Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Cultura DOMINGO 12 2 2006 ABC Masajes, áreas de relajación, catas de vino, fiestas nocturnas... La feria madrileña tiene sus vanidades En ARCO también se calientan calcetines TEXTO: ROSA BELMONTE FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ y ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. Una vez recorrida la feria y comprado (o no) todo ese arte que no se puede aguantar, y la mayor parte de las veces tampoco pagar, llega un momento en que los pies piden un kit- kat. Pero hay algo mejor, aunque sólo si eres galerista, coleccionista, VIP, visitante distinguido, conferenciante o amigo de uno de los anteriores. Si eres alguien, para entendernos. Te encaminas al ala norte (o sea, el Centro de Convenciones Norte) vas a la wellness lounge (si se dice en español no es lo mismo) te quitas los zapatos, sacas unos calcetines calientes del otefuki (que es como una nevera pero que da calor; toallas calientes y húmedas) te los pones y te olvidas de todo, incluso de que tienes pies. Por primera vez ARCO dispone de espacios donde mimar al visitante. Además de las degustaciones de cafés, tés o cócteles y de la actuación diaria de distintos disc- jockeys, se cuenta con un agradable surtido de tratamientos wellness. El buen trato se logra por cortesía de profesionales del sector del mimo. Según cuenta Ángela Cuní, asesora y creadora del método Panticosa Resort, fue la propia Rosina Gómez- Baeza, directora de ARCO, quien le propuso la idea: Rosina es muy lista, muy sensible, muy detallista, piensa en los demás. Me dijo que era algo que le había apuntado algún galerista Aunque lo cierto es que los galeristas, que trabajan de lo lindo a pie de stand (los que trabajan de lo lindo, que de todo hay) son los que menos se pueden permitir la novedad. Así lo contaba Nacho Ruiz, de la galería T 20, a quien empezaban a faltar puntos rojos de los que significan vendido Nosotros no podemos ir ni al baño, pero a todos mis clientes les he repartido las tarjetas Las tarjetas son tarjetas doradas de las que dan acceso a los salones VIP. Algún artista no necesitaba ni la tarjeta ni los salones. Se reservaba en medio de los pabellones, en medio del gentío arquero, su propia zona cutre- wellness Es otro modo de disfrutar de los pequeños placeres. Makoto Aida, el japonés autor del publicitado cuadro Eta vs. Gal no ha tenido ningún inconveniente en echarse unos cigarrillos con otro chino (chino es denominación de origen general para los asiáticos) sin que nadie le dijera nada. A ver si te enteras. Que son 20 megas y que aquí no hay quien fume, al menos bajo techo. A fumar, a la calle. Desde el primer día de la Feria el éxito ha sido total en las reservas para recibir masajes. Con el cliente vestido, eso sí. Para que nadie se sienta incómodo apunta Ángela. Por ejemplo, se trabaja el ayurveda con pindas calientes, que son unas bolsas rellenas de romero, trigo sarraceno, clavo, lavanda o menta recién sacadas del otefuki y con las que Tania, Francesc, Karen y Patricia trabajan y amasan al afortunado, que permanece cubierto con una elegante sábana de lino con el anagrama del balneario pirenaico. Nada de desechables. Frente a las sábanas de lino, fuera, controlando quién entra al pequeño paraíso, un par de chicas del equipo ARCO (ARCO crew) con su mono blanco de papel. Desechable totalmente. Incluso antes de ponérselo. Es un cruce entre el vestuario para ir a recoger chapapote cortesía del Prestige y las cazadoras de papel con Naranjito que luce La Terremoto de Alcorcón. También es look Manos a la obra Harta está alguna de que le pregunten si va de Benito o de Manolo. Antifaz y cuenco tibetano Volviendo a lo bueno, en el wellness lounge también se puede disfrutar de shiatsu (facial y corporal) de reflexología podal (un paso más allá de los calcetines calientes) de baños de manos y pies con agua perfumada o de aplicación de antifaces fríos y tibios con hierbas medicinales. El antifaz es un poco Londres Sietejota pero en condiciones totalmente diferentes. En la gloria estaba María del Valle, una joven, de Amigos de ARCO embarazada y recuperada para la causa, para cualquier causa, después del antifaz, el masaje y el cuenco tibetano Comprado en el Tibet de verdad resalta Ángela Cuní) En el wellness lounge también se puede disfrutar de shiatsu, de reflexología podal y de baños de manos y pies Después de la reparación corporal, el siguiente paso puede ser una cata de vinos para analfabetos sensoriales El cuenco tibetano no deja de ser un mortero metálico y una mano de mortero pero parece que es mano de santo (tibetano) Después de la reparación corporal, el siguiente paso puede ser una cata de vinos. La Bodega Enate, de la denominación de origen Somontano, vinculada a Panticosa Resort y al arte, se encarga de ello. Está vinculada al arte por su importante colección y porque las etiquetas de sus botellas se diseñan con obras de pintores contemporáneos como Antoni Tàpies, Eduardo Chillida o Antonio Saura (suya es la etiqueta Galardones Premios AECA. El artista austriaco Hermann Nistch ha sido galardonado por la Asociación Española de Críticos de Arte (AECA) con el gran premio al mejor artista internacional vivo representado en esta edición de ARCO. El premio AECA al mejor artista vivo español representado en ARCO ha recaído en la artista alicantina María Cremades, y el premio a la mejor galería en ARCO ha sido para Manuel Barbié de Barcelona. Premio de la CAM. Ayer se entregó el premio ARCO de la Comunidad de Madrid para Jóvenes Artistas, que ha recaído en la creadora japonesa afincada en España Kaoru Katayama, por su vídeo Technocharro La obra pasará a formar parte de las colecciones de la Consejería de Cultura y Deportes. Para rodar la obra premiada, Katayama invitó a un grupo de danza tradicional de la ciudad charra a bailar en una sesión techno. Las catas de vino, otro de los suculentos atractivos de ARCO