Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 2 2006 101 VAQUEROS CON FIRMA La etiqueta trasera con la marca de los tejanos se ha acabado. Francis Montesinos y Ágatha Ruiz de la Prada apuestan por llevar la firma por toda la tela de los pantalones CHAMPÁN... Y VINO El nuevo vino made in Cibeles o mejor dicho, con denominación de origen Vinos de Madrid se hizo ver, aunque no tanto como el stand de Möet Chandon. ¿ZAPATONES DE MODA? Más de un modelo tuvo ayer problemas para desfilar por el catwalk Y es que a muchas, pero también a alguno, les venía muy grande el calzado. Y si no vienes, sí pasa (algo malo) Cibeles tendrá que hacerlo mejor si quiere aprovecharse y bailar sobre los restos de Gaudí. La artillería del primer día olía a pólvora mojada nos pasa algo aburrido, a pesar de que justo lo contrario- -eso de que si no vienes no pasa nada porque te echaré de menos de todas formas- -salmodiaba La Negra en la apertura del desfile de Francis Montesinos (una media hora larga antes de que el valenciano perdiera pie mientras ejercía de padrino para Eugenia Silva y su novioenfalda) Y es que las contadas presencias que salpicaron la primera jornada de esta Pasarela Cibeles que revalida mayoría de edad (21 años) supieron a ausencia. Para empezar, y casi para terminar, ya que la lista es sucinta, de entre la con- Alme TEXTO: GABRIELA GIMÉNEZ FOTO: AFP gregación de ex ministras de Cultura que se dejaron ver (por supuestísimo Esperanza Aguirre, que presidió el pase de Ángel Schlesser, pero también Pilar del Castillo y Carmen Alborch) faltó la guinda. Carmen Calvo, de tourné por China, lo tiene difícil para llegar a tiempo. Con lo que hubiera entretenido atender si la actual titular de la cartera de moda (siempre más ella que la cartera) cumplía lo anunciado en la memorable última gala de los Goya y elegía traje siguiendo orden alfabético. Le tocaba Ailanto. También se puede venir y no estar, que es lo que hi- zo Carmen Kass durante la rueda de prensa. Aún sospechando que las nueve y media de la mañana no son horas para una top, la estonia rayó alto ¿Qué destacaría de sus visitas a España? No sé, he viajado por veinte países, no recuerdo Se presentó usted al Parlamento Europeo. ¿Sigue adelante su carrera política? No No hubo manera con ella, disfrazada de grupie de Nirvana. Luego, eso sí, sobre la pasarela se transformó y comandó con sonrisa desmayada ultrasexy al ejército de clones. Zapatero a tus zapatos (no a los de Schlesser, claro) Eugenia Silva, con los colores de Ágatha Ruiz de la Prada da) Camina para atrás, tropieza y cae al suelo, pero no fue por la falda, al menos no por la suya. Fue por la fatalidad y porque no todo el mundo se mueve hacia atrás con la agilidad de El Fandi) Con la presencia de Esperanza Aguirre (sentada junto a Nuria González, esposa de Fernando Fernández Tapias) Jose y Zira Toledo, Marian Camino y hasta María José Cantudo, despliega el cántabro Ángel Schlesser mucha sobriedad y mucho corte imperio. Blancos, rojos y negros salpicados de verdes, marrones chocolate, grises, camel y oro. Pantalones anchos pero también pitillo. Abrigos cortos, tanto abullonados como evasé Lanas y sedas. Todo muy ponible. Y zapatos grandes, algunos enormes, tanto que alguna modelo pierde uno. Se lo quita y sigue con el otro, hasta que comprueba que es imposible y se quita los dos. Ágatha Ruiz de la Prada, con su front row de chiquillería colorida, espectadoras como Sonsoles Díez de Rivera y una pasarela de baldosas amarillas (y rojas, y azules... presentó una colección ecléctica. Se funden los años 80 y los 20. Juntos pero no revueltos. También mostró un anticipo de su próxima colección de novias. La estrella, un traje rosa de tul y volantes (y la ministra de Cultura, casada y de viaje en la China) Para la noche, brillos, metalizados y rasos de seda con hilos metálico que dan un efecto arrugado. Y muchos detalles en glitter sobre todo en los detalles: zapatos y bolsos que deslumbran. Pero no hay problema, también hay gafas de sol, paradigma del éxito comercial de los complementos. El corte imperio otra vez. Rollo siglo XIX a la vez que muy años 70. Vuelve la diseñadora a los marrones del principio de su carrera. Y sólo enseña piel en los zapatos (de su marca, claro) Para el resto, ante sintético. Para la noche, acolchados. Y como Agatha tampoco teme al logo feroz, gabardinas, botas y bolsos con su logotipo. El imperio contraataca. La caída de Montesinos no tuvo consecuencias AFP