Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 2 2006 Economía 83 JOSÉ MANUEL FERNÁNDEZ LITO Secretario General de MCA- UGT EL EFECTO SEDE lumnos del gran economista Marshallrefieren cómosu maestro les anunciaba las dificultades de la economía: Si todo fuese rápidamente accesible, unos loros a los que se enseñase a decir oferta, demanda, precio serían unos excelentes economistas Esos loros de Marshall, que aun permanecen en la jerga de Cambridge, huyen espantados ante ciertas realidades, como la reciente opa hostil planteada desde Mittal Steel sobre Arcelor. Como indica The Economist de 4 de febrero de 2006, en 2004 el grupoMittal Steel fue, con másde 65 millonesde toneladas de acero el mayor productor mundial, pero elgrupoArcelor fueel mayor vendedor, con 541.700 millones de dólares. Esto muestra que un grupo esJUAN VELARDE tá especializado en aceros FUERTES baratos, y el otro, en aceros de alta calidad. Son absolutamente dispares. Una aportación del mundo institucionalista, con Thornstein Veblen a la cabeza, mostró que lo que mueve a los empresarios no es absolutamente congruente con el planteamientosmithianode maximizarlos beneficios. Ahora mismo secritica que en estos momentos Lakshmi Mittal, cabeza del grupo, e hijo de Mittai, dueño de una minúscula siderurgia en Calcuta por los años cincuenta del siglo XX, trate de que se consolide como heredero su hijo Aditya. La familia Mittai, por eso, como señala The Wall Street Journal de 3- 5 de febrero de 2006, en un espléndido artículo de Jason Singer, complica toda la operación de fusión con Arcelor al no ceder en el control del 88 del capital del grupo. Ambas empresas son multinacionales típicas. Arcelor, por sus accionistas, directivos, localizaciónyempleos, essimultáneamente española- -procedente de Aceralia, con raíces en el sector público, Ensidesa, y en el privado, por ejemplo, Aristrain- francesa (Usinor) luxemburguesa (Arbed) ybelga, atravésdelGobierno de Valonia. Acaba de absorber a la canadiense Dolasco. Por su parte, Mittai se extiende desde la India a Ucrania y a Trinidad y Tobago. Por todo lo dicho, si se produjese la fusión, los intereses de Europa occidental dependerían en alto grado de un hindú de la casta de los mercaderesMarwari, vegetariano yadicto al yoga, como señala Le Point de 2 de febrero de 2006. Y aquí aparece el efecto sede ¿Reaccionará la nueva gran siderurgia dentro del modelo capitalista, en cuyo caso no habría ningún problema, o loharíadentrodepatronespocosemejantes? Aquí, y noen nacionalismos rancios, como fue el asunto Danone frente a Pepsi, es donde reside la lógica de la resistencia europea. Lo aclaró muy bien el presidente de Arcelor, Dollé, al indicar, como se lee en L Express de 2 de febrero de 2006: Una fusión sólo puede tener éxito si las culturas son próximas, como lo eran las de los países de los que procede Arcelor España, si no acierta en su postura, puede resultar dañada en su producción, localización, empleo y progreso técnico industrial. Bastante para no encogerse de hombros. Este país sigue sin tener un modelo industrial Tras 17 años al frente de la federación de más peso de UGT (Metal y Construcción) Manuel Fernández Lito continúa siendo el líder incuestionable de esta organización, con casi el 90 de los apoyos. Sólo le gana José María Cuevas como el dirgente social que más años (22) lleva en el cargo TEXTO: MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO FOTOGRAFÍA: J. M. SERRANO A SEVILLA. Este sábado, José Manuel Fernández Lito volvió a ser reelegido como secretario general de MCAUGT con el 88,95 de los votos. Cuando decida retirarse lo anunciará, pero sin buscar un sustituto. ¿Cuáles son los objetivos fijados para los próximos cuatro años? -Algunos vienen de atrás, como la lucha contra la siniestralidad. Queremos ser corresponsables y buscar acuerdos con las administraciones y los empresarios. Dentro de este objetivo, y en la construcción, también es muy importante reducir la edad de jubilación a los 60 años de los trabajadores a pie de obra. Otro sería buscar soluciones para jóvenes, inmigrantes y mujeres. Y por último que se diseñe una política industrial. ¿Se siente defraudado porque el ministro Montilla aún no haya empezado a negociar dicha política? -Sigo diciendo que este país no tiene modelo industrial. Se han puesto en marcha los observatorios industriales y se ha recuperado el Ministerio. Pero no es suficiente. Tenemos que ponernos de acuerdo en si queremos ser una potencia industrial, acordar un modelo, en qué tipo de productos... No me ha defraudado la gestión de Montilla; el problema es que, aunque se ha hecho mucho, la mesa de negociación está parada. ¿Qué propone para reducir el 70 de la temporalidad que existe en la construcción? -Crear un contrato coherente con el sector. Se pueden tener contratos estables si la empresa tiene trabajo en otra obra y sigue con los mismos trabajadores; reduciendo la subcontratación; vinculando los contratos a la empresa o al sector; elevando las indemnizaciones. También hay que acabar con el fraude de los contratos de relevo, que obligan a que el trabajador que sea relevado vaya con la misma categoría y al mismo puesto, e imposibilita la promoción interna. -Es partidario de que los beneficiarios de los logros sindicales sean sus afiliados y no los trabajadores. ¿Quiere que la afiliación sea obligatoria? -No, en absoluto. Lo que quiero decir es que sindicatos y patronales hacemos una labor que nadie reconoce, y con nuestros propios medios. Y si se llega a un acuerdo no soy partidario de que se consulte a los trabajadores. También es injusto que los afiliados aporten sus cuotas para que otros se beneficien sin aportar nada. Se puede reducir la jornada y subir los salarios con sólo introducir elementos de flexibilidad controlados ¿Cómo se puede elevar salarios y reducir la jornada sin perder competitividad? -Estoy convencido de que se puede reducir la jornada laboral y aumentar los salarios con sólo reordenar el tiempo de trabajo. Hablo de introducir elementos de flexibilidad controlados según las necesidades de cada puesto de trabajo. Si se ordena, se hacen menos horas y, sin embargo, se es más productivo, porque en España se trabaja casi una hora más que la media europea y somos de los países menos productivos. ¿Le preocupa la oleada de opas que se está produciendo? -Cualquier opa que perjudique a los trabajadores me preocupa. Hay alguna en el mercado español que estará bajo el control de España, pero hay otras como la de Mittal sobre Arcelor, que aparte de ser hostil, puede traer un cambio de modelo productivo que significará un retraso de 15 ó 20 años, además de llevar la producción española a otro país donde salga más barato, y copar el 65 del mercado del acero, lo que le facilitaría controlar los precios del mercado.