Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 2 2006 Los sábados de ABC 105 VIVIMOS COMO SUIZOS La depresión está detrás de muchos fracasos jóvenes, y de muchas enfermedades. A veces mortales ROSA BELMONTE SOBRE TODO PREJUICIO La depresión no es creativa, sólo genera sufrimiento y a menudo paraliza las posibilidades de una persona Lo poliédrico que resulta este mal. Empezamos por la propia resistencia del paciente. Han mejorado las cosas, pero sigue teniendo algo de estigma, de debilidad de carácter. -El sesenta por ciento de los enfermos de depresión no están diagnosticados. Sólo un 16 por ciento aparece por la consulta del psiquiatra, después de pasar por diferentes médicos. Y no siempre reciben el tratamiento adecuado. -Qué desastre... -Hablo de los Estados Unidos. Pero, sí, se pierde tiempo porque la depresión se enmascara de muchas formas. Hace años se logró un avance identificando al menos unos síntomas que sí coincidían- -cinco de ellos, al menos- nos mostraban a un depresivo. Pero a un depresivo severo, no al resto, que corre el riesgo de cronificarse. Y es que hay periodos de estrés en los que uno duerme poco- -o demasiado- en los que se vive al día, sin planes, se come muy poco- -o demasiado- ¿Estás mal o se trata de una racha difícil? Si esa persona es optimista o fuerte, está bien apoyada, puede ir arrastrando el problema hasta que pasa algo. -Los síntomas se enmascaran... Sin olvidar que la Sanidad Pública, por ejemplo, tampoco tiene tiempo para exploraciones profundas, ni para terapias complejas. -Sin embargo, es una enfermedad que provoca otras enfermedades, problemas laborales, crisis vitales... Que puede empezar muy pronto y justificar muchos fracasos y muertes jóvenes... ¿Sabe cuántas depresiones están detrás de un infarto? ¿Y cuántas víctimas del infarto superan la crisis, pero mueren después por culpa de la depresión? Hoy conocemos un poco más el funcionamiento del cerebro y el círculo vicioso que se crea en torno a la depresión. Lo malo de la depresión, incluso ligera, es que deteriora el cerebro, su capacidad de respuesta al estrés y eso desencadena otros procesos fisiológicos que minan la salud, el ánimo... y el ánimo de las personas que rodean al enfermo. -No obstante, parece usted optimista. -Ya le he dicho lo que me impresionó ver tanta depresión en tantas partes. He pasado años intentando comprender, desde entonces. Estoy seguro de que pronto se superarán los prejuicios, incluidos los positivos. Susan Sontag analizó muy bien en La enfermedad y sus metáforas el prestigio de la tuberculosis. También era muy artística Pero en cuanto pudo combatirse con eficacia perdió su aureola y resultó un asco. Va a pasar lo mismo con la depresión: nadie la considerará como una debilidad, ni tampoco como signo de un espíritu superior. Hay armas para combatirla y habrá más. Es un desajuste que puede y debe aliviarse con la medicación y terapia que correspondan. ¿Qué hay después de la depresión? -La depresión es como la invasión del cerebro por un enemigo. Cuando te libras de él vuelves a ser quien eres. O empiezas a ser quien de verdad puedes llegar a ser. Keira Knigtley, otra Elizabeth Bennet para Jane Austen P ues sí, soy del club de fans de Jane Austen, especialmente de la subsección Orgullo y prejuicio Me uno a Somerset Maugham, quien considerara la obra como una de las top ten Diez grandes novelas y sus autores Tusquets) Quedaría mucho más cool si dijera que adoro el Tristam Shandy de Sterne, que también. Pero no, por la que me pirro es por Orgullo y prejuicio Y me gusta menos que la toquen que a los habitantes de Amanece que no es poco que plagien a Faulkner. (Cuánto qué, por favor. Nena, a ver si aprendes a escribir. Todavía no he visto la película de Keira Knightley (ponte kas, hija) así que voy a esperar para tomar rehenes, pero con el trailer ya me han dado ganas de quemar banderas (aunque no sé dónde se compran las banderas para quemar) Vale que doña Greer Garson, versión cinematográfica de 1940, era del todo inadecuada como Elisabeth Bennet (el estirado de Lawrence Olivier tenía su punto como Darcy) pero una vez vista Jennifer Ehle en la serie de la BBC de 1995, papel que casi le cuesta la carrera (es como Álvaro de Luna y El Algarrobo) una siente que cualquiera que lo intente pierde el tiempo. Colin Firth resistió el papel (y la devoción bridgetjonesiana por su camisa mojada tras el baño en el lago) Elisabeth Bennet no es guapa. Keira sí lo es. Más delgada que una sardina pero guapa. Quizá mi favorita entre las jovencitas que parecen niños de ocho años (que gusten tanto da qué pensar) A la especie pertenece también Natalie Portman. De sosias de la Portman sí, pero que no la veo como la heroína rural, vaya. Austen, en palabras de Somerset Maugham, tenía demasiado sentido común y un humor demasiado vivaz para ser romántica, y no le interesan las cosas extraordinarias sino las comunes. Ella las hacía poco comunes con la agudeza de su observación, su ironía y su travieso ingenio Consiguió hacer de Elisabeth Bennet, alguien absolutamente corriente, un alter ego de ella y de las lectoras. Casi todas las chicas creen ser Lizzy. Una puede tener en la más alta consideración a Wonder Woman o a Xena y erigirlas en ideales femeninos pero al final es a Lizzy, qué remedio, a quien creemos parecernos (la modestia en la intimidad no es una virtud que abunde) Kiera es la primera que cree ser Lizzy. Bueno, ya veremos. Me temo que me va a gustar. Pedazo de traidora.