Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 2 2006 Sociedad 55 Salud PSIQUIATRÍA CALEIDOSCOPIO JOSÉ MARÍA FERNÁNDEZ- RÚA EE. UU. se plantea advertencias sobre los efectos nocivos de estimulantes infantiles Informes sobre 25 muertes, en su mayoría niños, disparan la alarma b La agencia de medicamentos OLFATO CANINO Y CÁNCER as primeras evidencias científicas de que algunas razas de perros son capaces de detectar, gracias a su olfato, la aparición temprana de cánceres de pulmón y de mama las presentan investigadores estadounidenses y polacos en el número de marzo de la revista científica Integrative cancer therapies Cinco perros, entre ellos tres labradores retriever, han sido capaces de identificar la presencia de estos carcinomas al oler el aliento de un grupo de pacientes. Este resultado viene a confirmar otros trabajos anteriores que evidenciaban también las posibilidades de utilizar perros adiestrados para detectar la presencia de melanomas y cáncer de vejiga. Aunque, lógicamente, se trata de un estudio que tendrá que ser completado con otros más amplios, sus autores presentan en esa publicación todos los datos de la investigación que han llevado a cabo con estos animales, previamente adiestrados, y con la participación de 55 personas con diagnóstico de cáncer de pulmón y 31 con cáncer de mama por tomografía axial computarizada y mamografías, así como otras 83 personas sanas. Ninguno de los enfermos participantes en el estudio habían empezado a ser tratados con quimioterapia. Los perros fueron entrenados durante tres semanas para que, con su olfato, detectaran muestras cancerígenas. El entrenamiento fue similar al que se lleva a cabo para que los canes descubran explosivos o drogas. Los resultados de este trabajo, dirigido por Tadeusz Jezierski, de la Academia de Ciencias de Polonia, y Alan Hubbard de la Universidad de California en Berkeley, demuestran que los perros utilizados fueron capaces de detectar cánceres de pulmón y de mama en el 88 y el 97 por ciento de los casos, respectivamente, tras olfatear el aliento de los pacientes. Incluso descubrieron estados iniciales de estos carcinomas. Hace diecisiete años, la publicación británica The Lancet informaba a la comunidad científica de la detección de un melanoma maligno por un perro. Su dueña, de 44 años, acudió al especialista después de que su mascota olfateara insistentemente un lunar que tenía en una pierna. El diagnóstico fue confirmado. A partir de entonces se llevaron a cabo experimentos similares, pero hasta ahora no se habían utilizado estos animales para detectar directamente estos carcinomas en el aliento de pacientes. L sospecha que estos fármacos, como el Ritalin, plantean un riesgo de problemas cardiacos, reacciones tóxicas y muertes súbitas PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Un panel de especialistas encargado de asesorar a la poderosa Administración Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha recomendado la necesidad de que fármacos estimulantes como el Ritalin- -especialmente utilizados en Estados Unidos para el tratamiento de niños con hiperactividad y déficit de atención- -deben llevar etiquetas similares a las del tabaco que de forma prominente adviertan sobre el riesgo de muertes súbitas y graves complicaciones. Una decisión basada en informes sobre 25 fallecimientos, en su mayoría menores sometidos a estos tratamientos para controlar su comportamiento. La decisión, adoptada por 8 votos contra 7 de este grupo oficial de expertos, ha sorprendido tanto a la FDA como a la industria farmacéutica y los diversos grupos implicados en el uso de estos polémicos medicamentos. Para los miembros de este panel, ha llegado el momento de poner freno al crecimiento disparado de estos fármacos consumidos en Estados Unidos por un 10 por ciento de los niños de diez años de edad, con más de 30 millones de recetas escritas cada año para un creciente mercado de 4 millones de personas y que mueve varios miles de millones de dólares. La nueva polémica en torno a esta familia de estimulantes encabezada desde 1955 por Ritalin se centra sobre todo en efectos secundarios como arritmias cardiacas e infartos cerebrales, aunque los informes acumulados sobre muertes repentinas no parecen exce- Estos fármacos se usan para tratar la hiperactividad y la falta de atención der un caso entre un millón de usuarios. Estos análisis preliminares sugieren que este grupo de medicamentos duplica el peligro de problemas cardiacos, lo cual es aceptable para niños con bajo riesgo pero inquietante en adultos. JORDI ROMEU Cada vez más populares A juicio de los asesores científicos del gobierno de Estados Unidos, la popularidad de estos fármacos y su cada vez mayor utilización por adultos requiere estudios más detallados sobre potenciales riesgos cardiacos. Para el doctor Thomas Fleming, profesor de bioestadística en la Universidad de Washington y miembro de este panel, estos estimulantes podrían ser mucho más peligrosos para el corazón que fármacos como Vioxx o Bextra retirados del mercado hace dos años. Aunque no se espera una pronta respuesta de la FDA, el mes que viene otro panel de científicos- -en su mayoría pediatras y psiquiatras- -deberá pronunciarse también sobre la seguridad de estos fármacos. Sin embargo, el voto de esta semana reflejaría un cambio preventivo ante el dilema regulador de cómo proceder a partir de datos no definitivos científicamente pero preocupantes. La compañía farmacéutica Novartis, fabricante de Ritalin, ha recalcado que no existen evidencias sobre un multiplicado riesgo cardiaco asociado con su producto. Sin embargo, especialistas gubernamentales han indicado que la estructura química de estos estimulantes es cuestionablemente similar a la de la efedrina, el suplemento utilizado para adelgazar pero con probados riesgos para el corazón. PEDIATRÍA Los pediatras reclaman que se incluya la vacuna del neumococo en el calendario infantil ABC MADRID. La Asociación Española de Pediatría pidió ayer a las autoridades sanitarias españolas que incluyan la vacuna neumocócica en el calendario vacunal infantil para los niños menores de cinco años. La vacuna neumocócica conjugada heptavalente, comercializada como Prevenar protege a los niños frente al neumococo responsable de un abanico de patologías co- mo la meningitis, septicemia, otitis media o sinusitis. Según Ángel Gil, presidente de la Asociación Española de Vacunología, la tasa de infecciones por neumococo en niños menores de cuatro años es de 400 por cada 100.000 habitantes, con un índice de mortalidad elevado en el caso de la meningitis. Los pediatras españoles llevan años demandando que se suministre esta va- cuna a los niños, pues se ha demostrado que con su administración en el periodo 1998- 2003 se consiguió reducir en un 80 por ciento los casos de meningitis por neumococo en niños menores de un año y un 69,2 por ciento los de enfermedad neumocócica invasora. Sin embargo, las autoridades sanitarias no la han incluido en el calendario bajo el argumento de no cubrir todos los serotipos de neumococo, aunque los especialistas creen que la negativa responde a factores económicos, pues la vacuna es muy cara y, además, debe suministrarse en cuatro dosis (tres en el primer año y una cuarta en el segundo) Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Holanda, Austria y Francia ya consideran esta vacuna obligatoria.