Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12 2 2006 Opinión 5 UNA RAYA EN EL AGUA ARTE MODERNO ABÍA ido a ARCO sin excesivo convencimiento, más por estar al día en las conversaciones con sus amigos ilustrados que porque le atrajera un arte contemporáneo cuyas claves más profundas siempre terminaban por escapársele. Recordaba de sus tiempos de estudiante una frase de Picasso que decía más o menos que el arte no hay que comprenderlo, sino sentirlo, y pertrechado de este ánimo tan subjetivo se encaminó hacia la muestra con la mente abierta y dispuesto a dejarse sorprender. Pero al llegar al recinto de Ifema cometió un despiste fatal y se metió en un pabellón contiguo donde tenía lugar una feria de decoración ultramoderna, así que durante un buen rato anduvo entre muebles que parecían esculturas, lámparas diseñadas por artistas eufóricos, baIGNACIO ños en cuyas paredes se CAMACHO proyectabanimágenesmóviles y cocinas minimalistas que confundió con provocativas instalaciones mientras pensaba que la cultura del individualismo había penetrado de confort las últimas tendencias de la creatividad de vanguardia. Le sacó de su error una azafata a la que preguntó dónde estaba el Cristo del misil que había visto en un telediario, y se salió azorado y confuso recordando para consolarse aquella broma de una bienal de arte que años atrás leyó en los periódicos, y en la que un jurado muy sarcástico había concedido el primer premio a un perchero de la sala. En la verdadera ARCO se sorprendió de entrada ante la cantidad de público, y mientras meditaba sobre el impacto popular de las modas se topó con el célebre Cristo de la polémica, una figurilla barata a la que el presunto artista había colocado en las manosun proyectil de juguete, sin duda creyendo que se trataba de una transgresión muy sofisticada. Estuvo un rato entre los curiosos que merodeaban el engendro y le hacían fotos con sus teléfonos móviles, y no pudo evitar preguntarse qué habría ocurrido si el inocente portador del misil fuese un Mahoma con turbante y chilaba. Finalmente se alejó en busca de emociones más fuertes, y atravesó cientos de metros cuadrados salpicados de grafittis que invitaban a escupir sobre las obras allí expuestas, figuras colgadas por los pies y fotos de mujeres desnudas con logotipos marcados en la piel como si fuesen prisioneras de los nazis. Se sintió decepcionado por el aire ingenuo y algo desfasado de toda aquella quincallería que acaso sus autores tomaban por un asunto muy audaz, desafiante y rupturista, compró unos cuantos posters abstractos cuyos colores agradaban su sensibilidad de burgués desubicado y se dirigió a la salida pensando si debería compartir con sus amigos más modernos su desencanto ante la falsa complejidad de aquel arte fronterizo. Entonces se topó con unas azafatas que repartían diarios en cuya portada había una foto de Zapatero y un título que anunciaba el principio del fin de la ETA. Tras un momento de incrédulo titubeo supuso que se trataba de otro happening al uso y decidió sentirse partícipe del juego, así que les hizo un gesto cómplice a las muchachas y con mucha decisión tiró el periódico a la papelera. H PACO VÁZQUEZ, LLÉVANOS A TÓS ANDAN a Paco Vázquez al Vaticano. Cerca me parece. Si yo fuera Paco Vázquez, me hubiera pedido por lo menos la embajada en Nueva Zelanda. Y chica me parece la nueva terminal T- 4 de Barajas. Pequeñísima iba a venir si todo el que cuando lee el periódico por la mañana, al ver la cantidad de odios reconcentrados y de demolición de cualquier control sobre el poder, y tras pedirle el cuerpo preguntar a qué hora sale el primer avión para un sitio civilizado y sin sobresaltos, cogiera y se fuera a Barajas para largarse, que es lo que ha hecho Paco Vázquez, en la T- 4 íbamos a estar como piojos en costura. Disiento de la general teoría sobre el nombramiento. No lo han largado para evitar molestos testigos de vista cuando repitan en Galicia lo de Cataluña y la que se nos viene encima en las Vascongadas. Es como el grito de la chusma en el 14 de abril de 1931, ANTONIO pero al revés. En el 31, la chusma BURGOS (porque era la chusma, los republicanos de verdad iban por otro lado) gritaba sobre el supremo gesto de Don Alfonso XIII al aceptar la voluntad popular: No se ha marchao, que lo hemos echao El nombramiento diplomático de Paco Vázquez ha sido al revés: no lo han echado, se ha marchado. Como quiere marcharse de España cualquier persona que tenga, como Vázquez, patrimonios intangibles tan políticamente incorrectos como principios, palabra, fe, honor, ética, valores. O simplemente vergüenza. ¿Qué hace un chico como tú, Vázquez, en un entramado de poder como ése? -Pues las maletas, hijo, ¿qué voy a hacer, sino las maletas? Paco Vázquez, probablemente, iba a tener que alquilar caras (o pedir un trasplante, ahora que los hacen) porque tiene la suya desgastada ya de tanto M caérsele de vergüenza por las cosas de sus correligionarios. Vázquez es tan políticamente incorrecto que no es de los que usan la cara para echársela a todo lo que vaya viniendo, como Bono, como Ibarra, como el novelista Escuredo o el novelista Leguina, ¡pista, que van los novelistas! Menuda cara la de quienes de boquilla a veces dan recitales de vergüenza, de los que se arrepienten inmediatamente, cuando piensan que con los sueldos de comer no se juega. Paco Vázquez tiene la cara justamente para lo contrario que sus vividores correligionarios que están dejando a España hecha unos zorros: para darla por sus ideas, por sus convicciones religiosas y civiles, por su sentido nada totalitario de la aplicación de las mayorías. Le pedí una vez que me empadronara en La Coruña, porque con la burrada de votos que sacaba para la alcaldía, era la única forma de poder vivir en un lugar de España donde tras las elecciones no te dieran el tocomocho de que trapichearan con tu sufragio para entregar el mango de la sartén al CarodRovira de turno, al primer chantajista de un partido bisagra que pasara por allí. Y esa cara que Paco Vázquez ha dado contra el aborto, contra la eutanasia, contra el matrimonio homosexual, contra la LOE, contra la claudicación ante la ETA, contra la destrucción de todo un sistema de valores, es la misma que se le cae de vergüenza cuando mira su carné de partido y comprueba que es el mismo que el de esta partida. ¿Es muy grande la embajada de España en el Vaticano, Paco? Porque esto se está poniendo que va a haber que ir pidiendo asilo en una embajada, como en el Madrid de 1936 ¡toma ya memoria histórica! y ninguna mejor que la tuya. Como el Natalico, Natalico, colócanos a tós que le gritaban sus paisanos de Albuñol a don Natalio Rivas, los que tenemos tu mismo raro, raro, raro sistema de valores vamos a tener que ponernos a gritar de un momento a otro: Paco Vázquez, Paco Vázquez, llévanos a tós