Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes JUEGOS OLÍMPICOS DE TURÍN SÁBADO 11 2 2006 ABC Rienda portó la bandera española y se concentró en secreto La suspensión de doce esquiadores por alta tasa de hemoglobina desluce la inauguración ABC TURÍN. La ceremonia de inauguración quedó relegada a un segundo plano después de que la Federación Internacional suspendiese durante cinco días a doce esquiadores de fondo, entre ellos la vigente campeona olímpica, alemana Evi Sachenbacher, por presentar en sus análisis de sangre una tasa demasiado alta de hemoglobina. La Suspensión comenzará a contar a partir del día de la toma de la muestra, lo que se produjo el pasado miércoles, por lo que no podrán concursar hasta el próximo lunes. Respecto a la ceremonia de inauguración en sí, María José Rienda llegó, portó la bandera española en la ceremonia de inauguración y se marchó con destino desconocido. Al ritmo de Daddy cool de Boney- M, y de Think de Aretha Franklin, Rienda fue muy aplaudida por los 27.000 espectadores que llenaron el olímpico turinés, quizá por el favoritismo de una española ante el gigante alpino del día 24, por esa novedad que rompe el molde como Paco Fernández- Ochoa lo destrozó en Sapporo. Stefania Belmondo y Pavarotti En una preciosa ceremonia inaugural, que mezcló modernidad y tradición con una gran armonía, Rienda paseó al frente de los dieciséis representantes del equipo español y acto seguido se escapó para concentrarse en la intimidad. No vamos a decir donde estamos, necesito tranquilidad Ochenta países participaron en la ceremonia inaugural, un acto que ofreció una amalgama de pasión italiana y de diseño internacional que sorprendió a los espectadores. Se notó la mano María José Rienda, sonriente, al frente de la delegación española en Turín de Giorgio Armani en la representación. La policía turinesa, vestida con los atuendos de 1814, recibió la bandera italiana para colgarla en el mástil del estadio. Se recordaron el barroco y otros movimientos del arte italiano. Una imagen de épocas pasadas que deportivamente se centró en las competiciones en Cortina D ampezzo de los años cincuenta y que recibió el contraste futurista de patinadores con fue- REUTERS go en su espalda. Actrices como Sofia Loren y Susan Sarandon, y escritoras como Isabel Allende, trasladaron la bandera olímpica. Yoko Ono rememoró el Imagine de Lennon frente a una paloma humana de la paz. La ex esquiadora de fondo Stefania Belmondo, ganadora de diez medallas invernales, tuvo el honor de encender el pebetero. Luciano Pavarotti puso el broche de oro.