Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 15 2 2006 Nacional 17 LA POLÍTICA ANTITERRORISTA DEL GOBIERNO GIRO EN EL SOCIALISMO VASCO El PSE da la razón al PNV al aceptar que hay un problema vasco al margen de ETA Eguiguren, contacto con la izquierda abertzale, redactor del nuevo plan López b El documento sobre pacifica- ción del PSE confirma su intención de sentarse con Batasuna en la mesa de partidos, previo cese del terrorismo etarra M. LUISA G. FRANCO BILBAO. El PSE presentó ayer en Bilbao un documento en el que define su estrategia para la negociación política que seguiría al cese del terrorismo etarra, siguiendo los pasos del PNV, que hace ya meses hizo público su texto para la normalización y la pacificación En el documento socialista, redactado por Jesús Eguiguren, no hay más sorpresas que la asunción por parte del PSE de las tesis nacionalistas que contemplan la existencia de un problema vasco al margen de ETA. Frente a la postura defendida hasta ahora por los partidos no nacionalistas, en el sentido de que el problema del País Vasco es el terrorismo, el PSE afirma en su documento que, además de eso, ha existido en Euskadi un problema de normalización política, derivada de un consenso insuficiente en torno al marco jurídico- político y a las reglas de juego que hay que respetar La reflexión de que el problema de la normalización es de carácter eminentemente político es la que justifica, según las argumentaciones del PSE, las dos mesas de negociación propuestas por Batasuna en Anoeta: la del Gobierno y ETA y la de los partidos políticos. De ahí que nos enfrentemos a dos procesos que deben ser encauza- El socialista Patxi López presentó ayer el documento en Bilbao TELEPRESS López espera que el PP acabe sumándose al proceso al tiempo que acusa a los populares de irresponsabilidad dos mediante un orden de prioridades: cese de la violencia, en primer lugar, como paso previo al diálogo entre fuerzas políticas para resolver, sin interferencias del terrorismo, los problemas políticos se afirma en el documento. La actual estrategia del PSE está tan en sintonía con los nacionalistas que el documento habla de la mesa de partidos como algo que todos insistimos en reclamar obviando que el PP la rechaza tajantemente. El documento confirma que, en ausencia de violencia el PSE está dispuesto a sentarse con cualquier partido, lo que incluye a Batasuna, en esa mesa, siempre que se respeten las reglas del juego democrático y se rechace la violencia para obtener objetivos políticos, algo que ya habría hecho, según la interpretación de la órbita nacionalista, la ilegalizada Batasuna, al diferenciar el diálogo entre el Gobierno y ETA sobre la situación de los presos y la negociación política entre partidos. El texto socialista sostiene que cualquier acuerdo tiene que ser fruto del consenso entre nacionalistas y no nacionalistas, lo cual no supone que sea imprescindible la participación del PP en ese foro. En la presentación del documento, Patxi López, secretario general del PSE, expresó su esperanza de que en ausencia de violencia el PP cambie de actitud y acabe sumándose al proceso. Desgraciadamente el PP no está donde nosotros quisiéramos que estuviera, sino donde ellos quieren estar y están en una estrategia que yo suelo calificar de irresponsabilidad democrática, en ocasiones rayana en la inmoralidad señaló. Como método de trabajo, el PSE defiende el consenso entre las fuerzas políticas y no la mayoría, tanto para establecer las reglas de juego de la propia mesa, como para adoptar acuerdos. En cuanto a la asunción por parte del Gobierno de lo acordado en la mesa de partidos vascos, el documento establece que se debe garantizar que lo acordado se traslade a la legislación sin grandes cambios, aunque con un pacto con el Estado para hacerlo compatible con la legislación del conjunto de España.