Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional MARTES 14 2 2006 ABC Una pareja no se casó en Limoges porque la novia no quiso mostrar su rostro sin el velo b Según la legislación francesa, el Una supuesta biografía de Cecilia Sarkozy se publica como novela para sortear la ley Más carnaza en torno al adulterio de la mujer del ministro francés de Interior cuenta las caídas y recaídas de Cecilia, con un sentido muy rosa de la difamación, sin la elegancia de quien habla a cara descubierta JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. La basura vende. Francia y su ministro de Interior, Nicolas Sarkozy, están viviendo la amarga experiencia de la conversión de la comunicación política en crónica rosa, la degradación de la crónica rosa en folletín erótico, y la transformación de los rumores extramatrimoniales en negocio editorial. Cecilia y Nicolas Sarkozy comenzaron por ser un matrimonio político ideal. Los rumores de ciertas aventuras del ministro precipitaron una crisis matrimonial pronto convertida en culebrón erótico. La huida de Cecilia del domicilio conyugal desencadenó las más bajas pasiones periodísticas. El retorno al hogar y el intento de reconciliación no han conseguido apagar las llamas del incendio comercial. Valérie Domain, cronista rosa bombón perpetró una biografía oficiosa de Cecilia Sarkozy, que se presentó el otoño pasado como el gran acontecimiento de la temporada libresca. Inquieto, Sarkozy convocó al editor que proyectaba publicar el libro, que tomó rápidamente la decisión voluntaria de aplazar indefinidamente la edición de una obra calificada de escabrosa Otro editor, Fayard, ha decidido publicar el libro de Valérie Domain en forma de novela El partido político de Sarkozy se llama Partido Popular Y la historia del ministro mujerieb El libro sólo alcalde o el juez de paz que celebra un matrimonio está en la obligación confirmar y reconocer la identidad de los novios J. P. QUIÑONERO Enterrado el problema del velo islámico en las escuelas públicas, donde los musulmanes han aceptado masivamente la prohibición oficial, a pesar de la existencia, todavía, de problemas aislados, ultraminoritarios, se ha planteado un problema de nuevo cuño: el de un joven que no acepta que su novia se quite el velo para poder casarse por lo civil, en una alcaldía. El primer caso reciente se ha dado en Limoges (Haute- Vienne) donde una pareja musulmana esperaba que el teniente de alcalde los declarase marido y mujer, haciéndoles entrega del Libro de Familia. Todos los requisitos administrativos se habían cumplido fielmente. Hasta el momento decisivo, cuando el alcalde pidió a la novia que se quitara el velo para pode reconocerla... El novio, encolerizado, se negó a que su novia se descubriese ante el teniente de alcalde (laico) Y el representante de la autoridad municipal, molesto, se declaró incompetente para celebrar el matrimonio, cuando le era totalmente imposible reconocer físicamente a la novia. Desde la óptica administrativa, el oficiante de la ceremonia está en la obligación de confirmar siquiera visualmente que la identidad de la novia corresponde a la indicada en la documentación en su poder. Desde la óptica de los contrayentes, esa petición burocrática era un atentado contra su intimidad Según la legislación francesa, el alcalde o el juez de paz que celebra un matrimonio está en la obligación confirmar y reconocer la identidad de los novios. amante, Villepin, etc. quizá no puedan querellarse jurídicamente. Y las nimiedades, mentiras, alusiones y maldades quedan dichas con una prosa manchada de imprecisiones. Sobre las aventuras de Sarkozy circulan dos versiones, desde hace años. Hay quienes dicen que son bien reales. Y hay quienes afirman que Chirac y Villepin han montado muchos informes confidenciales para intentar destruir al más popular de los hombres políticos de Francia. Se trata de un problema muy tortuoso, sobre el que Valérie Domain no parece tener ni idea, cuando se trata de la historia más secreta e incendiaria de la política francesa, hoy. ¿Qué armas se han utilizado para intentar hundir a Sarkozy? Retrato decepcionante Cecilia Sarkozy ABC go, la esposa adúltera, el amante, y un rosario de personajes y personajillos políticos son citados con nombres falsos, que a nadie engañan. El resultado, la tal novela se llama Entre le coeur et la raison (Entre el corazón y la razón, Ed. Fayard) Y es un horror, tramposo, cínico, difamante, de un melodramatismo engañoso, por lo que tiene de hipócrita. La misma historia, contada con pelos y señales, dando nombres, tendría el encanto canalla de las revelaciones Y los personajes públicos hubiesen estado en su derecho a querellarse contra el editor y la autora. Escudándose con cinismo en la publicación de una novela con nombres falsos autora y editor difaman fingiendo esconder la mano Los personajes (Sarkozy, Cecilia, Chirac, el Sobre la fuga y amoríos de Cecilia, el libro no cuenta nada nuevo. Le Monde ha publicado un retrato mucho más fino, interesante y minucioso del amante de la esposa descarriada. Valérie Domain solo cuenta las caídas y recaídas de Cecilia con un sentido muy rosa de la difamación, sin la elegancia de quien habla a cara descubierta. De Ana Karenina a Madame Bovary, las mujeres adúlteras son un personaje clásico de la literatura universal. Convertir el adulterio de un personaje público en carnaza es algo moral y literariamente muy distinto. Queda en suspenso, la no menos tortuosa historia del editor, Fayard, tradicionalmente noble y clásico. Fayard editó, por ejemplo, el Soljenitzsin de El archipiélago Gulag ¿Qué razones personales, comerciales u oportunistas empujan a un editor a publicar libros literariamente tan rústicos, políticamente tan toscos y moralmente tan bajos? Insultos contra los funcionarios Así las cosas, el matrimonio no pudo consumarse, con gran escándalo, ya que los testigos y familiares de los novios, de nacionalidad francesa, aunque de origen norteafricano, muy mayoritariamente, se consideraron profundamente ofendidos e irrumpieron en insultos contra los funcionarios. La Fiscalía del tribunal de Limoges ha decidido abrir una investigación, para intentar aclarar las circunstancias del malentendido Es muy raro, pero no totalmente extraño, que los musulmanes franceses tengan problemas a la hora de contraer matrimonio, civil. Pero es tradicional que todas las partes hagan mínimos esfuerzos de comprensión para evitar conflictos. Tony Blair gana una reñida votación para implantar el DNI en el Reino Unido EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El Reino Unido implantará finalmente un carnet de identidad, después de que ayer prosperara la propuesta del Gobierno británico en una reñida votación celebrada en los Comunes, que se ha visto precedida por meses de acalorados debates. Lo que en otros países es un documento en uso desde hace décadas, los británicos han solido verlo como una amenaza para la privacidad. Sólo las esgrimidas razones de lucha contra el terrorismo, el fraude y la inmigración ilegal han hecho vencer parte de las reticencias mostradas por los laboristas críticos con la iniciativa gubernamental. Aún así, una veintena de ellos se sumó a la oposición. La ley miso de elaborar una nueva legislación que acomode algunos precedimientos antes de que entre en vigor la ley relativa al carnet de identidad. Además, la obligación de disponer de ese documento se impondrá sólo de modo escalonado. pasará ahora de nuevo a la Cámara de los Lores, que ya se opuso al proyecto y no puede volver a vetarlo sin crear un conflicto institucional. A partir de 2008 El DNI comenzará a expedirse a partir del año 2008, pero únicamente resultará obligatorio para las personas que quieran sacarse el pasaporte o deban renovarlo. La tarjeta del nuevo documento, en la que figurará una fotografía de la persona, contendrá un chip que incluirá datos biométricos, tales como la huella digital, el color de los ojos y los rasgos faciales. Una parte del debate se ha centrado en su elevado coste. El ministro del Interior británico ha indicado que el precio conjunto de pasaporte y carnet de identidad valdrá unos 140 euros, si bien algunos expertos elevan la cifra a casi 450. Sin su voto Aunque la votación fue ajustada, finalmente no hizo falta el voto del primer ministro, Tony Blair, que se encontraba de viaje en Suráfrica y no pudo llegar a tiempo al debate porque se retrasó su avión por problemas técnicos. Hace unos días, el Gobierno sufrió una derrota en el Parlamento precisamente porque Blair se marchó antes de la Cámara. De todos modos, para poder hacer aprobar la propuesta, el Ejecutivo tuvo que aceptar previamente el compro-