Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión DOMINGO 12 2 2006 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: José Luis Romero Adjunto al Consejero Delegado: Emilio Ybarra Aznar Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil CIU Y LOS SECRETOS DE ZAPATERO I se tiene en cuenta el creciente protagonismo de CiU y el peso específico que la formación nacionalista catalana ha adquirido tras ser puesta en valor por el propio presidente del Gobierno, la decisión anunciada ayer por Durán Lleida de pedir la convocatoria de la Comisión de Secretos Oficiales para que el Ejecutivo argumente sus esperanzas en materia antiterrorista adquiere una relevancia especial. Porque si la intención última de Zapatero, en su vaporosa rueda de Prensa tras el Consejo de Ministros, era arrinconar al PP ante la nueva etapa que presagia el Ejecutivo, el movimiento de CiU le obliga a compartir su optimismo con el resto de la Cámara en presencia del Partido Popular. Lo dicho ayer por Durán- la lucha antiterrorista siempre ha sido una lucha unitaria -contradice el espíritu de lo expresado el viernes por Zapatero y rompe, en parte, la estrategia diseñada en Moncloa. Porque llevar la lucha partidista al extremo de no dirigirle la palabra al principal partido de la oposición en materia tan sensible como es la política antiterrorista resulta inadmisible, especialmente cuando el Gobierno asume que estamos en el inicio del principio del fin de algo- -inconcreto- que urge concretar. S EL ERROR DE PUTIN CON HAMÁS E L ofrecimiento hecho por Putin el pasado jueves en Madrid de actuar como mediador entre Hamás e Israel ha provocado una airada protesta en la sociedad israelí. La decisión del mandatario ruso ha resucitado los fantasmas de la Guerra Fría y han sido numerosos los políticos israelíes que han denunciado el tradicional antisionismo mantenido por Rusia. Con esta reacción, la sociedad israelí evidencia el peligroso estado de tensión que vive en estos momentos debido a la victoria de Hamás en Palestina y las constantes amenazas que desde el Irán de los ayatolás y los distintos movimientos islamistas que operan en los países musulmanes se vierten sobre el futuro del Estado de Israel. Sometido a tan fuerte presión exterior, con Ariel Sharón en coma cerebral y en medio de un proceso electoral en ciernes, es lógico que Israel afronte esta situación con altas dosis de dramatismo. Que esto suceda, precisamente, en un país que es el epicentro de las numerosas tensiones que sacuden el Oriente Próximo y en un momento crucial para la supervivencia misma del proceso de paz israelo- palestino, refuerza la tesis de que estamos ante una iniciativa diplomática inoportuna e irresponsable. De hecho, supone en la práctica un reconocimiento de Hamás. Brindarle la oportunidad de sentarse a una mesa de negociación antes de cumplir los requisitos exigidos por el Cuarteto de Madrid tuerce la decisión de mantener aislada a esta organización palestina mientras se mantenga en su negativa a abandonar la violencia terrorista y reconocer al Estado de Israel. Con esta iniciativa, el mandatario ruso no sólo ha abierto una peligrosa brecha dentro de la posición de firmeza que había mantenido hasta ahora la comunidad internacional ante Hamás, sino que ha dado un balón de oxígeno a esta organización terrorista al lograr que tanto Francia como el secretario general de la ONU, Kofi Annan, den su apoyo a la polémica iniciativa rusa. Mas allá de la doble vara de medir que supone la propuesta de Putin con respecto del terrorismo checheno, y la sorpresa que provoca verlo contradecir su reiterada decisión de combatir al terrorismo por todos los medios a su alcance y sin concesiones de ningún tipo, lo cierto es que estamos ante un nuevo movimiento diplomático que exterioriza la voluntad de Rusia de recuperar a cualquier precio una mayor visibilidad internacional. Tras intentarlo en Ucrania y Georgia con la presión económica ejercida sobre estos países mediante el suministro de gas, ahora le toca al convulso Oriente Próximo. Putin trata así de retomar una presencia en la zona que bajo la URSS fue determinante en el movimiento de las piezas del ajedrez geoestratégico de la región debido a sus contactos dentro de la OLP de Yaser Arafat, Siria o Irak. El problema estriba en que con iniciativas como la de mediar en estos momentos entre Hamás e Israel, Rusia adopta una ambigua estrategia unilateral que, lejos de contribuir a despejar los problemas existentes, los agrava en la práctica. Sobre todo cuando el panorama de la región está sometido a tantas tensiones. No hay que olvidar que dentro de una arquitectura tan inestable y compleja en su capilaridad como la que vive el Oriente Próximo, cualquier error puede repercutir sobre el conjunto y provocar un auténtico caos. En este sentido, cabe recordar la posición que mantiene Irán al desafiar a la comunidad internacional con su programa nuclear. La crisis de las caricaturas de Mahoma y la agitación islamista que se propaga por todo el mundo islámico parece haber encontrado en el régimen de los ayatolás un decidido propulsor. Ayer mismo, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, no dudó en acusar a Israel de ser responsable último de las caricaturas. Durante los actos de celebración del 27 aniversario de la revolución islámica renovó sus amenazas al Estado de Israel y estableció una conexión directa entre esta crisis y la victoria de Hamás, al señalar que el islam no podía tolerar que se permitiera a los sionistas secuestrar la voluntad del pueblo palestino, acusando a Occidente y, en concreto a los EE. UU. y Europa, de ser los defensores de la causa sionista que trata de someter a Palestina. Así las cosas, iniciativas como la de Putin debilitan la fortaleza de la comunidad internacional en la política a seguir con respecto a Hamás. Especialmente si van de la mano, como es el caso, de una tibia posición rusa de denuncia hacia la amenaza que porta consigo el Irán de los ayatolás. GRIPE AVIAR: SE ESTRECHA EL CÍRCULO RAS confirmarse la muerte de varios cisnes salvajes infectados por el virus de la gripe aviar en Italia, Grecia y Bulgaria, el Ministerio de Agricultura, a través del director general de Ganadería, se vio obligado ayer a reconocer que han aumentado los riesgos de que la enfermedad llegue a nuestro país, si bien se apresuró a matizar que la Administración está en disposición y preparada para localizar a las especies afectadas. Lo cierto es que España se encuentra situada en unas coordenadas complejas, pues el hecho de que nuestro país sea estación de paso de varias rutas migratorias que proceden de África (en Nigeria también han aparecido aves muertas por el virus H 5 N 1) la hace más vulnerable. El Comité Nacional de Alerta Sanitaria Veterinaria se encuentra preparado para detectar cualquier caso de gripe aviar para, en caso de que se produzca, tardar lo menos posible en eliminarla. Bien está que se activen todos los planes preventivos y protocolos, y que se vigilen todas las zonas de riesgo, en especial los humedales, pero todo ello en paralelo con una política de comunicación transparente y didáctica, para que la opinión pública no se deje arrastrar por el pánico ante una situación que requiere serenidad y cautela a partes iguales. Porque nada es más nocivo que la desinformación. T UNA LEGISLACIÓN CUESTIONADA L Constitucional tendrá que resolver a corto plazo las dudas judiciales sobre algunos aspectos muy importantes de la legislación penal contra la violencia doméstica. Recientemente se conoció que el TC había admitido a trámite la cuestión de inconstitucionalidad planteada, con sólidos argumentos, por una juez contra las medidas de discriminación negativa para el hombre que prevé la Ley Integral Sobre Violencia Contra las Mujeres. Pero no sólo esto provoca dudas en el entramado legal tejido para frenar la violencia doméstica. Hasta cuatro jueces han elevado al TC sus dudas sobre la medida de prohibición de aproximarse a la víctima o a su familia. Esta medida fue introducida en el Código Penal tras su reforma de 2003 y entró en vigor en octubre de 2004. Como tantas otras previsiones legales, sobre el papel era una propuesta blindada a las críticas por efecto de la corrección política que ha gravado a todos los gobiernos- -sean del PP o del PSOE- -en este lamentable fenómeno de violencia. Pero puesto en práctica, el alejamiento automático del agresor ha generado situaciones peores que las que pretendía resolver, al perpetuar, o agrandar desproporcionadamente, los efectos E de un conflicto que la pareja ya había superado. Para los jueces, la forma en que se regula esta medida anula su capacidad para ajustar la ley a los hechos, porque el Código Penal (artículo 57.2) ordena que se imponga en todo caso es decir, sin margen para evaluar específicamente el impacto del alejamiento en la reestructuración de la pareja y de su familia. Ni siquiera la persona agredida puede solicitar el levantamiento de medida. La imposición automática de medidas punitivas accesorias a la condena principal, tiene el riesgo de privar al Derecho Penal de su capacidad de adaptación a las circunstancias del caso. Nunca hay dos delitos, dos víctimas o dos agresores iguales. Es evidente que el legislador debe establecer reglas comunes básicas (definición de tipos delictivos, penas máximas y mínimos, cumplimiento efectivo de condenas) pero en casos como los que han cuestionado los jueces ante el TC, resulta inapropiado el automatismo de la norma, que hasta puede ser contraproducente por agravar aún más el problema. El sentido crítico, aunque vaya contra corriente de la opinión pública, es siempre imprescindible en el legislador. Y en esta materia ha faltado bastante.