Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 LUNES 13 2 2006 ABC Gente Los supuestos otros amores de Brando. Un libro revela que este mito de Hollywood tuvo amores con artistas de su mismo sexo. Según su autor, Darwin Porter, entre las conquistas de Brando figuran Burt Lancaster, Lawrence Olivier, Tyrone Power, James Dean o Montgomery Clift. Alberto de Mónaco juega con una linterna delante de Charlene Lynette en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de invierno Alberto II divierte a su nueva novia El Príncipe de Mónaco se ha dejado ver estos días por los Juegos Olímpicos de Turín con la nadadora surafricana Charlene Lynette, una rubia de ojos azules y 1,76 de estatura. El soltero de oro de las monarquías europeas podría anunciar boda en breve TEXTO: CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL EN ESTOCOLMO FOTO: AP empre dijo que se casaría cuando encontrara una mujer tan bella, tan dulce y tan cool como su madre, la célebre actriz de Hollywood Grace Kelly, y que, si esa mujer existía, no dudaría un segundo en pedir su mano. Pues bien, de acuerdo con las últimas noticias, Alberto de Monaco ya ha conocido a esa dama y todo hace suponer que dentro de poco tiempo, este famoso soltero de oro, quien tras su fama de homosexual asombró al mundo la primavera pasada con un hijo ilegíti- Si mo fruto de su romance con la azafata de raza negra Nicole Coste, anunciará muy pronto su compromiso. La dama de sus sueños es la surafricana Charlene Lynette Wittstock, una joven de 28 años, quien tras convertirse en el año 2002 en reina indiscutible de natación y conseguir varias medallas olímpicas, ha conquistado el corazón del Soberano de Monaco. Muy rubia y con sonrisa dulce, ojos azules como el Mediterráneo, 1.76 de estatura, 62 kilos bien repartidos, un estilo poco común y buena conocedora de las fórmulas del saber estar, esa deportista nacida en Durban ha acompañado a Alberto II los últimos meses en todos sus viajes. Últimamente se les ha visto juntos en la Villa Olímpica de Turín paseando como dos enamorados cogiditos de la mano o tomándose un capuccino en una cafetería. Tampoco han disimulado sus sentimientos en las gradas del Estadio Olímpico, donde Charlene Lynette deslumbró a todos con su belleza. Se asegura que Alberto II anunciará su noviazgo a finales de abril cuando vuelva de la arriesgada excursión al Polo Norte, aventura que realizará con sus amigos suecos Karl- Magnus Karlsson y Ola Skinnarmo, con quienes pasó unos días en el Hotel de Hielo de Jukkasjärvi. Allí en la nieve de este alejado Norte, donde se construyó una copia de la base de Borneo del Polo, el Príncipe se entrenó a pasar frío y a disfrutar después de una buena sauna, a conducir trineos tirados por perros, a dormir en una tienda de campaña y a sumergirse y flotar durante varios segundos en un isvak u orificio en el hielo. En primavera, tras suceder a su progenitor el Príncipe Rainiero, Alberto II prometió a los monegascos que se casaría muy pronto con el propósito de crear una familia y de traer al mundo un legítimo Heredero del que pudieran sentirse orgullosos. Si los rumores sobre el inminente noviazgo son ciertos, está a punto de cumplir su promesa.