Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 SÁBADO 11 2 2006 ABC Madrid LA COMUNIDAD, SENSIBLE ANTE EL SINIESTRO FERNANDO MERRY DEL VAL Consejero de Economía de Madrid Éste era el nada halagüeño panorama de la zona comercial del Windsor apenas diez días después del siniestro CHEMA BARROSO Una treintena de comerciantes afectados por el Windsor pedirá un millón de euros por pérdidas La recuperación de los negocios está siendo mejor de lo que se esperaba b La Comunidad de Madrid mate- e cumple justo un año del incendio de la Torre Windsor, ante cuyos efectos en el comercio, la Comunidad de Madrid fue sensible y, de forma inmediata, instrumentó a través de la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica diferentes medidas para paliar los efectos que ocasionó en los negocios de pequeños y medianos empresarios. El Gobierno regional suscribió un acuerdo de colaboración con la Asociación de Comerciantes, Empresarios, Profesionales y Autónomos afectados, gracias al cual se puso en marcha una línea de financiación preferente que ascendió a un millón de euros. Esta iniciativa permite a muchos empresarios adquirir créditos sin intereses para afrontar los gastos inminentes derivados de su actividad comercial. La Comunidad de Madrid asumió el tipo de interés, las comisiones de apertura del crédito, los costes de Avalmadrid y los notariales de las operaciones financieras, para que no tuviesen ninguna carga añadida. Los préstamos tienen un plazo preferente de amortización de hasta 5 años incluyendo un periodo de carencia de 6 meses. Además, continuaremos trabajando estrechamente con la Asociación de Comerciantes en el desarrollo de otras actuaciones de promoción y dinamización de la zona comercial. S rializó préstamos blandos de más de medio millón de euros durante el año pasado, lo que supuso mantener 63 puestos de trabajo CARLOS HIDALGO MADRID. El Windsor se quemó, pero más aún ardió si cabe, la amplia zona comercial que lo circundaba. Los efectos que el siniestro podía provocar en los negocios de Azca, tras la extinción del incendio, centraron la mayor parte de la preocupación en torno al caso. Si bien la previsión de pérdidas era muy importante, un año después, la recuperación ha sido mejor de lo que se esperaba según el presidente de la Asociación de Comerciantes Afectados por el Incendio de la Torre Windsor, Víctor Sandoval. Fuentes consultadas por este periódico indicaron que, en el frente civil abierto en los juzgados, una treintena de comerciantes calcula que pedirá un millón de euros de indemnización por las pérdidas ocasionadas. Si bien hay que esperar a que este mismo mes se realice una auditoría que determine la cantidad exacta que se pedirá por parte de estos negocios- -que se encuentran dentro de la mencionada plataforma asociativa- las fuentes consultadas por ABC adelantaron que el millón de euros es la cifra que podría rondar el montante que se solicitará. Esa cantidad se correspondería a las pérdidas de beneficios, pero no de ventas, precisaron las fuentes consultadas. De hecho, la disminución de la cifra de negocio durante este año en la zona cero se mueve entre los 3 y los 4 millones de euros. Puestos perdidos Lo que ya resulta más difícil de cuantificar es el número de puestos de trabajo que se han perdido a causa del enorme incendio. Ni Comunidad de Madrid ni Ayuntamiento ni Cámara de Comercio ni la propia Asociación de Comerciantes supieron dar una cifra exacta. Fuentes del sindicato UGT, miembro de la mesa interdepartamen- tal creada a estos efectos, indicaron que la cifra no ha sido muy importante De hecho, algunos datos apuntan a que se presentaron tres expedientes de regulación de empleo, de los que dos se suspendieron y el tercero quedó extinguido. Eso sí, los primeros cálculos, siempre más pesimistas, se decantaban por que quedarían en el aire entre el 2 y el 3 de los trabajadores- -en la zona existen alrededor de 350 empresas y comercios- Afortunadamente, no fue así. En lo referente a empresas que tuvieron que echar el cierre más o menos definitivo, hubo dos que se llevaron la peor parte: la cafetería Delinas- -ubicada en los mismos bajos del Windsor- -y el restaurante Pan y Pica, que actualmente está llevando a cabo reformas en el local para poder reabrir en un futuro- Ayudas públicas ¿A qué puede deberse este reflote, en cierto modo, inesperado? En primer lugar, evidentemente, al enorme esfuerzo de los propios empresarios afectados. Casi de manera inmediata, 140 de ellos se asociaron en la plataforma que preside Víctor Sandoval para reclamar de manera conjunta ayudas no sólo económicas, sino también acciones que hicieran de Azca un lugar más atractivo aún que antes del incendio. Fueron ellos quienes se reunieron con la Comunidad de Madrid, con el Ayuntamiento, con la Junta del Distrito de Tetuán... Y así fue cómo empezaron a llegar los préstamos y acciones de revitalización del barrio. La Consejería de Economía e Innovación Tecnológica, que dirige Fernando Merry del Val, mediante Avalmadrid, puso en marcha la concesión de créditos blandos hasta un montante global de un millón de euros, para aque- A falta de la auditoría definitiva, la zona cero dejó de facturar entre 3 y 4 millones de euros el año pasado