Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 2 2006 31 Madrid Los delitos a turistas japoneses bajaron en la capital un 21 por ciento el año pasado La región acogió en 2005 un total de 678 manifestaciones, según la Delegación del Gobierno Los dueños del Windsor dudan ahora entre convocar un concurso o vender la propiedad Los Reyzábal, hartos de la presión, podrían sucumbir ante las suculentas ofertas que reciben a diario b Si venden será la forma más rápida de quitarse de en medio un problema y volver al anonimato, que es lo que siempre han deseado apuntan amigos de la familia MIGUEL OLIVER MADRID. Luces y sombras se tiñen ahora sobre el futuro del Windsor. Nunca un rascacielos del centro de la capital había concitado tanto misterio a su alrededor. Desde las causas del incendio, pasando por los famosos fantasmas hasta acabar en el proyecto del nuevo edificio. Y es que nadie se explica por qué la familia Reyzábal, propietaria de lo que queda del edificio, está retrasando tanto su decisión sobre el proyecto de futuro. Hasta hace poco, todo parecía indicar que los dueños estaban preparando un concurso restringido para invitar a los mejores arquitectos a concebir el Windsor II. Fuentes del Ayuntamiento y del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) confirmaron a ABC contactos con los propietarios para convocar a profesionales internacionales con la intención de levantar uno de los rascacielos más modernos y seguros del mundo. Un regalo para la ciudad, después de ver el cívico comportamiento y las molestias que tuvieron que soportar los madrileños durante la noche del incendio y, sobre todo, en los seis meses que duró el desescombro llegaron a pensar los dueños. Entre los primeros nombres que se barajaron como futuros autores del estudio circuló el de Daniel Libeskind, autor del proyecto ganador para reconstruir la zona cero de Manhattan. Sin embargo, fuentes del entorno de la familia (los Reyzábal guardan mutismo absoluto) no descartan que el solar que en su día soportó el Windsor pueda salir a la venta. No hay día que los propietarios no reciban sucu- El color para diferenciar zonas y usos Gran mole con abertura central Sucesión de planos inclinados Cincuenta jóvenes arquitectos proyectan la nueva torre Un seminario internacional de arquitectura organizado por el Misterio de la Vivienda sirvió hace unos meses de inspiración para la construcción del Windsor II. Cincuenta jóvenes arquitectos expusieron en las arquerías de Nuevos Ministerios su particular visión sobre cómo tendría que ser. Sólo existía un condicionante: saber conjugar el respeto al medio ambiente con la modernidad y el desarrollo tecnológico. Tal era el caso del proyecto de Carlos Bayod, Adriá Carbonell y Concepción Gutiérrez: un edificio de uso múltiple para almacenamiento de energía y agua. Otro de los proyectos se inspiró en las estaciones y tiene en cuenta cómo afectan las diferentes situaciones climáticas en el comportamiento de cada fachada, según sea su orientación. Felipe Guerrero, Cristina Pérez, Juan Valle y Antonio Jurado también tuvieron en cuenta el clima y presentaron un proyecto de estructuras enlazadas y plataformas perforadas con entrantes y salientes en la fachada. Las vistas panorámicas se apreciaban en el diseño de Sofie Troch, Max Trullas y Martha Sánchez. Son diferentes alturas y miradas a Madrid. lentas ofertas para adquirir lo que queda del edificio. El desgaste que han tenido que soportar durante este año, y la poca necesidad que tienen para incrementar sus ingresos económicos, podría empujar a los Reyzábal a vender la propiedad para que sea otra empresa la encarga- da de levantar el nuevo rascacielos. Sería, sin duda, la forma más rápida y efectiva de quitarse de enmedio un problema y volver al anonimato que es lo que siempre han deseado. Además, ya no sé si les quedan fuerzas para volver a empezar de cero con la nueva torre apuntó ayer a ABC un conocido de la familia. Con o sin los Reyzábal, todo parece indicar que el Windsor II nacerá fruto de un concurso de arquitectura. En el Colegio de Arquitectos de Madrid existe la absoluta convicción de que el futuro edificio será de similar (Pasa a la página siguiente)