Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 2 2006 Cultura 61 La Fundación March acoge la primera gran retrospectiva dedicada a Otto Dix La muestra exhibe 84 obras del fundador de la Nueva Objetividad de Weimar esta retrospectiva su comisaria, Ulrike Lorenz; el presidente de la F. Otto Dix, Rainer Pfefferkorn; Bettina Dix, hija del artista, y Javier Gomá, director de la F. Juan March TULIO DEMICHELI MADRID. Nunca se había dedicado en España una retrospectiva a Otto Dix, figura paradigmática del siglo XX y artista fundador de la Nueva objetividad de la República de Weimar. Su obra no se circunscribe a un solo ismo sino que discurre por el fauvismo, el cubismo, el futurismo, el dadaísmo, el verismo y el expresionismo, sobre todo sustentándose en la figuración aunque también incurra en la abstracción. Para Ulrike Lorenz, comisaria de esta magna exposición (35 óleos, 27 guaches y acuarelas y 22 dibujos, entre ellos, el boceto 1: 1 del tríptico Metrópolis Dix fue un gran maestro en la tradición moderna de la contradicción y un realista racional pero también un maestro antiguo (Grünewald, Durero, Cranach, Brueghel) un renacentista italiano y un romántico (Friedrich) que aspiraba a un nuevo arte alemán y que resolvió su exilio interior (al ser prepresaliado por artista degenerado con el paisaje. Un creador contradictorio que también exploró la mitología bíblica y evangélica (frecuentando asuntos como Lot y sus hijas, Job, las tentaciones de San Antonio, temas marianos, San Cristóbal, la crucifixión y resurrección de Cristo) pues para él- -un cristiano no creyente, según Lorenz- -la alegoría cristiana se ha convertido definitivamente en un símbolo, común a todos los seres humanos, de la angustia y la esperanza de un mundo oscurecido Dix también fue un escultor de personas un retratista prodigioso de sí mismo y de los demás; un catalizador de la ciudad, de sus invenciones (como el cine, el jazz, el circo- cabaret) y de sus lacras (la prostitución, la usura) Sobre todo fue un crítico feroz de su tiempo, más un artista crítico que un ideólogo como sus coetáneos y amigos izquierdistas el pintor George Grosz o el fotógrafo John Heartfield: Jamás me he creído capaz de cambiar con mis cuadros a los seres humanos o al mundo dirá Dix. Pero sí lo fue de aborrecer la guerra, sus trincheras y sus consecuencias: el hambre y los despojos humanos, aquellos mutilados que atestaban las calles de Dresde o Berlín. b Ayer presentaron ÁNGEL DE ANTONIO Desde Rusia con amor (y con humor) Natasha Struchkova y Janna Kadyrova, en la Regina Gallery moscovita (www. regina. ru) prefieren las digitalizaciones trasladadas prosteriormente al lienzo, los pokemon, los videojuegos a gran tamaño, pero que bien podrían estar listos para ser estampados sobre las mochilas de los colegiales de todo el mundo. En Stuart Shave (www. modernartinc. com) de Londres, Barry McGee, Twist para sus colegas, apuesta por los dibujos de trazo indio, o alguna caricatura desternillante como la de Hitler. Al lado, hay que tentarse los machos. Porque en la galería Roberts Tilton (www. robertsandtilton. com) Ed Templeton (residente en los duros suburbios angelinos y profesional del skate board) desnuda pieza a pieza el cuerpo más oscuro y tenebroso de la juventud americana: yonquis, niños disminuidos jugueteando con pistolas (de verdad) rockeros destartalados, adolescentes devorados por la tele, pornografía, pandilleros, neonazis y hasta un chaval esnifando pegamento. Desolación de la quimera yanqui en piezas como Erick se prepara un tirito de cocaína El desconsuelo hecho belleza. Una forma distinta de pasar por Arco. Pero sabe a poco, a muy poco, como se ha dicho. Si les pica el gusanillo en las web citadas tienen más información (enjundiosa, por cierto) de los artistas. De nor ser así, a esperar que algún galerista valiente también se eche a la calle y tire de spray. Autorretrato fumando óleo, 1914, Kunssammlung Gera Más información de ARCO en ABCD las Artes y las Letras Otto Dix. Fundación Juan March (hasta el 14 de mayo) Documentales: Manos creadoras (1926) de Hans Cürlis y Berlín. Sinfonía de una ciudad (1927) de Walter Ruttman. Ciclo de conferencias Arte degenerado con Ferran Gallego (28 feb. Valeriano Bozal (2 mar. Luis Gago (7 mar. y Félix Duque (9 mar. Ecce Homo III óleo, 1949, colección particular