Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad DOMINGO 12 2 2006 ABC Juan, en su explotación agrícola, en el camino que va de Daimiel a Las Tablas FOTOS: J. F. C. Los agricultores de La Mancha se plantean una guerra abierta por el uso del agua Está bien controlar los casos sangrantes, pero no esta presión permanente b Los regantes de Ciudad Real acu- La derogación del trasvase del Ebro ha matado al Alto Guadiana La derogación del Plan Hidrológico Nacional ha matado al Alto Guadiana. Supuso dos años de retraso (en lo que se refiere al Plan Especial del Alto Guadiana) Era una buena solución el trasvase del Ebro al Levante para liberar recursos del Tajo a la zona Así se explica Ángel Exojo, alcalde de Pedro Muñoz e hijo de agricultor, y añade que cuando vienen años de sequía, el hachazo es a los de siempre, a los agricultores Como alcalde, siente que desde junio hay un malestar que se nota, que se palpa. Y es que si muere la planta, muere la vida Y en su pueblo, como en muchos otros, ha disminuido el consumo, la gente se retrae, el dinero de las cosechas se liquida con cuentagotas... Cosas que el Ayuntamiento quiere poner en marcha, como la urbanización de calles, y tienen que pagar los vecinos, te dicen que no En lo que respecta a los expedientes sancionadores abiertos en la región, explica que vamos a estar con la espada de Damocles siempre encima, pero si se clausura un solo pozo, nos volveremos a poner en pie de guerra Ángel Exojo reitera que la solución global es traer agua de donde sobra, que es del norte, a donde falta. Esta es una cuestión de solidaridad, pero estamos en manos de radicales san a los Gobiernos central y regional de haberles criminalizado y de usar un doble lenguaje: Pretenden que nos vayamos al garete JUAN FERNÁNDEZ- CUESTA CIUDAD REAL. Justos por pecadores. Esa es la primera sentencia, desde todos los puntos de vista, que encontramos en boca de agricultores y de los que no son agricultores en nuestro reciente viaje por la provincia de Ciudad Real. Miles y miles de pozos de agua abiertos de forma irregular, sin concesión administrativa, sin autorización y que acaban, día a día, con las reservas de agua de la región. Es algo de pan para hoy, y mucha hambre para mañana. El problema real lo constituyen cien explotaciones agrícolas explican los profesionales que viven al otro lado del problema, palabras que encuentran eco en los agricultores. Estuvimos con decenas de ellos, y casi todos son inocentes de los cargos que se les imputan. ¿Apertura de pozos para la extracción irregular de agua? Sólo dos se atrevieron a dar un paso al frente. Pero acaso es que los árboles no dejan ver el bosque, y el verdadero problema no es esa detracción de aguas públicas para uso privado, sino que nos encontramos ante el segundo gran problema hídrico del Gobierno socialista en menos de dos años. La derogación del trasvase desde la desembocadura del Ebro hasta el sureste de España provocó el caos en la Comunidad Valenciana y la región de Murcia. Hoy, La Mancha toma el testigo, y pese a que esta Comunidad está gobernada por el Partido Socialista, una guerra abierta se adivina en el horizonte, según explica Javier, un agricultor de Alcázar de San Juan. No es cuestión de unos miles de litros de agua aquí y allá. En estas fechas, con la palabra sequía en boca de todos, del acuífero 23, ese del que viven miles de familias, de ese con el que riegan sus pocas tierras, durante el año pasado se dio autorización a los agricultores para la extracción de 170 hectómetros cúbicos, pero cálculos extraoficiales consideran que la definitiva se elevó a unos 500 hectómetros cúbicos. Ángel es muy claro: Se hacen los pozos para subsistir. Es pan para poder vivir, porque dan una dotación de agua ridícula Y Javier intercede: Para ser competitivos, tenemos que regar. Lo perfecto sería que no existiesen pozos ilegales, pero existen. Y como primero decidan cerrar los pozos y luego plantear soluciones, se creará una guerra abierta Desde la organización agrícola Asaja se considera que el origen del problema nació hace veinte años, con la Ley de Aguas de 1985: Se dio de plazo tres años para legalizar los pozos, pero la Administración tardó en responder a las solicitudes años y años, en algunos casos hasta 1993, en otros llegaron a 1996 e incluso todavía hoy quedan expedientes sin contestar. Vivimos una dejadez de funciones de la Administración. Vivimos en el caos Único medio de vida En Tomelloso se encuentra Agustín Apio, presidente del acuífero 23, con más de cinco mil kilómetros cuadrados distribuidos entre las provincias de Ciudad Real, Cuenca y Albacete: Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para que el acuífero nos dure siempre, pero el Ministerio tiene un doble lenguaje ahora mismo Agustín Apio muestra su desacuerdo con la apertura de dos mil expedientes sancionadores a los agricultores de la región. No se nos puede criminalizar por esto, no queremos secar nuestro único medio de vida Se hacen los pozos para subsistir. Es pan para poder vivir, porque dan una dotación de agua ridícula