Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid MIÉRCOLES 15 2 2006 ABC Torrelodones acoge la Escuela de Pensamiento Matemático, unas clases extraescolares de matemáticas en las que 40 niños aprenden, juegan, teorizan, resuelven... y se divierten Diversión asegurada entre ecuaciones TEXTO: MIGUEL D. GARCÍA TORRELODONES. En esta clase no hay lugar para monotonías machadianas Fuera, en los cristales, apenas llueve; y dentro, los juegos con que los profesores retan a sus alumnos a devanarse los sesos han arrancado de raíz el aburrimiento. Se trata de la Escuela de Pensamiento Matemático Miguel de Guzmán en Torrelodones, una singular iniciativa en la que las matemáticas han dejado de ser una asignatura hueso y se imparten de manera más amena, interesante y divertida. El proyecto cumple ya su tercer curso, impulsado por el Ayuntamiento de Torrelodones y un grupo de profesores inspirados en las ideas y los métodos de enseñanza del catedrático Miguel de Guzmán. Queríamos que las matemáticas dejaran de ser mecánicas afirma el director, José María Letona. Aquí, los jóvenes- -de entre 11 y 16 años- -aprenden a descubrir las conexiones matemáticas, casi mágicas, que se ocultan en la naturaleza. Cada tarde de los jueves en horario extraescolar nada es convencional: apenas hay silencio y todos están pendientes de sus profesores. El bullicio no es otra cosa sino la discusión entre los propios chavales para alcanzar a solucionar algún enigma; de sus pizarras se han desterrado las ecuaciones... Cada semana, las sustituyen juegos y problemas mentales nuevos, a veces incluso en forma de cuento, o de una especie de sudoku con los que se pasan volando las dos horas que duran las clases. Para Aitor, un chaval de la clase de los mayores, la diferencia está clara entre unas y otras clases. En el instituto sólo hacemos operaciones, y aquí todo eso lo usamos para demostrar cosas Aquí nada es mecánico, es mucho más divertido, aprendemos a usar la lógica cuenta Mario, de 12 años. Él viene de Torrelodones, pero otros com- Las Matemáticas ya no son un hueso duro para los más pequeños pañeros proceden de distintos pueblos de la zona noroeste de la Comunidad. DANIEL G. LOPEZ Niños con nivel alto Antes de entrar en la escuela pasaron una prueba, en la que demostraron un talento muy superior a la media. Tienen un don especial explica un padre que espera a la salida, y gracias a estos profesores y estas clases lo han podido desarrollar Los profesores también coinciden al afirmar que estos jó- venes están demasiado descuidados por la enseñanza. La escuela ha despertado el interés en otros municipios de Madrid. Este curso han sido 10 alumnos más que el pasado (50 en total) y ya se ha empezado a crear una biblioteca de Matemáticas diferente en la que los libros no sean insondables manuales, sino obras amenas. Todo, para acabar con la fama de hueso duro con la que cargan las Matemáticas.