macroeconomía, está editado en castellano, aunque aún no sea referencia habitual en nuestras universidades. ¿Por qué nos debería interesar lo que haga la Reserva Federal y la influencia de su presidente? Pues porque es prescriptor de decisiones que influyen en el crecimiento. Algunos empleos futuros dependen de las decisiones de estos señores que viven lejos. Los tipos de interés han sido durante los últimos años factor clave del comportamiento económico. El crecimiento continuado de la economía española durante la última década (3,5 anual) y la aparición de siete millones de empleos adicionales en ese período son algunos de sus frutos. Pero cabe estimar que esa situación de dinero barato, en muchos períodos por debajo de la tasa de inflación, no va a ser perpetua. ¿Cómo funcionará nuestra economía con precios del dinero mayores que la tasa de inflación? Evidentemente la demanda interna tiene razones para ser menos vigorosa y el crecimiento se resentirá, ya que importar crecimiento tiene dificultades. Lo cual no debe, necesariamente, suponer el toque de retirada del auge económico. Con dinero menos barato también se puede crecer de forma continuada y consistente. Pero para ello hay que andar atentos a los costes y a la productividad. Prepararse para una etapa de dinero menos barato parece más recomendable que para lo contrario. Crecer un poco menos, enfriar y reorganizar, puede ser muy conveniente para un buen futuro de la economía española. Evolución del crecimiento económico en la Unión Europea variación anual) 5,0 5 4 3 2 1 0- 1 E 3,8 3,2 España Alemania Zona Euro 3,5 2,7 1,9 1,2 0,9 0,1- 0,2 0,7 3,0 3,1 2,1 1,3 1,6 0,9 3,4 Variación trimestral variación respecto al trimestre anterior) Eurozona UE- 25 Alemania 0,0 España Prancia Reino Unido 0,2 0,6 0,0 0,1 0,2 0,3 0,4 0,5 0,6 0,7 0,8 0,9 0,3 0,4 0,9 2000 2001 2002 2003 2004 2005 La economía española creció en 2005 un 3,4 más del doble que la europea Decepción en la CE que, sin embargo, es optimista respecto al futuro b El PIB alemán se estancó en el último trimestre del año, con lo que en el conjunto del ejercicio la economía germana creció un mínimo 0,9 Y. G M. N. MADRID BRUSELAS. La economía española creció en el conjunto del año pasado un 3,4 la cifra más alta de los últimos cuatro años, según el avance hecho público ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) Esta cifra duplica ampliamente el crecimiento registrado en la zona euro el pasado ejercicio, un 1,3 y el de los Veinticinco, un 1,4 Según los datos del INE, en el último trimestre del ejercicio el PIB español creció un 0,9 en términos intertrimestrales, una décima más que el ejercicio anterior, y un 3,5 respecto al último trimestre de 2004, cifra idéntica a la de los tres meses precedentes. Estos datos son especialmente positivos si se comparan con los grandes países de la Unión, especialmente con Francia y Alemania. Así lo aseguró ayer el vicepresidente Solbes, quien calificó el dato de muy positivo no sólo porque la economía española ha sido una de las más dinámicas de la zona euro, sino también porque se ha producido un reequilibrio entre demanda externa e interna. Frente a este comportamiento del PIB español, la economía alemana se estancó en el último trimestre del año, lo que provocó un incremento del 0,9 en el conjunto de 2005. En Francia, las cifras no han sido mucho mejores y el crecimiento en 2005 fue del 1,5 Según los datos avanzados ayer por la Oficina de Estadísticas europea, el Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro creció un 1,3 en 2005, ocho décimas menos que el año anterior, en el que la economía de los Doce creció un 2,1 en términos interanuales. La Unión Europea, por su parte, creció un 1,6 el año pasado, frente al 2,4 de 2004, lo que supone también una clara desaceleración. Sin embargo, la Comisión Europea no se mostró ayer especialmente preocupada por los datos del conjunto del ejercicio sino por los del cuarto trimestre del año. Según cifras de Eurostat, la economía de la Eurozona creció sólo tres décimas en términos intertrimestrales, lo que supone la mitad del trimestre anterior. La UE también creció menos en el cuarto trimestre del año pasado, un 0,4 frente al 0,6 del tercer trimestre de 2005. El ministro de Economía, Pedro Solbes, reconoció que los datos conocidos ayer de la economía europea no son buenos pero añadió que el cuarto trimestre de 2005 ha sido anómalo porque no refleja la tendencia que señalan los indicadores de confianza empresarial y de los consumidores, que invitan al optimismo En este mismo sentido, según Solbes, se pronunció el Gobierno alemán y el BCE, en el marco de la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE, que tuvo lugar ayer en Bruselas. Por su parte, el comisario europeo de Economía, Joaquín Almunia, reconoció que la cifra de crecimiento del cuarto trimestre resulta decepcionante pero no fue una sorpresa total ya que había indicadores que anticipaban un dato negativo. El presidente del Ecofin, el ministro austríaco Karl- Heinz Grasser, aseguró que, por lo que se sabe de 2006, tenemos razones para ser optimistas ABC La CECA, Cruz de Oro de la Solidaridad Social La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) ha recibido la Cruz de Oro de la Orden Civil de la Solidaridad Social, en reconocimiento a su elevado compromiso en la lucha contra la exclusión social y por su apoyo a los colectivos más desfavorecidos de nuestra sociedad En la imagen, Su Majestad la Reina entrega el galardón a Juan Ramón Quintás, presidente de la Confederación.