Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 MARTES 14 2 2006 ABC Gente MODA PARA JOYAS AÑOS 50 La casa de joyas Suárez y Fernando Lemoniez se han aliado para dotar a la colección del donostiarra de piezas de oro amarillo, amatista y onix inspiradas en los años 50. La modelo María Reyes desplegó ayer el arte de Francis Montesinos en la primera jornada del gran escaparate de la moda que es Pasarela Cibeles La novia era él, que llevaba falda El corte imperio, tan Josefina Bonaparte, tan Leroy (su modisto) fue un recurso al que se aferró la mayor parte de los diseñadores que desfilaron en el día inaugural de la Pasarela Cibeles. Una jornada nada particular TEXTO: ROSA BELMONTE FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO imera jornada de la Pasarela Cibeles se preveía una equilibrada alternancia entre la sencillez y la extravagancia. Intercalados, diseñadores que se suponen de un lado y del otro. Pero resulta que no era tan fiera Ágatha Ruiz de la Prada como la pintaban ni tan comedido un Elio Berhanyer de enormes lazos. Queda Francis Montesinos con sus estampados básicos, la explosión de colores orientales, un novio ambiguo y su caída al suelo en el saludo. Con los acordes de un piano abrió Carmen Kass el desfi- Lapr le del donostiarra Fernando Lemoniez. De mujer- mujer. Corte clásico y líneas masculinas. O sea, de las que resaltan lo femenino. Pantalones anchos con caída de vértigo, abrigos sueltos y cortos de tweed, grandes cinturones, pata de gallo y ojo de perdiz. Y ya el primer corte imperio, el gran protagonista del día inaugural. Y por encima de todo, sobriedad en los colores, con el azul plomo como mayor exceso cromático. Un poco el fondo de armario de Lauren Bacall en los años 40 y 50. Si lo sé me arreglo exclamó Carmen Alborch al posar para los fotógrafos antes del desfile de su paisano Francis Montesinos (a Miguel Bosé, con aspecto de recién levantado pero tan atractivo como siempre, no se le ocurrió decir algo así) Plumas de indio, estolas de zorro, grandes bufandas de punto para ella y para él, bufandas de visón o trajes de micropana firmadas sobre el estampado Montesinos (lo de no logo no hace mella en el valenciano) Con El mar de Debussy, más punto, más lana y va- queros firmados (más logo) Tras las plumas, los tocados de flores a modo de peineta. Suena El piano de Michael Nyman y llegan las caperucitas rojas y el lobo con abrigo de astracán y visón. Alguna se atreve con tacones celiacruzianos Después del Occidente del mar Mediterráneo, el Oriente de Sandokán o La historia de Genji Devoré de seda para un kimono que termina en falda de volantes (antes de que llegue Juana Martín está Montesinos de toda la vida) Tras la lana y el punto, el lujo de los tejidos. Mantones de Manila, que luce la brasileña Raica Oliveira (su novio, Ronaldo, le hizo de chófer) Y llegan los novios. Primero él. Blanco y radiante va el novio. Tocado de flores, con falda y con estola de visón blanco. Suena Oh mio babbino caro y aparece la novia, la tradicional, Eugenia Silva. De blanco con toques de azul y dificultades para manejar la indumentaria. Se necesita carnet de manipulador de semejante traje con cola y volantes. Francis saluda con la parejas. Lleva traje- falda (blazier y fal-