Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid SÁBADO 11 2 2006 ABC EL COMERCIO OPINA José Miguel Poveda Dependiente de Tatoo Si vienen más paseantes a esta calle porque ya no hay vehículos que interrumpan, es muy probable que se paren en los escaparates, miren las ofertas y entren en los establecimientos. Es una buena medida Paqui Díaz Encargada de Deportes Moya Hasta ahora, no era lógico que una de las calles más céntricas y principales de Madrid haya estado tan discriminada y no haya contado con el suficiente apoyo como para situarla al nivel de otras como Preciados La Policía Municipal se encarga de indicar a los conductores los nuevos cortes en la calle de la Montera José Benito Propietario de floristería Mientras perduren las obras del túnel de la risa no se puede cortar el tráfico. Sólo entonces debe convertirse en peatonal. Además, el horario para el acceso de vehículos de carga y descarga no es lógico y cualquier vehículo privado puede seguir accediendo a la calle, argumentando que se dirige hacia el parking de la plaza del Carmen, aunque no sea verdad Las restricciones al tráfico en Montera suponen un alivio para los comercios y el inicio de un futuro más esperanzador, aprovechando su cercanía al pujante eje comercial de Preciados y Carmen. Sin embargo, pocos creen que la medida acabe con el verdadero problema: la prostitución Montera se hace la cirugía para competir con sus vecinas TEXTO: JOSÉ M. CAMARERO FOTOS: JULIÁN DE DOMINGO DANIEL G. LÓPEZ Manuel Pereda Dependiente de tienda de bolsos En todas las grandes ciudades del mundo, las calles peatonales del centro son las que más visitantes reciben y donde se encuentran las tiendas más importantes. Por eso, es bueno este cambio en Montera, para que, por fin, estemos ante un espacio normal y sin problemas Rocío A. Dependienta de tienda de regalos A partir de ahora, los clientes que vengan a esta calle no tendrán que estar pendientes del tráfico, del semáforo y de los coches. Podrán pasear tranquilamente y sin prisas y eso es bueno para las tiendas. Cuando vienen a comprar no quieren hacerlo teniendo que estar pendientes del tráfico, oyendo los ruidos de los coches o los pitidos, que en calles tan estrechas como ésta, es muy molesto y hace que, a veces, no quieran venir a comprar MADRID. Preciados y Carmen son calles eminentemente comerciales por donde turistas y madrileños pasean y realizan sus compras. A medio plazo- -y con el permiso de ambas- la calle de la Montera espera lavar su mala imagen para constituir el tercer eje de un área, la de Centro, donde el comercio sea el protagonista. O al menos, así lo conciben los comerciantes y viandantes de esta céntrica vía que, en los últimos años, se había convertido en un punto negro y degradado. La primera jornada sin vehículos por Montera transcurrió con normalidad. Todavía es pronto para hacer un balance, pero, a tenor de las expectativas puestas en esta medida, los comerciantes parecen tenerlo claro: se conseguirá revitalizar la calle para asemejarla a sus vecinas Una aspiración que ya venían reclamando desde hace meses los comerciantes de la calle. Defendemos nuestro derecho a desarrollar unos negocios que están lastrados según afirma la asociación que les agrupa. de Montera. Razones no le faltan porque, a dos manzanas, miles de personas se congregan cada día para realizar sus compras. El Eje Preciados- Carmen ha demostrado su funcionalidad para los peatones, y en otras grandes ciudades europeas, donde estas calles son las de más prestigio recuerda Manuel Pereda, también comerciante de la zona y propietario de un establecimiento de bolsos. Principalmente, porque los viandantes no tienen que estar pendientes de los pasos de cebra, de los semáforos, de los coches... afirma Manuela Bravo, una asidua del centro de la capital a la hora de comprar. La prostitución, telón de fondo Hasta aquí la teoría, porque en la práctica, la calle de la Montera es un espacio urbano singular, con algunas peculiaridades que hacen un poco más complicado revitalizar la zona: la prostitución con todo el hampa de personajes que esta actividad congrega. Será difícil que la gente venga a comprar si las prostitutas permanecen en las aceras comenta Víctor Muñiz, un em- Rechazo social histórico Y es que la calle de la Montera lleva postergada varios años en la cabeza de los madrileños como un área sucia, abandonada y con delincuencia. No es normal que, estando en pleno centro, estemos tan discriminados y sin ayuda reclamaba ayer Paqui Díaz, responsable de una tienda de deportes Sólo las medidas policiales evitarán la prostitución argumentan los comerciantes pleado de uno de los bares de la zona. Es más, la propia peatonalización puede tener efectos inesperados y contrarios a los que se buscaban: Si hasta ahora había 50 mujeres prostituyéndose, con la peatonalización pueden llegar a ser 500 vaticina Víctor. Incluso, los propios viandantes aseguran que sólo irán allí a comprar cuando haya más seguridad o lo que eufemísticamente implica la desaparición de la prostitución. Este es un problema que sólo se ataja con medidas policiales asegura uno de los representantes de la Asociación de Comerciantes de Montera. Además, y como en toda inauguración, los vecinos ya se han percatado de algunos problemas: seguirán pasando vehículos por Montera. En primer lugar, los de carga y descarga, y además, los que vayan al parking del Carmen. Por ello, Jesús Benito, propietario de una floristería, comenta que es una medida impuesta con prisas, porque al final habrá coches que sigan pasando Lo lógico- -prosigue- -hubiera sido remodelarla por completo Tiempo al tiempo, porque éste es solo el primer paso para que una calle céntrica, plagada de establecimientos, con varias bocas de Metro y llena de vitalidad se convierta, algún día, en una vía atractiva, dinámica comercialmente y, eso sí, con un público que la convierta en una de las grandes street de toda Europa.